¿Y la vacuna para los niños? Pruebas en menores solo partieron hace unos meses, por lo que aún no se aprueban para ellos

Uno de los niños que está participando de las pruebas en China. Foto: AP

Un equipo del Hospital de Niños de Cincinnati (EE.UU.) ha vacunado a 100 niños de 12 años. Junto a voluntarios chinos que van desde los tres años hasta los 17, son los más jóvenes hasta ahora que han recibido vacunas experimentales contra el Covid-19. Revisa la nota publicada por Qué Pasa de estos ensayos el pasado 27 de octubre.




En 1796, durante el apogeo del virus de la viruela en Europa, un médico rural de Inglaterra, Edward Jenner, advirtió que las recolectoras de leche adquirían ocasionalmente una especie de viruela bovina por su continuo contacto con estos animales. Ello generaba que no enfermaran de la viruela que atacaba a los humanos.

Por ello, Jenner tomó viruela bovina de la mano de una de estas mujeres y la inoculó en el brazo de un niño de ocho años, James Phipps. El pequeño enfermó de viruela bovina. Un mes y medio más tarde, después de que Phipps se hubiera recuperado completamente de la enfermedad, Jenner le inyectó al niño viruela humana. El niño no desarrolló la enfermedad, y convirtió al médico en una celebridad, cuando los estándares científicos claramente eran otros.

Hoy, más de 200 años después, otro puñado de niños está repitiendo la historia, pero esta vez para el coronavirus.

Pfizer, uno de los laboratorios que está desarrollando una vacuna para el Covid, junto a médicos del Hospital de Niños de Cincinnati (EE.UU.) probó su prototipo de vacuna en 100 niños de 12 años la semana pasada, explicó el Dr. Robert Frenck, quien dirige el ensayo de la vacuna Covid-19 de Pfizer en el recinto.

El procedimiento marca un hito, ya que se trata de los voluntarios más jóvenes hasta ahora que han recibido vacunas experimentales contra el coronavirus. Los niños recibieron sus primeras dosis, y ahora el equipo de profesionales, les realiza un seguimiento para ver si presentan efectos secundarios.

“Ahora estamos haciendo una pausa para observar las reacciones a la vacuna. En este momento estamos en una pausa planificada para asegurarnos de que todo sea lo más seguro posible”, dijo Frenck a CNN.

Por el momento, algunos de los niños vacunados han presentado enrojecimiento y dolor en el lugar de la inyección (brazo), y también fiebre leve, que fue solucionada con ibuprofeno.

Uno de los 100 niños que forma parte del proceso, fue identificado como Abhinav. Según señaló a CCN, espera que la vacunación generalizada ayude a que sus abuelos reanuden las visitas desde la India y que las clases vuelvan a la normalidad en la escuela.

“Creo que a todos en mi escuela les gustaría volver a la normalidad. Realmente creo que una vacuna podría prevenir la propagación de la infección. A partir de ahora, probablemente pediría a otros niños que tal vez la tomen”, explico al medio norteamericano.

Ignacio Silva, infectólogo y académico de la Universidad de Santiago, señala que hace un tiempo que se está hablando de la importancia de la participación de los niños en estudios clínicos. “Los niños son un grupo muy importante en la pandemia”.

“Hay que mirar muy bien cuál es la respuesta de la vacuna en los niños, ya que no necesariamente se comporta de manera similar con los adultos, ya que su sistema inmunológico es más inmaduro, tienen distintas respuestas a las infecciones”, añade Silva.

El 50% de los voluntarios recibe la dosis

Como parte del mecanismo presentado por el hospital, la mitad de los voluntarios en esta fase de la vacuna perteneciente a la marca Pfizer, están recibiendo placebo o una inyección ficticia.

A través de redes sociales, el hospital ofrece un cuestionario, que permite saber si un menor de edad es apto para las pruebas médicas.

Uno de los menores participantes de las pruebas en el Hospital de Niños de Cincinnati. Foto: AP

Robert Frenck explicó que la vacuna, previo a la pruebas en niños, ya fue medida en adultos. “La razón por la que podemos usar esta vacuna en niños, es que Pfizer tiene 30.000 adultos inscritos y tiene datos de seguridad de todas esas personas”, dijo.

Es importante vacunar a los niños contra el coronavirus para detener la pandemia. “Es casi seguro que estén contribuyendo a la propagación silenciosa del virus”, señaló.

El Hospital de Niños de Cincinnati abrió sus puertas en 1883.

La vacuna de Pfizer no utiliza virus activos. "Usa una pequeña pieza de material genético llamado ARNm, un método que se utilizó originalmente para combatir el cáncer. Esta es la primera vez que se utilizará para una enfermedad infecciosa”, explicó el médico responsable del estudio.

Silva señala que ojalá estas pruebas de vacunación no solo incluyan a niños, sino también “a población de riesgo, enfermos crónicos, adultos mayores, que son los que más se van a favorecer con las campañas de vacunación”.

Frenck añadió que es probable que el cuerpo desarrolle una respuesta inmunitaria, similar al dolor causado por una infección real. Aunque, ninguno de los 400 adultos que recibieron la vacuna en los ensayos de Cincinnati faltaron al trabajo debido a los efectos secundarios.

¿Y Abhinav? "Actualmente mi brazo se siente bastante bien”, dijo el niño de 12 años.

Pfizer no es el único de los laboratorios que está probando la vacuna en menores. La farmacéutica china Sinovac Biotech, comenzó el 28 de septiembre a realizar pruebas en menores, la misma vacuna que también se probará en Chile, aunque por ahora solo en adultos.

Luego que las pruebas realizadas en adultos arrojaran resultados positivos y alentadores, la compañía asiática anunció el inicio de las pruebas en menores de edad, según sostuvo Reuters.

Uno de los menores que está probando la vacuna china. Foto: AP

Un total de 552 participantes sanos de entre 3 y 17 años recibirán dos dosis de CoronaVac o un placebo en ensayos de Fases 1 y 2.

Según un portavoz de Sinovac, el ensayo ya ha sido aprobado por el ente regulador de China.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.