Científicos detectan el primer caso documentado de reinfección por Covid-19 en el mundo: ¿es grave?

Un hombre en Hong Kong. Foto: Reuters

Dado el corto período de evolución, existían dudas respecto a la posibilidad que una persona pudiera infectarse dos veces, pero investigadores certificaron el caso de un hombre que se contagió en marzo y cuatro meses después, salió positivo, pero a una cepa distinta a la primera.




El pasado 29 de junio, el senador José Manuel Ossandón fue hospitalizado por Covid-19, después de seis semanas de dar positivo a un primer test PCR, lo que se transformó en uno de los primeros casos conocidos del país de un posible recontagio de coronavirus.

Sin embargo, muchos médicos locales manifestaron sus dudas respecto al caso del senador, argumentando que en el mundo no existían casos confirmados de pacientes reinfectados, porque no sabe todavía el ciclo del virus.

Para saberlo, argumentaron, falta tiempo y estudios poblacionales en distintos lugares del mundo y con muchos participantes, pero por ahora, los estudios que se han realizado muestran que la inmunidad que se genera es leve, por lo que en teoría, sin vacuna, las personas que enfermaron una vez, podrían hacerlo de nuevo.

Pero ahora, por primera vez, esta sospecha fue confirmada, luego que un paciente fue diagnosticado con un segundo caso de Covid-19 más de cuatro meses después del primero. Se trata de un paciente de Hong Kong, “aparentemente joven y sano tuvo un segundo caso de infección por Covid-19 que fue diagnosticado 4,5 meses después del primer episodio”, dijeron investigadores de la Universidad de Hong Kong el lunes en un comunicado, organismo a cargo de documentar este primer caso.

Primer caso de reinfección muestra que la inmunidad es corta

El informe es preocupante porque demuestra que la inmunidad al coronavirus puede durar solo unos meses en algunas personas. Y tiene implicaciones para las vacunas que se están desarrollando contra el virus.

El hombre de 33 años solo tuvo síntomas leves la primera vez, y la segunda vez no presentó síntomas. Su reinfección se detectó después que regresara de un viaje a España, dijeron los investigadores. Al secuenciar el virus, los médicos detectaron que coincidía con la cepa que circulaba en Europa en julio y agosto.

Imagen microscópica del Sars-CoV-2. Foto: Reuters

“Nuestros resultados demuestran que su segunda infección es causada por un nuevo virus que adquirió recientemente en lugar de una diseminación viral prolongada”, dijo el Dr. Kelvin Kai-Wang To, microbiólogo clínico de la Universidad de Hong Kong, uno de los científicos que documentó esta reinfección.

Aunque se trataba de una sospecha, los científicos estimaban que el Sars-CoV-2 podía comportarse como la influenza, es decir, las personas podían infectarse todos los años y con una cepa nueva, razón por la que la gente debe vacunarse todos los años contra la influenza.

Médicos habían informado de varios casos de presunta reinfección en EE.UU. y en otros lugares, pero ninguno de esos casos ha sido confirmado con pruebas científicas.

Se sabe que las personas recuperadas producen fragmentos virales durante semanas, lo que puede hacer que las pruebas muestren un resultado positivo en ausencia de virus vivos.

Pero los investigadores de Hong Kong secuenciaron el virus de ambas infecciones, y así pudieron encontrar diferencias significativas en los dos ocasiones, lo que les permitió concluir con certeza.

Foto: AFP

Claudia Cortés, infectóloga de Clínica Santa María y vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Infectología (Sochinf), señala que “esta es la primera demostración fehaciente de una persona que enfermó, con síntomas clínicos, y luego de tres meses, se vuelve a pesquisar como positivo pero asintomático”, situación con la que se puede “intuir que tras la primera enfermedad, esa persona quedó con algún grado de respuesta inmune, porque en esta oportunidad, no tuvo síntomas clínicos. Es decir, el virus entró, pero no dio síntomas”.

La especialista explica que cunado una persona enferma, en algunos casos el sistema inmunológico desarrolla defensas que perdura en el tiempo, como las inmunoglobulina G y los linfocitos T que son parte del ejército que al parecer también se activa.

Cortés prefiere hablar de una nueva variante del virus Sars-CoV-2, no de una nueva cepa. “Todos los virus cometen algún grado de error en su replicación y generan pequeñas variantes”.

A juicio de Carlos Pérez, infectólogo Clínica Universidad de los Andes y decano Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián, dice que la secuenciación de genoma realizada a muestras obtenidas durante la primera enfermedad y ahora, cuando llegó desde España, sin síntomas pero contagiado, mostró cambios y se confirmó la reinfección. “Probablemente, los anticuerpos de la primera infección confieren algún grado de protección para evitar la enfermedad, ocurre la infección pero es de carácter más leve”.

Roberto Olivares, jefe de Infectología de Clínica Dávila, dice que el peligro o riesgo de reinfección no está muy claro. “De hecho este es el primer caso documentado”, dice.

Dice que se han reportado varios casos sospechosos en los meses previos, pero en ninguno de ellos se demostró que fuera una real reinfección, más bien se asumió como una reactivación de la misma infección inicial.

“A modo de especulación se puede plantear que aquellas personas que no monten una adecuada respuesta inmune contra el virus o que sea de corto aliento (dure unos pocos meses) queden susceptibles a reinfectarse”.

Respecto de si la segunda infección es más o menos severa que la primera, el doctor Olivares dice que no está claro. “El caso reportado al parecer no tiene un cuadro grave, habrá que esperar que se acumulen más casos como para sacar una conclusión al respecto. Ahora, si ya se expuso al virus previamente se podría aventurar que algo de respuesta o de memoria inmunológica debería tener y, por lo tanto, la severidad de la reinfeccion debería ser menor”

Recuerda que otros coronavirus, como los que producen el resfrío común, también pueden reinfectar a las personas.

Nicolás Muena, investigador Fundación Ciencia y Vida, dice que aún no se puede saber qué tan probable es que ocurra la reinfección, ya que solo se trata de un caso aislado. Este caso es relevante porque antes se había estimado la posibilidad de que esto ocurrieran en China y en Corea del Sur porque se sabía de pacientes que después de semanas e incluso unos poco.

“En Corea del Sur se hizo un estudio y estos pacientes que seguían dando positivo pese a no tener síntomas, se les tomó muestras nasofaríngeas , rescataron partículas del virus y se reinfectó en células en cultivo en el laboratorio pero en ningún caso se pudieron aislar partículas infecciosas, o sea, daban positivo pero lo que encontraron no era capaz de infectar una célula. No era reinfección.

Foto: AFP

“En este estudio, se secuenció el genoma el genoma del virus que causó la primera infección y la segunda. En ambos casos se trató de virus Sars-CoV-2 pero variantes distintas. Se detectaron 24 mutaciones puntuales distintas, o sea, son distintas infecciones.”

Este caso, explica, confirma que la reinfección puede ocurrir “pero no nos sirve para generalizar porque este puede ser un caso puntual de un paciente que no tuvo una respuesta inmune protectora de larga duración o quizás, que los anticuerpos que produjo no fueron neutralizantes ya que esta variaciones puntuales no deberían ser suficiente como para que los anticuerpos generados en la primera infección no fueran capaces de reconocer una segunda”, advierte Muena.

Añade que otros ejemplos de reinfección se ven en otros virus respiratorios. “Del resfrío de común como rinovirus y adenovirus que pueden producir varias reinfecciones y no es porque el sistema inmune no proteja en el largo plazo sino porque también existen varios serotipos. En el caso de los rinovirus, por ejemplo, son como cien y más de 50 tipos de adenovirus”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.