Piñera insta a la oposición a aprobar idea de legislar la reforma tributaria

El presidente de la Republica entrega la condecoración Presidente de la Republica

SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El mandatario señaló que la integración del sistema tributario "no es la piedra de tope" para avanzar en la discusión.




En el rol protagónico que asumió desde principios de semana en la reforma tributaria, el Presidente Sebastián Piñera volvió a emplazar a la oposición a votar favor de la iniciativa: "Sería muy negativo y poco apropiado que no se apruebe la idea de legislar".

Cabe señalar que la oposición está elaborando una lista acotada de medidas cuya acogida por la autoridad condiciona la votación en general. En esa línea, Piñera subrayó que ya existen puntos de acuerdo: "No vamos a bajar la recaudación tributaria y eso lo garantizamos.

Ellos tienen algunas observaciones en cuanto al impacto de la boleta electrónica, lo que les hemos dicho es ´perfecto, estamos dispuestos a compensarlos´. Y por eso hemos revisado con el ministro de Hacienda mucha de las exenciones, de los privilegios tributarios para eliminar algunos y garantizar que la recaudación tributaria no baje. En eso estamos de acuerdo".

Dentro del listado, mencionó también que "queremos fortalecer la capacidad de fiscalización y de control de la evasión, pero al mismo tiempo queremos dar certeza jurídica. Y hacer un gran alivio a la pequeña y mediana empresa para que pueda invertir".

Con respecto a si la integración es la piedra de tope para avanzar en la tramitación, Piñera dijo que "la integración del sistema es necesario, porque significa un sistema para todos".

Piñera también criticó la visión que ha expresado el presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín, quien ha insistido en la necesidad de bajar los impuestos a las empresas.

"El presidente de la Sofofa defiende los intereses de los empresarios, por tanto, por supuesto que a los grandes empresarios les gustaría que bajaran las tasas, pero yo defiendo los intereses de todos los chilenos y esa es una diferencia grande".

Ante estas declaraciones Larraín replicó que "reconociendo los intereses empresariales, éstos están alineados con el interés general, tal como lo ha comprendido el 100% de los países de la Ocde".

Comenta