Nasa publica foto tomada por sonda Juno al lugar con más posibilidades de tener vida fuera de la Tierra

Ilustración de cómo luciría la superficie de la luna Europa. Crédito: Nasa

Imagen corresponde a la Luna Europa de Júpiter, un mundo de hielo donde los científicos creen que hay un océano que podría albergar vida.


La primera imagen que la nave espacial Juno de la Nasa tomó mientras sobrevolaba la luna de Júpiter Europa, cubierta de hielo, ha llegado a la Tierra. La imagen, que revela las características de la superficie en una región cercana al ecuador de la luna, llamada Annwn Regio, fue obtenida durante la aproximación más cercana de la nave, el jueves 29 de septiembre, a una distancia de aproximadamente 352 kilómetros.

Se trata del tercer paso cercano de la historia de menos de 500 kilómetros de altitud y la mirada más cercana que una nave espacial ha proporcionado a Europa desde el 3 de enero de 2000, cuando la nave Galileo de la Nasa se acercó a 351 kilómetros de la superficie.

La imagen captada por la sonda Juno en su cacercamiento a la Luna Europa de Júpiter. Foto: Nasa

Europa es la sexta luna más grande del sistema solar, un poco más pequeña que la luna de la Tierra. Los científicos creen que hay un océano salado debajo de una corteza de hielo de varios kilómetros de grosor, lo que suscita preguntas sobre potenciales condiciones capaces de albergar vida bajo la superficie de Europa.

Este segmento de la primera imagen de Europa tomada durante este sobrevuelo por la cámara JunoCam (una cámara de acceso público) de la nave hace un primer plano de una franja de la superficie de Europa al norte de su ecuador. Debido al contraste realzado entre la luz y la sombra que se observa a lo largo del terminador (la línea de separación con el lado nocturno), se pueden ver fácilmente las características del terreno escarpado, incluyendo altos bloques que proyectan su sombra, mientras que las crestas y depresiones iluminadas y oscuras se curvan a lo largo de la superficie. La fosa oblonga cerca del terminador podría ser un cráter de impacto degradado.

Con estos datos adicionales sobre la geología de Europa, las observaciones de Juno beneficiarán a futuras misiones a la luna joviana, incluida la misión Europa Clipper de la agencia. Europa Clipper, cuyo lanzamiento está previsto para 2024, estudiará la atmósfera, la superficie y el interior de la luna, y su principal objetivo científico será determinar si hay lugares bajo la superficie de Europa que podrían albergar vida.

Concepto artístico de una misión sumergible de la Nasa al océano que hay en la luna Europa. Crédito: Nasa

Aunque los datos de Juno serán muy interesantes, la nave solo tuvo dos horas para recopilarlos, ya que pasó por delante de la luna a una velocidad relativa de unos 23,6 kilómetros por segundo.

“Es muy pronto, pero todo indica que el sobrevuelo de Juno a Europa fue un gran éxito”, dijo en un comunicado Scott Bolton, investigador principal de Juno en el Instituto de Investigación del Suroeste de San Antonio. “Esta primera imagen es solo un atisbo de las nueva y notables investigaciones científicas que se obtendrán a partir de todo el conjunto de instrumentos y sensores de Juno que adquirieron datos mientras rozábamos la corteza helada de la luna”.

Durante el sobrevuelo, la misión obtuvo lo que serán algunas de las imágenes de mayor resolución de la luna (1 kilómetro, o 0,6 millas, por píxel) y obtuvo valiosos datos sobre la estructura de la capa de hielo de Europa, su interior, la composición de su superficie y su ionosfera, además de la interacción de la luna con la magnetosfera de Júpiter.

“El equipo científico comparará el conjunto completo de imágenes obtenidas por Juno con imágenes de misiones anteriores, para ver si las características de la superficie de Europa han cambiado durante las últimas dos décadas”, dijo Candy Hansen, coinvestigadora de Juno que dirige la planificación de la cámara en el Instituto de Ciencias Planetarias de Tucson, Arizona. “Las imágenes de JunoCam completarán el mapa geológico actual, reemplazando las áreas de cobertura de baja resolución en esa zona”.

Ilustración de la sonda Juno orbitando Júpiter. Foto: AP

Los primeros planos de Juno y los datos del instrumento Radiómetro de Microondas (MWR, por sus siglas en inglés) de Juno proporcionarán nuevos detalles sobre cómo varía la estructura del hielo de Europa bajo su corteza. La comunidad científica puede utilizar toda esta información para generar nuevos conocimientos sobre la luna, incluyendo datos que ayuden en la búsqueda de regiones donde pueda existir agua líquida en bolsas subterráneas poco profundas.

Sobre la base de las observaciones de Juno y de misiones anteriores como Voyager 2 y Galileo, la misión Europa Clipper de la Nasa, cuya llegada a Europa está prevista para 2030, estudiará la atmósfera, la superficie y el interior de la luna, con el objetivo de investigar su habitabilidad y comprender mejor su océano subsuperficial global, el grosor de su corteza de hielo y buscar posibles géiseres que puedan estar expulsando agua subterránea al espacio.

La luna Europa captada por la sonda Galileo.. Foto: AP

El sobrevuelo cercano modificó la trayectoria de Juno, reduciendo el tiempo que tarda en orbitar Júpiter de 43 a 38 días. El sobrevuelo también supone el segundo encuentro con una luna galileana durante la misión extendida de Juno. La misión exploró Ganímedes en junio de 2021 y está previsto que realice sobrevuelos cercanos a Ío, el cuerpo más volcánico del sistema solar, en 2023 y 2024.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.