Científicos descubren un nuevo dinosaurio que antecedió al Tiranosaurio Rex en el trono de los grandes depredadores

Aspecto del Ulughbegsaurus uzbekistanensis. Crédito: JULIUS T. CSOTONY / EuropaPress

La especie, llamada Ulughbegsaurus uzbekistanensis, fue encontrada en el Desierto de Kyzylkum en Uzbekistán. Vivió hace unos 90 millones de años, pesaba más de 1.000 kg y tenía una longitud aproximada de 7,5 a 8,0 metros.




La paleontología, la historia, la literatura e incluso el cine lo han catalogado como el gran depredador. Se trata del Tiranosaurio Rex, el dinosaurio más temido de todos. Los tiranosáuridos, como el Tiranosaurio Rex, dominaron la parte superior de la red alimentaria al final del reinado de los dinosaurios. Pero no siempre ocuparon ese primer lugar.

Un reciente estudio publicado en Royal Society Open Science, dirigido por un equipo de investigación de la Universidad de Tsukuba (Japón), ha descrito un nuevo género y especies pertenecientes al género de los carcharodontosaurus, un grupo de dinosaurios carnívoros de tamaño mediano a grande que precedieron a los tiranosáuridos como depredadores ápice o alfa.

La nueva especie fue bautizada Ulughbegsaurus uzbekistanensis, y fue encontrado en la Formación Bissekty del Cretácico Superior Inferior del Desierto de Kyzylkum en Uzbekistán. Vivió hace unos 90 millones de años. Dos análisis evolutivos separados apoyan la clasificación del nuevo dinosaurio como el primer carcharodontosaurio definitivo descubierto en el Cretácico Superior de Asia Central.

Desierto de Kyzylkum en Uzbekistán, donde se encontraron los restos.

Describimos este nuevo género y especie basándonos en un único fósil aislado, “un maxilar izquierdo o mandíbula superior”, señaló Kohei Tanaka, el primer autor del estudio. “Entre los dinosaurios terópodos, el tamaño del maxilar se puede utilizar para estimar el tamaño del animal porque se correlaciona con la longitud del fémur, un indicador bien establecido del tamaño corporal”, añadió el investigador.

Otro de los autores principales, Yoshitsugu Kobayashi, académico del Museo de la Universidad de Hokkaido (Japón), explicó que el descubrimiento de Ulughbegsaurus uzbekistanensis llena un vacío importante en el registro fósil, “revelando que los carcharodontosaurios se extendieron por todo el continente desde Europa hasta el este de Asia”.

Por lo tanto, “pudimos estimar que el Ulughbegsaurus uzbekistanensis tenía una masa de más de 1.000 kilos, y tenía una longitud aproximada de 7,5 a 8,0 metros, mayor que la longitud de un elefante africano adulto”, señala Tanaka.

Kobayashi añade que como uno de los últimos carcharodontosaurios sobrevivientes en Laurasia, “la coexistencia de este gran depredador con un tiranosáuroide más pequeño revela importantes limitaciones en la transición del nicho de depredadores ápice en el Cretácico Superior “.

tiranosaurio rex
Recreación artísitica de un Tiranosaurio Rex. La nueva especie descrita, habría desaparecido de la Tierra, debido a la irrupción de los Tiranosaurio Rex como depredadores alfa.

Con respecto a su tamaño, excede en gran medida el de cualquier otro carnívoro conocido de la Formación Bissekty, incluido el tiranosáuroide Timurlengia, descrito en la misma formación, pero de menor dimensión. Según los científicos, probablemente encabezó la red trófica en su ecosistema del Cretácico Superior temprano.

El nombre designado a la especie corresponde a Ulugh Beg, matemático, astrónomo y sultán del siglo XV del Imperio Timurid de Asia Central y al país donde se descubrió el fósil, Uzbekistán.

Antes del Cretácico Superior, los carcharodontosaurios como el Ulughbegsaurus desaparecieron del paleocontinente, que incluía Asia Central. Se cree que esta desaparición se relacionó con el surgimiento de los tiranosáuridos como depredadores alfa, pero esta transición sigue siendo poco conocida debido a la escasez de fósiles relevantes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.