José Maza: “El funcionamiento del rover Perseverance en Marte ha sido de libro, extraordinario, impecable”

Imágenes tomadas por las cámaras de navegación, o Navcams, a bordo del vehículo Perseverance Mars de la NASA. NASA / JPL-Caltech / Handout via Reuters

Tras arribar al planeta rojo, el equipo de la Nasa ha liberado las primeras imágenes y audios. En las próximas semanas habrán grandes novedades, señalan los expertos.




Tras la asombrosa llegada del rover Perseverance de la Nasa a Marte, que se suma a las misiones de China y Emiratos Árabes, el equipo a comenzado su trabajo en el planeta rojo. Lo último que llegó desde suelo marciano, son imágenes y audios del lugar.

José Maza, astrónomo de la Universidad de Chile y Premio Nacional de Ciencias Exactas 1999, señala a Qué Pasa que el funcionamiento del Perseverance, hasta aquí, “ha sido extraordinario. Llegó a Marte en el momento y lugar que estaba calculado, se abrió muy bien el paracaídas, los cohetes sujetaron el vehículo de casi una tonelada, se posó suavemente en el suelo marciano. Todo va realmente como de libro, impecable”.

Desde que llegó a Marte, lo que han hecho es calibrar todos los sistemas. “Tiene más de una docena de cámaras distintas, tiene dos micrófonos en los que se están registrando sonidos, además varios aparatos para la meteorología, una máquina para hacer oxígeno, entre otros”, añade.

Esta primera imagen del Perseverance Rover de la NASA en la superficie de Marte de la cámara HiRISE a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA muestra muchas partes del sistema de aterrizaje de la misión Mars 2020 que llevaron al rover de manera segura al suelo. Crédito: NASA / JPL-Caltech / Universidad de Arizona

“Todos esos instrumentos tienen que ir probándolos de uno en uno, echándolos a andar, ver que todo funcione. Tiene para un par de semanas más el trabajo de poner todo a punto y de estar seguros que todo funcione bien”, explica Maza.

El astrónomo Juan Carlos Beamin, señala que “pudimos ver en detalle cómo fue el aterrizaje de una de las misiones más complejas enviadas a otro planeta, seguramente esto es lo más cercano a vivir la experiencia de un aterrizaje sin estar ahí mismo”.

Las imágenes además sirven para seguir aprendiendo y corregir cualquier posible falla en una misión posterior. “También las primeras imágenes del rover sirven para ver si sufrió alguna falla debido al posible golpe de partículas o pequeñas rocas que se elevaron durante el amartizaje”, añade Beamin.

Una vez que el Perseverance aterrizó y se instaló en Marte el micrófono ubicado en la parte inferior pudo transmitir el primer sonido grabado desde otro planeta, se escuchó por unos segundos una pequeña brisa, además de los movimientos mecánicos.

Muchas novedades durante las próximas semanas

Maza calcula que en los próximos días, “cuando se terminen las calibraciones, el vehículo tendrá que empezar a moverse y echar a andar ese pequeño helicóptero (Ingenuity), que es realmente extraordinario. Tomará fotografías desde las alturas de muy alta resolución, durante lapsos de 90 segundos”.

“Es primera vez en la historia que opera una máquina de ese estilo, hay muchas novedades para las próximas semanas”, añade Maza, investigador del Centro de Atrofísica CATA.

“La principal misión del Perseverance es descubrir si hubo o no vida en Marte en el pasado remoto, cuando el agua fluía libremente por el suelo marciano. Además, esta misión ayudará a comprender mejor la historia geológica del planeta y mejorar los estudios de las rocas marcianas a través de sus modernos instrumentos, y es posible que sea la primera misión en traer de vuelta muestras de suelo marciano”, explica Beamin, coordinador del Centro de Comunicación de las Ciencias U. Autónoma y miembro de Fuchas.

El Perseverance además desarrollará algunos experimentos, por ejemplo, “uno que pretende convertir el dióxido de carbono presente en la atmósfera, en oxígeno, como sabemos este elemento es vital para la supervivencia de tripulaciones de futuras misiones, pero también es clave para la propulsión de las naves que traerán de vuelta tanto los equipos, muestras y a los astronautas que viajen al planeta rojo”, argumenta Beamin.

Este último, considera que el hecho de volar el helicóptero y drone Ingenuity, en un planeta con una atmósfera tan tenue como la marciana (solo un 1% de la Tierra), “es un desafío enorme, ya que las aspas que usamos en la Tierra no serían capaces de generar el empuje necesario para poder volar en Marte”.

“Tener equipos como estos en futuras misiones sería ideal, pues permitirían explorar grandes regiones de Marte con mucho mayor detalle que con las sondas que lo orbitan y llegar a lugares que un rover no puede ir, como un risco o quebradas. Además serían ideales para explorar zonas lejanas en caso de misiones tripuladas, sin poner en riesgo a los/as astronautas”, finaliza Beamin.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.