Ministro de Hacienda y Banco Central cierran filas en no abrir puerta a compra directa de deuda fiscal

Briones insiste en defender proyectos de apoyo a la clase media y califica retiro de fondos de AFP como populista

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Este lunes partió la discusión de los proyectos de ley para permitir al Central comprar bonos del Fisco en el mercado secundario. Se votará este martes en Comisión.




Con el pie en el acelerador, la Comisión de Hacienda del Senado apurará los proyectos de ley que otorgan una nueva facultad al Banco Central (BC) para que compre bonos del Fisco en el mercado secundario.

Así es como fijaron este martes en la mañana como plazo para votar en general y particular, con tal de que la Comisión de Constitución -que también solicitó analizarlo- lo viese durante la tarde, y que el miércoles estuviera disponible para ser votado en la sala. “Si hay voluntad política se podría estar votando el miércoles la reforma. Hay conciencia de todos nosotros que si vamos a hacer un cambio de este tipo, debe ser con sentido de oportunidad”, señaló el presidente de la Comisión, senador Jorge Pizarro (DC).

El lunes, esta instancia conoció el contenido de los proyectos con presentaciones del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, y del presidente del instituto emisor, Mario Marcel. Ambos hicieron referencia al objetivo de esta nueva herramienta, de su uso excepcional, y aplicación exclusiva en el mercado secundario descartando incorporar alguna norma para que el BC pudiera comprar directamente deuda del Fisco, ante las dudas planteadas por los senadores.

El secretario de Estado recordó que antiguamente este mecanismo fue utilizado para monetarizar la deuda pública provocando inflaciones altas. “Esta reforma restringe la compra de bonos estatales. Se busca cuidar con celo máximo la autonomía del Banco así como separar la política monetaria de la fiscal, algo que hemos aprendido a golpes en el pasado”.

Por ello, manifestó que la reforma y el cambio a la ley orgánica es para una situación extra, que debe ser adoptada con un alto quorum de 4 de los 5 consejeros, cuando esté en riesgo la estabilidad financiera.

“Una de las ideas matrices del proyecto es que es una facultad excepcionalísima para compras en el mercado secundario, nunca en el primario, porque eso significaría financiar directamente al Fisco, y sería una puerta extremadamente peligrosa siquiera sugerir abrirla. Descarto de plano (esa idea) y me parece un error grave plantearlo”, acotó Briones.

Asimismo, Marcel recalcó que ya en abril, cuando se abordó este tema, el BC señaló la inconveniencia de otorgar créditos al Fisco, considerando que el Estado de Chile tiene un amplio acceso al financiamiento interno y externo. “Han pasado dos meses en los cuales el gobierno ha seguido emitiendo deuda soberana, sin dificultades, a costo razonable. En estos momentos, en los cuales hay altos grados de incertidumbre, extender esta facultad al financiamiento del Fisco, se vería como un cambio bastante radical a la institucionalidad económica”, apuntó.

Similar negativa mostraron ambas autoridades a la posibilidad de que el BC compre bonos corporativos. Marcel explicó que los bonos soberanos tienen un impacto mucho mayor en el mercado de renta fija y cuentan con un riesgo estándar conocido, “en cambio en los corporativos hay un rango de spread muy amplio, que actualmente va de 20 a 1.200 puntos base. Exigiría una gestión de riesgo mucho mayor en el BC”.

Asimismo, Briones comentó que en los países en que los BC pueden adquirir bonos de empresas “exigen algún tipo de resguardo fiscal detrás, y ahí naturalmente ya se empieza a poner en riesgo la separación Fisco y autonomía del BC, esa es una razón más para dejarlo fuera”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.