Wuhan, cómo la ciudad pasó de ser la cuna de la pandemia al mejor ejemplo de cómo derrotar el coronavirus

Mientras en el mundo los casos de coronavirus continúan en aumento, en China, epicentro del virus, ya se anunció que el peak de transmisiones ha llegado a su fin. ¿Qué hicieron para pasar del "infierno" de los contagios a ser uno de los países que menos registra infecciones por Covid-19?




El peak de transmisiones de Covid-19 en China ha llegado a su fin según confirmó esta semana un portavoz de la Comisión Nacional de Salud del país asiático durante una rueda de prensa en Beijing. Esto luego de que China (en especial Wuhan) han registrado las cifras más bajas de contagiados (19 casos, seis importados ) y fallecidos (sólo 11) desde su máximo registrado el pasado 29 de febrero, cuando se notificaron 909 casos.

Todo sucedió después que el presidente Xi Jinping visitara por primera vez la capital de la provincia de Hubei, que fue cerrada a finales de enero, dejando aisladas a 11 millones de habitantes, después de que el brote se convirtiera en una emergencia nacional.

Sin embargo, Yoon Tae-ho, director general de Salud Pública señaló en un comunicado que “es muy pronto todavía para poder decir que estamos superando la epidemia”.

Esta situación llama la atención, sobre todo después de que Wuhan fue el “infierno” de contagios y el foco principal del brote por coronavirus.

Pero entonces ¿qué hicieron en China para que los casos lograran descender de esta manera?

El Dr. Pablo González, investigador del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII) y académico U. Católica, añade que “sin duda esto se logró gracias a la implementación y puesta en marcha de medidas de distanciamiento social y de cuarentena preventiva a casos infectados tanto de forma individual como de forma masiva y al refuerzo de la aplicación”.

An empty street is seen in Wuhan
Una calle vacía en Wuhan después de la cuarentena decretada en la ciudad.

Ejemplo a seguir

En 1918 la gripe española azotó al mundo y mató a 100 millones de personas. Pero una pequeña localidad agrícola y minera llamada Gunnison (en el estado de Colorado, en EE.UU.), fue la única que no registró ninguna víctima debido a que declaró una cuarentena contra cualquier persona que intentara ingresar. Fue un cerco total por cuatro meses. Y funcionó.

Bruce Aylward, líder de la misión de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China, en su un momento instó a otros a países a copiar la estrategia China para limitar la expansión del virus y dijo no haber visto nada igual en sus 30 años como epidemiólogo.

Mientras que Europa es puesto como epicentro del virus, en Wuhan, tanto el número de nuevos contagios como el de decesos han permanecido por debajo de los 21 diarios desde el pasado día 11 de marzo. Esto debido a que los contagios y muertes que suma esa región son muy superior que al resto del mundo, excluyendo China.

Expertos refieren esto a las agresivas medidas que el país asiático puso en marcha para detener la expansión de Covid-19. Incluso fue la propia OMS quien señaló al actuar de esta nación como un gran ejemplo en detención y control de propagación a seguir en el mundo.

A pesar de que no existe una fórmula única para controlar el coronavirus y que dependerá de cada país y el comportamiento social, “es importante que cada país busque e implemente rápidamente las medidas que sean más factibles de implementar que puedan permitir contener la expansión", dice González, quien agrega que hay que entender que fue gracias a esto China pudo disminuir sus números.

Aunque las medidas que tome Chile dependerán del análisis que haga el gobierno, es muy relevante que entiendan que el seguir el ejemplo de Wuhan es fundamental ya que “las medidas han demostrado ser efectivas y en China tomaron un rol muy activo en apuntar a disminuir de forma dramática la expansión del virus”, dice el investigador de IMII.

"La inacción o la falta de implementación de medidas efectivas va a conducir a un incremento sostenido, muy sostenido en el tiempo de casos que nadie quiere experimentar dado la eventual rápida saturación del sistema de salud y la incapacidad luego de poder tratar a los casos más severos”, recalca.

El presidente Xi Jinping en su reciente visita a Wuhan. FOTO: AP

En tanto, Mi Feng, portavoz de la Comisión de salud ha declarado que a pesar que el casos siguen reduciéndose "la atención médica debe ser la máxima prioridad, pero no tenemos que relajarnos, tenemos que aumentar los esfuerzos de prevención y control”.

Esto porque no se puede descartar un posible rebrote. “China ha visto la importación de casos desde Italia y la eventual creación de nuevos focos de rebrote y que podrían expandirse de no existir un sistema minuciosos en la pesquisa y sistema de prevención” dice Pablo González.





Comenta