Con vientos de hasta 40 km/h regresa la lluvia a Santiago y la zona centro sur

De acuerdo la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), gran parte del parís volverán a recibir precipitaciones.




Este jueves, la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) dio a conocer el pronóstico estacional para junio, julio y agosto, una proyección climática para este invierno en el país. De acuerdo a este informe, las proyecciones, especialmente pluviométricas, son muy desalentadoras.

El año 2022 se presenta con una importante disminución en el déficit de precipitaciones, alcanzando un 56% y la amenaza que 2022, a menos para Santiago y gran parte de la zona central, ingrese al grupo de los 10 años más secos de la historia desde que hay registros fiables en el país. La lista la lidera el año 1988, cuando apenas se registraron 11,2 mm de lluvias caídas. En lo que va de este año, la capital registra apenas 39,1 mm.

Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago, señala que se espera un invierno con precipitaciones bajo rangos considerados normales, los pronósticos relativos al invierno no han cambiado. “Las precipitaciones en la zona central dependen de la temperatura superficial del Pacífico tropical. Desafortunadamente el enfriamiento de éste y el fenómeno de La Niña persisten”.

Sin embargo, este sombrío pronóstico podría tener una leve mejoría. De acuerdo al último reporte meteorológico de la DMC, Santiago y la zona central recibirán lluvias este miércoles y jueves. Según el organismo, las lluvias en Santiago y la zona central comenzarán el miércoles en la madrugada, cuando se esperan cielos nublados variando a cubierto y chubascos. Ya para la mañana del miércoles, se esperan un cielo cubierto y chubascos y para la tarde, además de chubascos débiles, se preveen vientos que oscilarán ente entre 25 y 40 km/h, misma condición para la noche.

Ya para el jueves, se espera que cesen los vientos, pero no así las lluvias. La DMC anuncia cielo cubierto y chubascos para la madrugada y la mañana y chubascos aislados en la tarde, cesando las lluvias para la noche.

Las lluvias que se pronostican, según un reporte del portal Meteored, se debe a la llegada de un sistema frontal, con una baja presión que actuará frente a las costas de Biobío y Los Ríos durante los próximos días. Esta baja presión debiera intensificarse con la llegada del invierno, moverse un poco más hacia el norte y dejar precipitaciones, de variada intensidad, en toda la zona central de Chile.

Según el reporte del portal climático, durante la noche del martes el sistema se moverá hacia el norte, tocando la zona central de Chile, parte del norte chico y afectando también con más precipitaciones en las regiones del sur del país. En la madrugada del miércoles son esperadas precipitaciones entre las regiones de Coquimbo y La Araucanía. Incluso, podrían presentarse algunos chubascos en la costa sur de la Región de Atacama.

El sistema debe dejar lluvias más abundantes en la zona costera que en el interior, además de aportar nevadas a la cordillera del centro y norte chico de nuestro país. Durante el miércoles se deben registrar chubascos intensos en algunos periodos del día en las regiones de Coquimbo, Valparaíso y O’Higgins. Hacia la noche de esa jornada se espera que las precipitaciones ganen más fuerza en la Región del Maule.

Las proyecciones del modelo del ECMWF -indican-Meteored- indican que las precipitaciones más intensas sobre la Región Metropolitana se deben registrar durante la madrugada del próximo jueves. Por el momento, los montos previstos para la zona céntrica de la capital serán del orden de los 12 a 20 mm, acumulados entre el miércoles y jueves de esta primera semana del invierno.

Un 2022 seco

A pesar de que lo que va en 2022 presenta cifras evidentemente mejores que las de años anteriores en Santiago, como por ejemplo que 2020, cuando se registró un déficit de 91% (35% más que la presente temporada) y que 2019, cuando marcó 89% y 2006, que alcanzó 87% al 30 de mayo en la Estación Quinta Normal, el informe de la DMC insiste que la proyección para el resto del año es modesta en lluvias.

Según Cordero, “la temperatura superficial del Pacífico fue en promedio durante el mes de mayo la más baja registrada desde mayo de 1950. Estas temperaturas no favorecen las precipitaciones en la zona central del país. De acuerdo a la más reciente actualización del pronóstico emitido por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), se espera que La Niña esté presente durante prácticamente todo el invierno austral”.

La gráfica de la DMC evidencia lo ocurrido en 2022 y durante los últimos años. Fuente: DMC

El informe de la DMC añade que nuevamente tendremos un invierno con lluvias bajo lo normal, desde La Serena a Puerto Montt, con mañanas más frías y tardes más cálidas. Al igual que los últimos pronósticos estacionales, sigue dominando una condición “bajo lo normal” en gran parte del país. Las proyecciones muestran una alta probabilidad de que el trimestre finalice con acumulados inferiores al rango normal, indica el documento.

El climatólogo establece que hasta el 15 de junio, “las precipitaciones registradas hasta la fecha en Santiago ubican al año 2022 como uno de los 15 más secos registrados. Junio es el mes más lluvioso del año en la zona central, así que durante las próximas dos semanas nos jugaremos la suerte de invierno”.

“Desafortunadamente la influencia de La Niña no augura un invierno lluvioso, pero aún es muy pronto para sacar conclusiones definitivas”, agrega Cordero.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.