Fact Checking: ¿Diputado apoya la reapertura de gimnasios? ¿Suspenden función en un teatro por falta de distanciamiento físico?

El exatleta nacional y actual diputado, Sebastián Keitel, planteó la posibilidad de abrir los gimnasios, tras 200 días cerrados. En medio de una obra en Madrid, los asistentes comenzaron a manifestar su descontento. Revisa la veracidad de esta información.




Diputado Sebastián Keitel apoya la reapertura de gimnasios tras 200 días cerrados

En medio de la pandemia, solo se puede realizar actividad física al aire libre, tanto en la calle como en plazas o parques, pero no en recintos cerrados.

Es por eso que el exatleta Sebastián Keitel, alguna vez bautizado como el hombre blanco más veloz del mundo, y que desde marzo de 2018 ejerce como diputado por el distrito N° 9, manifestó públicamente su intención de que los gimnasios vuelvan a estar operativos. Argumentó que luego de más de 200 días cerrados, la situación afecta la salud mental y física de las personas que habitualmente asistían a estos recintos.

Además, dijo que debido a que profesores y entrenadores llevan más de seis meses sin poder trabajar en plenitud, más de 60.000 familias se han visto afectadas económicamente.

La postura de Keitel fue difundida por gimnasios y recintos deportivos. Se estima que éstos alcanzan los dos mil a nivel nacional.

A la fecha, el Gobierno tiene contemplado abrir los gimnasios solo en la etapa 5 del Plan Paso a Paso. El objetivo de Keitel es anticiparlo a la fase 3, con una capacidad de 25% para cada recinto, posteriormente en fase 4 con un 50% y ya en fase 5 con el 100% de los socios o alumnos del gimnasio.

Suspenden función en un teatro por falta de distanciamiento físico

En Europa, a pesar del miedo que existe por un posible rebrote del coronavirus, hace ya unos meses que todo parece volver poco a poco a la normalidad.

Dentro de este escenario, han comenzado a abrir distintos lugares, como restaurantes, cines y teatros. Justamente, uno de estos últimos, el Teatro Real de Madrid, ubicado en la capital española, se encontraba en medio de la función ‘Un baile de máscaras’, cuando todo se complicó repentinamente.

Una parte del público, ubicados en la zona alta del teatro, se comenzó a quejar por la falta de distancia social y de medidas de seguridad sanitaria. En videos difundidos en redes sociales se puede apreciar el descontento, y también, que en la zona más cercana al escenario, sí existía distanciamiento entre una silla y otra. “Las butacas estaban llenas como antes del Covid-19”, señaló enojado uno de los asistentes.

Si bien las protestas comenzaron antes de que comience la función, de todas formas empezó según lo estipulado. En primera instancia, los encargados del teatro reubicaron a algunas personas, para intentar que disminuyan las protestas, y así poder continuar con el espectáculo. Sin embargo, la distancia seguía sin respetarse en algunas zonas y las protestas no pararon.

Cuando el desarrollo de la obra llevaba 15 minutos, la ópera se vio interrumpida definitivamente y los encargados del teatro, pidieron por altoparlante que quien quisiera retirarse de la función, abandonara el edificio y le devolverían el valor de la entrada.

Incluso, durante algunos minutos los mismos asistentes comenzaron a cruzar palabras, ya que muchos querían continuar con la obra. Sin embargo, el Teatro Real finalmente canceló el espectáculo.

Ignacio García-Belenguer, director general del recinto, salió a defender la postura del teatro, señalando que la función cumplía con las normas establecidas. “El coro contaba con una distancia de 1,5 metros. Además, el aforo máximo es del 65% (en torno a 1.200 butacas), pese a que la ley permite un 75%. La finalidad de todas estas medidas es que la gente se sienta cómoda”.

Misma postura que ofreció, a través de un comunicado, el teatro, confirmando las palabras del director. El documento asegura que durante la función sí se cumplían todas las normas vigentes. “Había 905 localidades ocupadas (51,5% del aforo total de la sala)”, detalla.

Añade que a pesar de los intentos por reubicar a las personas y que continuara el espectáculo, un grupo minoritario continuó con la manifestación con intención de “boicotear la representación”.

Sin embargo finalizó diciendo, que la dirección del Teatro Real abrirá una investigación para “averiguar esta lamentable incidencia y tomará las medidas necesarias para que las sucesivas funciones se desarrollen con normalidad”.

Revisa todos nuestros fact cheking en este link.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.