COP27: Emisiones globales de CO2 aumentan y en 9 años se superaría el objetivo de 1,5ºC

Foto: Nathan Denette/The Canadian Press vía AP

Un nuevo informe presentado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático dejó al descubierto la brecha entre las promesas que se han hecho para reducir las emisiones en los próximos años y las actuales acciones.


Las emisiones globales de CO2 alcanzaron un nuevo récord mundial en 2022, un año que terminará con unas emisiones de hasta 40.600 millones de toneladas de CO2 y no hay síntomas de que se vaya a producir el necesario y urgente descenso para lograr limitar el calentamiento global en 1,5 grados centígrados a final de siglo, según el último informe de Global Carbon Project.

Se espera que los países emitan un total de 41 mil millones de toneladas de CO2 en 2022, según el informe de más de 100 científicos, con 37 mil millones de toneladas por la quema de combustibles fósiles y 4 mil millones de toneladas por usos de la tierra como la deforestación.

El documento científico concluye que de mantenerse estos niveles de forma persistentes habría un 50% de posibilidades de que el calentamiento global supere en los próximos años el objetivo de 1,5 grados celsius.

Las emisiones globales de dióxido de carbono por la quema de combustibles fósiles están en camino de aumentar alrededor de un 1% este año, dijeron científicos el viernes, advirtiendo que esto dificultaría que el mundo evite niveles desastrosos de cambio climático.

Así, el nuevo informe proyecta que las emisiones procedentes del carbón y el petróleo están aún por encima de los niveles de 2021 mientras que el petróleo es el mayor contribuyente al incremento total de las emisiones.

Mayores culpables

El aumento de este año fue impulsado por un mayor uso de petróleo en el transporte, particularmente en la aviación, a medida que las economías continuaron reabriendo los cierres durante la pandemia de Covid-19.

FOTO KARIN POZO /AGENCIAUNO

Las emisiones de la quema de carbón aumentaron, ya que los países recurrieron al combustible fósil más contaminante después de que Rusia restringiera el suministro de gas natural a Europa después de su invasión de Ucrania en febrero, lo que disparó los precios mundiales del gas.

Sin embargo, el informe, presentado en el marco de la celebración de la XXVII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP27) que se celebra en Egipto, dejó al descubierto la brecha entre las promesas que los gobiernos, las empresas y los inversores han hecho para reducir las emisiones que calientan el planeta en los próximos años, y sus acciones actuales, que hacen que las emisiones sigan aumentando.

La producción de CO2 de China, el mayor contaminador del mundo, cayó un 0,9 % debido a la persistencia de las medidas de confinamiento por Covid-19. Las emisiones europeas también disminuyeron ligeramente.

Las emisiones aumentaron un 1,5 % en los Estados Unidos y un 6 % en la India, el segundo y cuarto emisor del mundo, respectivamente, y se registró un incremento global en el resto del planeta de 1,7%.

“Es complicado”, dijo el autor principal del informe, Pierre Friedlingstein, científico climático de la Universidad de Exeter. “Todavía no podemos decir con certeza que las emisiones de China estén disminuyendo a largo plazo... el regreso al uso del carbón en Europa, esperemos que sea temporal”

Mantener el objetivo de 1,5°C

Así, Global Carbon Project estima que para lograr el objetivo de la neutralidad climática de las emisiones de CO2 en 2050 se requerirá reducir al menos 1,4 gitatoneladas de CO2 cada año, lo que es comparable con la caída que se observó en 2020 a consecuencia de los cierres de actividad registrados a nivel global por la pandemia.

El panel de ciencia climática de la ONU ha dicho que los gases de efecto invernadero globales deben disminuir un 43% para 2030 para limitar el calentamiento global a 1.5C y evitar sus impactos más severos.

La pandemia provocó una caída récord en las emisiones globales de CO2 en 2020, pero las emisiones ahora están ligeramente por encima de los niveles anteriores a los confinamientos.

De momento, el suelo y el océano, que absorben y almacenan carbono siguen aún reteniendo alrededor de la mitad de las emisiones de CO2 y son sumideros de carbono que todavía siguen incrementando su respuesta al CO2 atmosférico, aunque el cambio climático ha reducido su ritmo de crecimiento de la absorción en torno a un 4% en el caso del océano y de un 17% en la tierra durante el decenio de 2012 a 2021.

El sol se pone detrás del logotipo de la COP27 fuera de la sede de la Cumbre Climática de la ONU COP27, en Sharm el-Sheikh, Egipto. Foto: AP

Así, el presupuesto de carbono de este año muestra que a largo plazo la tasa de crecimiento de emisiones ha disminuido, frente a la media de mayor incremento de un 3% durante el año 2000, mientras que el aumento en los últimos diez años ha sido del +0,5% al año.

El equipo de investigadores autores del informe advierten de que el nivel de reducción está “lejos del decrecimiento de emisiones que es necesario”.

Quedan 9 años

Friedlingstein, ha lamentado durante la presentación que este año se ha notificado otro incremento de las emisiones globales de CO2 cuando lo que se necesita es su reducción. “Hay algunas señales positivas, pero los líderes reunidos en la COP27 deberán adoptar una acción significativa si queremos tener la oportunidad de limitar la temperatura global del planeta en torno a 1,5ºC” señaló.

La profesora de investigación de la Royal Society en la Escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad de East Anglia, Corinne Le Quére, ha manifestado que las conclusiones del informe revelan que las turbulencias en el patrón de emisiones de este año son resultantes de las crisis globales por la pandemia y la economía.

“Estamos en un punto de inflexión y ahora no debemos permitir que los eventos mundiales distraigan de la necesidad urgente y sostenida que recortar las emisiones y estabilizar el clima global para reducir los efectos en cascada”, añadió.

El trabajo presentado apunta que las proyecciones de concentraciones atmosféricas de CO2 alcanzarán en 2022 las 417,2 partes por millón, es decir un 50% más sobre los niveles preindustriales. La proyección de 40.600 gitatoneladas totales de emisiones en 2022 es cercano a las 40.900 gitatoneladas, que es el nivel más alto nunca antes registrado.

Tras la publicación del informe, la catedrática de Urbanismo Climático en la Universidad de Sheffield y experta del IPCC Vanesa Castán califica de “desesperanzadores” los resultados del Global Carbon Budget. Así, destaca que el informe explica que las emisiones de carbono se mantienen al alza, y que, de seguir así, conducirán a un incremento en la temperatura media global hasta sobrepasar el límite de 1,5 ºC en solo 9 años.

Foto: Alain Pitton/NurPhoto

“Este límite es significativo porque indica que el cambio climático va a alcanzar, en una sola década, una etapa muy destructiva”, avisa la investigadora que refleja que según explicó el IPCC en el informe del Grupo De Trabajo II del AR6, publicado en febrero del 2022, cada incremento de temperatura, por pequeño que sea, reduce la capacidad de adaptación al cambio climático.

No obstante, celebra que el informe no demuestra una falta de acción “total” con respecto al cambio climático ya que, de hecho, hay un interés generalizado en responder al cambio climático y añade que hay evidencia de la respuesta de sectores públicos y privados, y desde ONGs, organizaciones comunitarias, e individuos.

Estos esfuerzos, sin embargo, no son suficientes. “En mi opinión, estos esfuerzos voluntarios deben ser acompañados de acuerdos que regulen el uso de combustibles fósiles, especialmente a nivel global”, concluye.

.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.