Cristián Cerna

Cristián Cerna

Socio director de AltaDireccion Capital

Pulso

Titanes del mercado


En mis 30 años como analista financiero, he tenido el privilegio de estar en contacto con diversos empresarios y ejecutivos con quienes he compartido sus alegrías, penas, sueños y temores, a quienes he visto luchar con gran voluntad y sin miedo cada problema que se les presentara.

Hombres y mujeres de gran convicción, personalidades fuertes, muchas veces tercos, muy ocupados y que han sacrificado no solo su capital sino también, en algunos casos, hijos, amigos, sus matrimonios y en no pocos casos, a ellos mismos. De cada uno he aprendido un sin fin de claves de éxito, aquí les presento un resumen de la enseñanza que me dejaron estos Titanes del Mercado.

1- Control del carácter: evolucionar internamente, independiente de los escenarios negativos y los malos deseos de terceros cultivados en la envidia, hay que creer en uno mismo, tenerse confianza, hacer caso a la intuición, focalizarse y potenciar lo importante de uno, admitir los errores en las decisiones y corregirlos rápido, no te quedes pegado.

2- Ten un fin en mente: no es posible sacar una empresa adelante si uno no fija su vista en el trofeo. Debes crear en tu mente un objetivo visible, desearlo y más aún, soñarlo. Fija tu energía en ello, no te distraigas y desarrolla tu capacidad de actuar, hazlo realidad.

3- Priorizar: lo prioritario es aquello que aporta de manera potente a tus sueños, a tus objetivos, lo accesorio elimínalo o guárdalo en caso que sume en un futuro cercano.

4- Piensa en ganar: el éxito es un desafío mental, si vas a jugar, juega para ganar. Cuando emprendes no tienes margen de maniobra para fallar, es mucho lo que pones arriba de la mesa, por eso debes mentalizar tus objetivos y estrategias, pasarlos a un estado superior interno, debe ser parte de tu ADN.

5- Entiende todo y de todo: no puedes quedar ausente de comprender los aspectos de tu negocio, aunque sea lo más trivial, prepárate, estudia, pregunta mucho y rodéate de los mejores, aunque sea costoso hacerlo.

6- Delegar no siempre es bueno: saber qué pasa en tu empresa es clave, desde lo táctico a lo estratégico, debes saberlo todo y mejor aún, todos deben saber que lo sabes todo, como me decía un alto ejecutivo de la banca, debes ser un experto en desarmar bombas, pero ese experto eres tú.

Seguir leyendo