El Toro: Pluskapital lleva disputa con la CMF a la Corte de Apelaciones

La mayor parte de las denuncias de la CMF han sido por entrega de información falsa.

La mayor parte de las denuncias de la CMF han sido por entrega de información falsa.


Corredora busca revertir cancelación de inscripción

A la Corte de Apelaciones llevó Pluskapital Corredores de Bolsa la disputa con la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), luego de que esta última decidiera a fines de junio cancelar la inscripción de la empresa como corredora de bolsa, lo que fue ratificado el 13 de julio por el organismo dirigido por Joaquín Cortez, luego de que la intermediara apelara.

La decisión del regulador se basa en que tras una auditoría se dieron cuenta que al menos desde el mes de enero del año 2017, y hasta el 20 de marzo de 2018, esa entidad no había efectuado operaciones propias del objeto de un intermediario de valores y que, por lo tanto, "no había desempeñado la función de corredor de bolsa activo por más de un año". Ante la ratificación de la decisión de la CMF, la corredora ligada a la familia Mislej decidió interponer un recurso de reclamo de ilegalidad en el tribunal de alzada en contra de las decisiones del regulador.

Su fundamento se basa en que desarrollan labores de intermediación en operaciones de compraventa de divisas y de monedas de oro 100, por lo que se califican como "una pequeña corredora de bolsa, con 3 años de operación en el mercado, encontrándose afiliada a la Bolsa de Comercio de Valparaíso".

Agregaron que "el plan de negocios de la compañía suponía expandir paulatinamente sus actividades de intermediación en torno a valores accionarios (un mercado por cierto más competitivo en nuestro país que la intermediación de monedas de oro 100 dentro y fuera de Bolsa), aspecto que estaba en pleno proceso de desarrollo cuando la Comisión canceló su inscripción".

El pacto de accionistas de Hortifrut

El nuevo pacto de control de Hortifrut, firmado por la familia Moller, Grupo Vitalberry (Ignacio del Río y Eduardo Elberg) y la familia peruana Quevedo, considera que ninguno puede tener menos del 17,13%, por lo que las que estén por sobre ese porcentaje serán consideradas de libre disposición.

Establece también que estos tres grupos podrán adquirir más papeles de la empresa que estén en poder de terceros, siempre que a lo menos el 25% de los papeles de Hortifrut se encuentren en manos de accionistas minoritarios (no se incluyen las acciones de las familias, Swett, Novión, Urzúa y otros subaccionistas del pacto VitalBerry), y que la suma posterior a la compra del grupo controlador no supere los dos tercios de la propiedad. Hoy tienen alrededor 51%. Otro punto es que la opción de venta será de 30 días por una vez en el año.

Por su parte, el pacto podrá nombrará a cinco de los nueve directores de la empresa. Moller y Vitalberry nombran dos cada uno. Si el grupo puede elegir uno más, será nombrado por Quevedo. Acuerdan también no competencia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La startup hizo pública su intención de revivir al ave conocida como Dodo, que desapareció en el siglo XVI.