Otra consecuencia del aumento de contagios: médicos también temen alza en casos de PIMS en niños en abril

FOTO: AP.

Al ser cuadros que se vinculan a previas infecciones por Covid-19, se espera una curva ascendente entre 3 a 4 semanas después del actual peak epidémico, especialmente en comunas donde se dieron más infecciones, donde se deberían presentar más casos PIMS.


El riesgo de enfermedad grave por Covid-19 desde el inicio se indicó era mayor para pacientes con comorbilidades como hipertensión, obesidad, entre otras, y también en personas de más de 60 años con enfermedades de base.

Sin embargo, al aumentar los infectados, en los primeros meses varios países comenzaron a reportar casos en niños. Pero no solo eso. También se notificaron niñas y niños hospitalizados en cuidados intensivos debido a raros cuadros que luego se conocieron como Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS por sus siglas en inglés), y que evaluados dieron positivo para Sars-CoV-2 por PCR, mientras que otros fueron positivos para anticuerpos IgG. Covid-19.

El 24 de abril de 2020, el Grupo de Estudio de Reumatología de la Sociedad Italiana de Pediatría emitió una alerta al gremio médico ante el incremento de casos de enfermedad de Kawasaki (EK) incompletos o atípicos en varios niños, en los que se pudo documentar mediante laboratorio evidencia de infección reciente por Sars-CoV-2 o contaban con contacto con familiares positivos para el virus.

La primera publicación médica de casos pediátricos PIMS se conoció en mayo de 2020 en niños ingresados en cuidados intensivos en el sur de Londres (Reino Unido), que evidenciaban un estado hiperinflamatorio multisistémico con características similares a la enfermedad de Kawasaki (EK) y el síndrome de shock tóxico (TSS).

La asociación de los cuadros PIMS con la infección por Sars-CoV-2 en 2020 comenzó a ser cada vez más frecuente. En mayo de 2020, el Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York emitió una alerta para identificar a los niños con PIMS en hospitales de la ciudad. Lo mismo ocurrió en Reino Unido, Francia e Italia que reportaron un número inusualmente alto de niños con EK y TSS en cuidados intensivos pediátricos.

PIMS en Chile

Los pacientes infantiles en Chile se han vuelto más frecuentes e impactantes por su letalidad. El martes 23 de marzo se conoció de un nuevo caso fatal de PIMS de un niño de 11 años en Concepción.

¿Son esperables nuevos casos? “Sí”, responde Lorena Tapia investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas ICBM de la Facultad de Medicina Universidad de Chile. Todo debido al alza en nuevos contagios experimentada en marzo. “La curva ascendente en los casos de PIMS empieza 3 a 4 semanas después del aumento de curva ascendente del número de casos a nivel general, por eso hay que estar pendiente de las comunas y lugares donde se dieron más casos, porque ahí es donde posteriormente se darán más PIMS”, aclara.

El sábado 20 de marzo el Ministerio de Salud informó que se registraron 7.084 nuevos positivos a nivel nacional, la cifra más alta hasta la fecha, y seis regiones alcanzaron números históricos de nuevos casos.

Si la curva de contagios está muy pronunciada en una comuna, añade Tapia, lo más probable que se tengan en 3 a 4 semanas más un mayor número de PIMS en relación a otras donde los casos son menores. Por eso abril puede ser un mes de crecimiento de esos cuadros.

“A veces los papás no tienen conciencia del nivel del virus que circula en su comunidad, y hay que estar atentos a cuándo aumentan las cifras, porque pueden aparecer estos casos, incluso aunque el niño no haya salido de su casa, si es que los adultos salen o tienen contacto con otros, pueden infectarse”, dice Tapia.

En el último Informe Epidemiológico en Niños con Covid-19 del Ministerio de Salud (Minsal) se establece que en población entre 0 y 18 años hasta la semana 53 de registro de la pandemia (3 de enero) se notificaron 73.529 casos de Covid-19. Eso representa una tasa de incidencia acumulada de 1553,3 casos por cada 100 mil niños, niñas y adolescentes según fecha de inicio de síntomas.

Los casos infantiles, dice Tapia, representan aproximadamente el 10% de las infecciones por de Covid-19 general. De ellos, el 2,5% necesitará hospitalización. Y en lo que se refiere a cuadros de PIMS, a la fecha en Chile ya se han detectado cerca de 200 casos. “Solo entre enero, febrero y marzo, se han detectado 15 más, pero están aumentando porque aumentan a la par con los alza de contagios generales”, aclara.

