Genes: estudio revela por qué algunas personas son más susceptibles al coronavirus.

Foto : Andres Perez

Estudio reveló que la gravedad de la enfermedad depende en un 50% de factores hereditarios, identificando las bases genéticas que potencian el riesgo. Grupo sanguíneo O, el más común en Chile, sería el grupo protector.




Un nuevo estudio, responsabilidad de la Universidad de Siena, institución fundada en 1240, reveló por qué algunas personas son más susceptibles que otras a tener fallas respiratorias y coronavirus. La investigación identificó las bases genéticas que potencian el riesgo.

Utilizando inteligencia artificial en 130 pacientes, llegaron a la conclusión que la gravedad de la enfermedad depende en un 50% de factores hereditarios.

“Hemos utilizado un enfoque completamente nuevo que evalúa al paciente de modo individual, con lo que será más fácil encontrar terapias personalizadas contra el Covid-19. Es la genética del huésped la que marca la diferencia”, explicó Alessandra Renieri, académica de la Universidad de Siena y directora de la unidad de genética médica del hospital Universidad Senese.

Italia fue uno de los países más afectados por el coronavirus. En la imagen, la policía italiana patrulla el Canal Grande, en Venecia.

¿Cómo lo lograron? El equipo de científicos analizó el Covid-19 en los diversos órganos a los que afecta, evaluando si era grave o leve. Luego examinó el ADN de cada individuo, utilizando un sistema binario, en el que el gen vale 0 si está intacto y 1 si está alterado. Esta información fue procesada y permitió encontrar que en promedio cada paciente tiene tres genes mutados que parecen influir en la susceptibilidad al coronavirus de órganos o sistemas individuales.

Chile favorecido: Grupo sanguíneo 0 es predominante

El Dr. Eduardo Castro, investigador del centro de bioinformática y biología integrativa de la Universidad Andrés Bello, señala que el factor genético es relevante en esta enfermedad infecciosa, así como en cualquier otra. “En este caso, encontraron un conjunto de variantes genéticas que están significativamente asociadas al desarrollo de fallas respiratorias”.

“Las personas que tienen ciertas variantes genéticas podrían tener hasta un 50% más de riesgo en desarrollar fallas respiratorias. Además, la gente que tiene el grupo sanguíneo A, en general tienen más riesgos a desarrollar estas fallas respiratorias, sin embargo, personas con grupo sanguíneo O, tienen un efecto protector, con un 35% menos de riesgo de contraer estas enfermedades”, explica Castro.

Esto último favorece a Chile según el investigador de la UNAB, ya que “es uno de los países del mundo con la mayor cantidad de población con grupo sanguíneo O, que es el grupo protector. Se cree que cerca de un 80% a un 87% lo tiene. En ese sentido, sería una buena noticia”.

La gente que tiene el grupo sanguíneo A, en general tienen más riesgos a desarrollar estas fallas respiratorias, sin embargo, personas con grupo sanguíneo O, tienen un efecto protector, señala Eduardo Castro, académico de la Unab. Foto: Camilo Alfaro / Agencia Uno

Ranieri añade que comprender el perfil genético de los pacientes puede permitir la reutilización de medicamentos existentes para enfoques terapéuticos específicos contra el coronavirus, así como acelerar el desarrollo de nuevos medicamentos antivirales. “Ser capaz de identificar pacientes susceptibles a la neumonía grave y su capacidad de respuesta a medicamentos específicos permitirá intervenciones rápidas de tratamiento de salud pública”, señala la investigadora.

Ahora, el equipo de la genetista italiana está trabajando en el análisis de otras 2.000 muestras procedentes de 35 hospitales italianos que forman parte del proyecto GEN-COVID.

Biobanco Covid-19

A partir de ahora, la investigación tendrá como objetivo desarrollar un Biobanco Covid-19, el que será accesible para investigadores, académicos y científicos de la industria farmacéutica. En este sentido, la investigadora explica que ya están trabajando con especialistas del Laboratorio de Inteligencia Artificial de Siena y ahora tienen la intención de compararlo con los estudios clásicos de asociación de todo el genoma, en el contexto de la Host Covid-19 Host Genetics Initiative.

Esta iniciativa, reúne a la comunidad genética para compartir datos y así conocer las determinantes genéticas acerca de susceptibilidad, gravedad y resultados propios del Covid-19.

Joris Veltman, director del Instituto de Biociencias de la Universidad británica de Newcastle, reconoce el potencial del trabajo realizado sobre genética en torno al coronavirus. “Es impresionante la velocidad de la investigación que se lleva a cabo sobre el nuevo coronavirus en tan pocos meses”.

A la investigación hecha por la universidad italiana se suman otras entidades, que también han abarcado la genética como una arista de la enfermedad. Es el caso de Ancestry Inc. que están analizando el genoma para ayudar a dar sentido al virus. Estudiar la genética de las personas más susceptibles al SARS-CoV-2 podría ayudar a identificar y proteger a las personas más expuestas, así como a acelerar el tratamiento y el desarrollo de fármacos, señala la firma.

Al igual que 23andMe, centro de genómica personal y biotecnología establecido en Estados Unidos, quienes analizan la composición del virus, asociándolo a la genética humana. “También ha habido algunos informes de vínculos entre el Covid-19, la coagulación de la sangre y las enfermedades cardiovasculares”, asegura Adam Auton, investigador principal de 23andMe.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.