Dita Formánková, ingeniera de software checa: “Ya no es una opción aprender habilidades digitales, es una habilidad de supervivencia”

En su presentación, la experta señaló que "muchas mujeres no disfrutan de la tecnología tanto como yo, me di cuenta de mi privilegio, y vi que solo hay un 10% de mujeres en la tecnología en la República Checa”. Así nació Czechitas, un esfuerzo local por superar ese porcentaje y mostrar los cambios que se pueden hacer para cerrar las brechas de género que existe en este campo laboral y de estudio.




Las brechas de género en el mundo de la tecnología ha sido y será una de las grandes temáticas de Congreso Futuro 2022, que a través de sus diferentes expositores ha buscado mostrar diferentes soluciones y acciones que se realizan en el mundo para lograr cambios significativos en la sociedad, y este jueves no fue la excepción.

En el penúltimo día de CF, Dita Formánková, una de las invitadas al bloque “Cambiar el Modelo” con su charla titulada “Reset” (resetear), expuso sobre su experiencia en el mundo de las tecnologías de la información y cómo con su fundación ha logrado que más niñas y mujeres se interesen por el campo de STEM, se perfeccionen y se logren mantener en él hasta encontrar un trabajo.

La ingeniera de software checa, titulada en ciencias de la comunicación, comenzó su camino como emprendedora de su propia organización luego de comenzar su vida laboral como analista y programadora, y notar las brechas de género que existían en ese campo. “Me di cuenta que no muchas mujeres disfrutarían de la tecnología tanto como yo, me di cuenta de mi privilegio, y vi que solo hay un 10% de mujeres en la tecnología en la República Checa”.

Así nació Czechitas, una organización sin fines de lucro fundada en 2014 y basada en Girls Who Code que brinda educación técnica y posibilidades de trabajo en red para mujeres y jóvenes en tecnologías de la información.

Una misión enfocada no solamente en atraer a las mujeres, sino en entregar herramientas que les permita crecer hacia el liderazgo, empoderar a las mujeres y jóvenes con habilidades digitales y también alentarlas a seguir su futura carrera y educación en computación y STEM. Trabajo que también la llevó a ser incluida en la selección de jóvenes talentos checas por la revista Forbes 30 under 30.

Pero más relevante de su charla, fue el mensaje relacionado a que “hoy la tecnología ya no es una opción, la tecnología esta cambiando el mundo que nos rodea” dijo, por lo que entregar herramientas a las mujeres e ir cerrando la brecha que existe ya no puede ser una opción alejada y se tiene que comenzar ahora.

Crédito: Zoom

Alfabetización tecnológica

Uno de los temas que más se plantea en la actualidad es cuánto trabajo se perderá por robótica y por la tecnología, pero la ingeniera, enfatizó en que eso no se puede predecir del todo, pero lo que sí está claro es cuánto está cambiando la naturaleza del trabajo, y qué tipo de habilidades se exigen para realizar el trabajo que hacemos hoy.

Por eso el énfasis en advertir que la alfabetización tecnológica es una de las habilidades más criticas del futuro, “y tal vez sin siquiera darnos cuenta la tecnología cambio todo frente a nuestros ojos”, desde cómo trabajamos, cómo comunicamos, cómo compramos, gestionamos nuestro tiempo, recibimos las noticias del mundo y mantenemos los contactos.

Y desde el ejemplo de cómo ha cambiado la rutina de trabajo en la vida, donde ya no es una experiencia lineal en la cual se aprende, se trabaja y se jubila; sino que ahora se necesita aprender, descansar y trabajar al mismo tiempo, es que explicó que se necesita cambiar el paradigma en todo lo que se hace hoy.

“Lo que digo con esto es que todos, incluidas las mujeres, necesitan aprender por lo menos habilidades digitales y esto ya no es una opción es más bien una habilidad de supervivencia”.

¿El problema? Es que para el mundo ni siquiera parecen interesadas e involucradas, pero la invitada planteó que no es del todo cierto cuando se miran los datos. Según lo expuesto por la fundadora de existe el mismo interés de niños y niñas que quieren estudiar algo relacionado a las tecnologías, pero ese interés se pierde con los años y ahí donde hay que atacar.

Cambiar lo establecido

La invitada también planteó qué pueden hacer tanto las instituciones públicas y las personas para apoyar el crecimiento de las jóvenes y mujeres en el campo de la tecnología, basándose en los datos recopilados en 2018 por la UNESCO.

Estas son sus recomendaciones:

-Los medios de comunicación deben dejar de mostrar y recalcar estereotipos entre niños y mujeres en las tecnologías.

-Los profesores y padres deben ser parte de la motivación que sus hijos y alumnos tienen, mostrando que existen posibilidades y apoyándolos como si fuese cualquier otra actividad.

-Las iniciativas que se construyan en cuanto a tecnología deben considerar la edad de las mujeres y la motivación que varía en la vida.

-Las compañías deben entender lo importante de crear buenas comunidades y ambientes seguros para que no existan brechas de género

-Que exista una educación enfocada en lo importante que es la tecnología para la vida y en especial para las mujeres y niñas.

-Entender la importancia de las redes de apoyo a lo largo del crecimiento y desarrollo en este campo.

-Por último, no detenerse en las discusiones de los cambios en la educación , sino ir mucho más allá y ver de qué formas se puede ir aportando en las diferentes etapas de la vida de una mujer.

“Podemos cerrar la brecha porque ahora vivimos en un momento en el que estamos aprendiendo a trabajar desde casa, estamos aprendiendo a tener responsabilidad social y ética, y todo esto crea oportunidades para que las mujeres tengan éxito” reiteró.

Revive esta y otras charlas del cuarto día de Congreso Futuro en su web www.congresofuturo.cl, y en su canal de YouTube.

congreso-futuro

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.