OPEP y Rusia rechazan aumento de la producción de petróleo que pide Trump

petroleo opep

Por otra parte, el cartel aumentó su proyección de la oferta estadounidense de crudo para los próximos cinco años.




El líder de la OPEP, Arabia Saudí, y su mayor aliado productor fuera del grupo, Rusia, descartaron ayer un incremento inmediato adicional en la producción de crudo, rechazando así una medida solicitada por el presidente estadounidense, Donald Trump, para enfriar el mercado.

El ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih dijo que su país tiene capacidad adicional para aumentar la producción de petróleo, pero indicó que por el momento no era necesario hacerlo. "La información que tengo es que los mercados están adecuadamente abastecidos. No sé de ningún refinador en el mundo que esté buscando petróleo y no pueda obtenerlo", indicó.

Por su parte, el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, dijo que no era necesario un aumento inmediato de la producción, aunque creía que la guerra comercial entre China y EEUU, y las sanciones de Washington contra Irán, estaban creando nuevos desafíos para los mercados petroleros.

El precio del WTI subió 3% la semana pasada, acumulando un alza de 17% en lo que va del año, ante lo cual Trump volvió a pedirle al cartel petrolero que hiciese bajar los precios. Paradójicamente, son las sanciones impuestas por el propio gobierno de EEUU a Irán las que provocaron el reciente repunte en el valor del crudo, al disminuir las exportaciones de este miembro de la OPEP.

"Protegemos a los países de Medio Oriente, no estarán seguros mucho tiempo sin nosotros. ¡Sin embargo siguen empujando hacia precios del petróleo cada vez más altos! Lo recordaremos. ¡El monopolio OPEP debe hacer bajar los precios ahora!", señaló Trump a través de Twitter.

Pese a la negativa de los petroleros, la respuesta positiva a la solicitud del mandatario podría llegar de la producción de su propio país. Ayer la OPEP elevó la proyección de oferta de crudo de EEUU, admitiendo a su vez que la demanda del crudo que produce el grupo disminuirá.

"La declinante demanda de crudo de la OPEP es resultado de la fuerte oferta no-OPEP en el período 2017-2023, la más notable la de crudo de EEUU", dijo la Organización en su panorama mundial del petróleo a largo plazo.

"EEUU sigue siendo por mucho la más importante fuente de crecimiento de oferta en el mediano plazo, contribuyendo (...) con dos terceras partes de la nueva oferta, liderada por la creciente producción de petróleo no convencional", agregaron.

El encarecimiento de la gasolina para los consumidores estadounidenses podría crearle un dolor de cabeza a Donald Trump, que en noviembre enfrenta las elecciones donde los republicanos defenderán su actual supremacía en ambas cámaras.

Comenta