Según esas cifras, indica la investigadora, la frecuencia de infecciones PIMS en niños es de 0,4% en Chile, “es una patología no tan frecuente, menor al 0,5% de los casos pediátricos con Covid-19”.

Karina Michea, pediatra y médico coordinador de la Unidad de Paciente Crítico Pediátrica (UPCP) de Clínica Ciudad del Mar, añade que si bien se sabe que es poco frecuente que ocurra, “en lo que llevamos de pandemia ya se han reportado en nuestro país 176 casos, de los cuales lamentablemente tres han fallecido”.

Muchos pacientes pediátricos nunca supieron que tuvieron Covid-19 y luego desarrollaron PIMS. Un síndrome que en cifras es bajo, dice Tapia, pero no por eso es menos preocupante. “En términos parentales cualquier patología grave a uno lo tiene que preocupar, por eso toda la información que estamos dando y describimos protocolos, porque hoy se vuelve a dar la alarma porque aumentan los casos de Covid-19 y se esperan más casos de PIMS en estas semanas, una patología rara y poco letal si es que se trata a tiempo”.

Todas las medidas que se consideren para disminuir los casos totales son útiles para evitar PIMS en niños. Porque la mayoría de los casos de contagio de Covid-19 se dan por contacto entre familiares y los niños están expuestos por sus padres y cercanos. “Las infecciones en ese grupo se han dado por contacto con adultos más que los niños contagien a los adultos, el problema principal lo tienen los adultos, los grandes brotes no se dan en niños sino en adultos que contagian, por eso tienen que cuidarse los grandes y así cuidan a los niños”, sostiene Tapia.

¿Cómo reconocerlo?

Estudios epidemiológicos para PIMS han determinado que de los pacientes, el 83% presentan síntomas mucocutáneos (en piel y mucosas) que duraban de horas a días.

Los más frecuentes (hasta en el 74% de los pacientes hospitalizados con PIMS) son la inyección conjuntival (ojos rojos), eritema palmoplantar (palmas y plantas rojas), hiperemia labial (labios rojos e irritados por mayor vascularización), eritema y edema palpebral (párpados hinchados y enrojecidos), lengua hinchada como frutilla y eritema malar (erupciones cutáneas en las mejillas).

Imagen sobre descripción de PIMS, conjunto de síntomas y signos que afecta a niños, desde lactantes a adolescentes, elaborada por la Sociedad Chilena de Infectología.

El sitio de afectación de esos síntomas es variado: Algunos pacientes muestran afectación acrofacial localizada (afecta a cara, cabeza, manos y pies), mientras que otros manifestaron erupciones más generalizadas. Síntomas como fiebre, dolor abdominal y otros síntomas gastrointestinales, se dan entre el 50 al 60% de los pacientes. En algunos casos también se presentan shock, generalmente de origen miocárdico.

La principal sospecha de que estamos frente a un caso de PIMS, dice Michea es cuando el niño o niña presenta fiebre por un periodo mayor o igual a tres días. Eso junto a otros síntomas como exantema, conjuntivitis bilateral no purulenta o inflamación mucocutánea (boca, manos o pies). “También pueden presentar síntomas gastrointestinales como dolor abdominal, vómitos o diarrea”, advierte.

En esas situaciones se recomienda consultar a su médico de cabecera o acudir a un servicio de urgencia, indica Michea “para la evaluación de ese niño y continuar con su examen físico y eventualmente la realización de exámenes de laboratorio”.

La información sobre PIMS ha ido dirigida principalmente a pediatras y médicos de urgencia para que conozcan cómo se manifiesta. Y no solo se da en niños, advierte Tapia. También se han descrito en adultos jóvenes de hasta 40 años. “Se da desde niños muy pequeños hasta adolescentes, pero al analizar los casos para atrás se ve que en adultos hay pacientes que evolucionan con inflación bastante posterior y eso el Síndrome Inflamatorio Multisistémico del Adulto post Covid-19”.

Mientras más información se tenga sobre PIMS, dice Tapia, es mejor: “Es importante que se sepa de esto, y que, si bien no es para alarmarse, porque es poco frecuente, es bueno que sepa cómo reconocerlo para consultar a tiempo, que se tenga conocimiento cuáles son los signos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.