Otros cuatro niños habrían muerto por grave hepatitis mientras OMS dice que enfermedad es “muy urgente” y alerta sobre su expansión

Imagen referencial. Foto: Reuters

Según el organismo, ya se reporta el doble de casos respecto a la semana pasada. Autoridades sanitarias de todo el mundo se encuentran investigando el misterioso aumento de casos graves de hepatitis en niños y niñas, que hasta el momento ya reporta cuatro fallecidos.




“Hasta el 1 de mayo, se había informado a la OMS al menos 228 casos probables de 20 países, junto a más de 50 casos adicionales que están bajo investigación”, casi el doble de los reportados hace 10 días, advirtió este martes Tarik Jasarevic, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una conferencia de prensa en Ginebra.

Esta alerta global se remonta al 15 de abril, cuando la OMS notificó la aparición de un brote de hepatitis aguda de origen desconocido en el Reino Unido e Irlanda del Norte en niños pequeños previamente sanos, que tiene a las autoridades sanitarias de todo el mundo investigando este misterioso aumento de casos que hasta el momento ya habría provocado cuatro muertes.

Jasarevic también indicó que otros 50 casos sospechosos están siendo investigados, y señaló que al menos cuatro regiones están afectadas (la mayor parte de los casos se reportaron en Europa pero también ha habido notificaciones en América, Asia-Pacífico y Asia Meridional).

“Es muy urgente y le estamos dando prioridad absoluta a esto y a trabajar muy estrechamente con el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades en la gestión y coordinación”, aseguró este lunes el director regional de Emergencias de la OMS, Gerald Rockenschaub, según reporta la agencia EFE.

Asimismo, explicó que han puesto sobre aviso a varios países para “estar más específicamente atentos”, tras el aumento de casos reportados.

“Estamos haciendo todo lo posible para identificar rápidamente lo que está causando esto y después tomar las medidas adecuadas, tanto a nivel nacional como internacional”, recalcó.

Las autoridades chilenas ya fueron puestas en alerta y desde hace dos semanas activaron todos los protocolos del Ministerio para enfatizar y fortalecer la vigilancia de estos casos.

Cuatro muertes

Según The Guardian, este martes también se dio a conocer la noticia de que tres niños en Indonesia habrían muerto a causa de esta misteriosa enfermedad hepática, informó el Ministerio de Salud del país, lo que elevaría a por lo menos cuatro el número de muertes por esta enfermedad hepática.

Los menores, de dos, ocho y once años, presentaron fiebre, ictericia, convulsiones y pérdida del conocimiento, y murieron en hospitales el mes pasado en la capital, Yakarta, señaló Siti Nadia Tarmizi, la portavoz del Ministerio.

“Por el momento, sospechamos que los casos son hepatitis aguda, pero necesitamos confirmar que no se deban a los virus de hepatitis A, B, C, D y Rb conocidos”, dijo Tarmizi.

Hasta el momento, la OMS sólo ha confirmado una muerte, pero está investigando las tres muertes en Indonesia y otra en Estados Unidos. Además, confirmó que al menos 18 de los menores contagiados han requerido trasplantes de hígado, según DayliMail.

Por ahora en EE.UU., los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) publicó un estudio el viernes sobre un grupo de niños con hepatitis en Alabama, de los cuales nueve dieron positivo por un patógeno común llamado adenovirus 41. Según explicó Raúl Rivas González, catedrático de Microbiología, Universidad de Salamanca, en un artículo del portal The Conversation, los virus comunes que causan la hepatitis viral aguda (virus de la hepatitis A, B, C, D y E) no se han detectado en ninguno de los casos, pero sí han sido detectados adenovirus en al menos 74 pacientes. En 18 casos ha sido identificado el adenovirus F 41. En 20 casos ha sido detectado el Sars-CoV-2. Y en 19 casos ha sido detectada coinfección por Sars-CoV-2 y adenovirus.

“La implicación de un adenovirus, concretamente el adenovirus F 41, como la causa subyacente de la hepatitis aguda es actualmente una hipótesis plausible. Pero no explica completamente la gravedad del cuadro clínico”, dijo.

La OMS también baraja que esta enfermedad sea causada por un adenovirus 41, ya que ha sido detectado en decenas de casos, aunque esta clase de virus normalmente van asociadas a dolencias respiratorias leves.

En su último informe, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido dijo que creía que había un “cofactor que afecta a los niños pequeños y que hace que las infecciones normales por adenovirus sean más graves o que desencadenen una inmunopatología”.

Uno de los posibles factores, es la susceptibilidad derivada de la falta de exposición a virus previa durante la pandemia, una infección previa por el Sars-CoV-2 u otra infección, una coinfección de Covid-19 u otra infección, o una exposición a toxinas, medicamentos o al medioambiente.

La agencia sugirió algunas otras causas posibles, como un nuevo patógeno que actuara solo o como coinfección, o una nueva variante del Sars-CoV-2.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.