Infectólogo analiza la cuarentena total: “Si seguimos como hasta ahora, vamos a colapsar el sistema de salud y tendremos resultados catastróficos”

Un especialista asegura que además, es urgente decretar la medida también en San Antonio, Viña y Valparaíso. Insiste en que la población no ha colaborado lo suficiente, y que a este ritmo el sistema de salud no podrá abarcar todos los casos que se vienen en los próximos días.




A 71 días del primer confirmado de coronavirus en Chile y debido al aumento del 60% de los casos en las últimas 24 horas, finalmente hoy las autoridades decretaron cuarentena total obligatoria en Santiago, medida que comenzará a regir desde este viernes a las 22 horas y afectará a unos 7 millones de habitantes.

Hasta ahora en el país se había optado por una estrategia de cuarentenas dinámicas, en lugar de cerrar ciudades por completo. Sin embargo, el aumento de los contagios sobre todo en Santiago en los últimos 10 días, donde se concentra el 80% de los infectados a nivel nacional, llevó a las autoridades a decretar por primera vez el cierre completo de la capital, incluyendo además a los mayores de 75 años en todo el territorio.

Las cifras habían comenzado a incrementarse a inicios de mayo, luego que las autoridades comenzaran a plantear una estrategia de “nueva normalidad” y un “retorno seguro” tanto a clases como lugares de trabajo, tras haber alcanzado una meseta de contagios diarios que oscilaba entre 400 y 500 casos. Asimismo, se anunció una media considerada alta para un país de casi 18 millones de habitantes, con la realización de unos 12 mil exámenes PCR al día.

Pero sólo hoy se reportaron 2.660 nuevos casos de coronavirus y 11 fallecidos más. La cifra de confirmados diarios en Chile es incluso mayor que en Estados Unidos, considerando casos por millón de habitantes.

Días difíciles

Pero el caso de Santiago podría no ser el único. Para el Dr. Rodrigo Cruz, Médico infectólogo y Director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, existe un alto riesgo que debido al brote detectado en la región de Valparaíso, ciudades como San Antonio, Viña y el mismo Valparaíso se transformen en nuevos grandes focos de contagio en los próximos días.

“En principio no soy muy partidario de las cuarentenas totales porque traen complicaciones a la gente mas humilde, y aumentan tanto la violencia como los robos. Sin embargo, dado el hecho que en estos momentos tenemos gran parte de Santiago en cuarentena y los números también han crecido en la región de Valparaíso, la autoridad debería instaurar una cuarentena por unas dos semanas”, señala.

El infectólogo agrega que tanto en la región de Valparaíso, cuarentena total en la comuna de San Antonio y cordones sanitarios en los accesos a Viña y Valparaíso, “incluso los haría extensivos a las ciudades vecinas. Lo mismo sería adecuado para los grandes centros urbanos del norte y sur del país que presentan comportamientos similares en el aumento de casos positivos".

“Además hay que considerar que la gente ha colaborado poco y ese es el principal factor. Las pandemias se trabajan en conjunto con la población y acá poco se ha hecho por ello. En el centro de Viña parece un día normal con gente y autos, lo mismo en las ferias de Valparaiso”.

Para el experto, incluso es posible que la llegada de santiaguinos por los fines de semana largos de Semana Santa y 1º de mayo hayan influido, aunque insiste en que la población en general tiene malas costumbres: “La gente cree que por ir con mascarilla de tela se va a salvar de las infecciones, se llevan las manos a la boca, ojos, nariz, no han guardado el distanciamiento ni aislamiento social, no han tomado las precauciones necesarias y eso nos está pasando la cuenta. Estamos teniendo días muy difíciles”, asegura.

Medidas extremas

“Hoy a nivel nacional tenemos casi 3 mil casos: si seguimos así tendremos 30 mil casos en 15 días y eso seria catastrófico, probablemente el sistema no tenga la capacidad de soporte para resolverlo”, sostiene el infectólogo.

“Aún tenemos el mínimo de tiempo para corregirlo, considerando la escasa colaboración de la gente, debería ampliarse la cobertura de las cuarentenas, quizá por un tiempo limitado y en algunas zonas".

“Las autoridades entienden que la gente entenderá el mensaje, va a colaborar y todos partimos de esa base, pero ha sido difícil que la gente no vaya a su segunda vivienda, a pasear a la playa, y que habitantes de la propia región guarden la distancia y no haga una vida normal”, agrega.

Además, Cruz critica los escasos avances en materia de higiene: “Como país hablamos de la limpieza de manos pero no lo llevamos a la práctica, no existe esa posibilidad en las entradas de las ferias o principales avenidas, no le facilitamos el lavado de manos a las personas; todo esto no se está llevando a cabo de la forma correcta”.

“Esta cuarentena debería ser en un tiempo limitado para tratar de contener estas dos semanas que vienen, con un aumento en el número de casos”.

“Si seguimos creciendo de forma exponencial como el número de casos totales hasta ahora, como sistema de salud nos va a hacer colapsar pronto y eso puede tener resultados catastróficos como país”, sentencia.

“El comportamiento de las personas definitivamente no está ayudando. O la gente entiende la importancia de mantener el confinamiento y el distanciamiento social estrictos o vamos a fracasar en el control de esta enfermedad y muchos se van a morir. No hay medida que resulte si la comunidad no coopera y es solidaria. Y como eso hasta ahora no sucede, me parece que es urgente que se adopten medidas más extremas”, explica.

Comenta