Segundo aniversario de ANID, ¿qué viene ahora?




Hace dos años Conicyt se transformó en la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) y con ello, se instauró una institución con estándares internacionales que unificó la ciencia, tecnología, innovación y conocimiento desarrollada en Chile, en un solo organismo.

Y aunque han sido muchos los obstáculos superados por ANID, aún queda trabajo por hacer. Es por ello, que en esta nueva era de cambios de nuestro país, necesitamos que las acciones perduren en el transcurso del tiempo y no solo queden en promesas o gestiones de gobiernos de turno. Requerimos que ANID amparado al Ministerio de Ciencia, logre su independencia del poder político y con mirada de Estado, lidere su propio plan científico a largo plazo.

En este sentido y considerando las propuestas en el área científica del actual presidente electo, Gabriel Boric, invito a los tomadores de decisiones a solucionar proactivamente las condiciones laborales de los/las investigadores doctorales, postdoctorales, personal profesional y técnicos contratados por los proyectos ANID, esperamos el cumplimiento del presupuesto ofrecido para la investigación, conocimiento, desarrollo tecnológico e innovación.

Por otro lado, es necesario mejorar la comunicación con la comunidad científica, debido a que todavía no se comprende la orgánica, dinámica y funcionamiento de ciertas unidades, en especial los actuales consejos técnicos asesores.

Otra gran deuda para nuestra comunidad científica, es dar una pronta continuidad al programa FONDAP. Actualmente existen 13 Centros FONDAP de carácter interdisciplinario, que congregan más de 1.000 investigadores/as en diversas áreas prioritarias del país y los cuales tienen comprometido su funcionamiento futuro.

Entre otros requerimientos, se hace necesario fomentar que los beneficiados de becas chilena puedan insertarse en reparticiones del Estado, como mecanismo de devolución de sus becas. Se debe potenciar las alianzas entre Estado, Universidades y Sector Privado. De este modo, nos podremos preparar para los desafíos de la ciencia del futuro y junto a las demás disciplinas -ciencias sociales, científicas, humanidades y artísticas- continuar con el desarrollo de investigaciones de excelencia.

Y por supuesto y no menos importante, requerimos continuar fomentando la participación femenina en las ciencias y tecnología, generando condiciones que les permitan a las investigadoras mantenerse activas y competitivas en sus áreas de estudio. También, es necesario el desarrollo de políticas de apoyo a las diversidades sexuales.

cientifica

Desde mi posición como investigador reconozco los logros, los cuales deben perdurar en el tiempo. Durante estos dos años, ANID ha continuado comprometido - con una mirada de estado – en nuestro desarrollo científico y tecnológico, a través de programas de financiamiento para iniciativas individuales como Proyectos FONDECYT y Proyectos Asociativos.

También ha contribuido con el apoyo y formación de nuevos jóvenes investigadora/es, mediante becas de doctorado en Chile o el extranjero y ha acercado las ciencias a la comunidad, a través de la divulgación científica-tecnológica de los Programas Asociativos Explora. Dichas acciones tienen bases firmes y son reconocidas por la comunidad con estándares de calidad, pertinencia y relevancia.

* Profesor Universidad de Chile, Director Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas (ACCDIS) y Vice-Presidente de la Academia Chilena de Ciencias.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.