Joe Sacco, escritor de novela gráfica: "Tendré mis ojos y mis oídos abiertos para entender lo que está pasando en Chile"

Joe Sacco (c) (1)

El periodista y novelista gráfico Joe Sacco está por estos días en Santiago. Foto: Michael Tierney.

El "reportero del cómic", que ha registrado conflictos en Palestina y Bosnia, llegó esta semana a Chile como invitado al VII Encuentro de Ilustración y Cómic de La Reina. El estadounidense comenta las impresiones de sus primeras horas en el convulsionado Santiago y habla sobre su nuevo trabajo.


Joe Sacco (Malta,1960) se ha hecho reconocido mundialmente gracias a las historias gráficas donde ha recreado con un dibujo realista y contundente (pero sin morbo), los grandes conflictos del mundo. En 1993 apareció en el mapa con Palestina: Una nación ocupada y dos años después retornó con la recopilación definitiva Palestina: En La Franja de Gaza, obra por la cual ganó el premio American Book en 1996.

Conocido como el "reportero del cómic", el periodista formado en EEUU (en la Universidad de Oregon), acaba de llegar a Chile como invitado del VII Encuentro de Ilustración y Cómic de La Reina en el que iba a participar de una entrevista con Mónica Rincón este viernes y de una conferencia junto al dibujante Malaimagen, el sábado 26 de octubre: ambas actividades y el evento completo fueron re agendados para los días 1, 2 y 3 de noviembre en el Centro Cultural Casa Nemesio Antúnez, debido a la contingencia social que afecta a la ciudad en estos días.

En una entrevista telefónica con Culto hace algunos días, Sacco manifestó su entusiasmo por visitar por primera vez Chile "Me gustaría aprender sobre el país y su historia a través de las personas. Estoy intentando leer más, ya que su reciente pasado fue turbulento y me interesa mucho. Por eso quiero conversar con la gente que presenció lo que estaba pasando", dijo. Hoy, su interés ha aumentado: tras 24 horas de haber aterrizado en Santiago ya tiene algunas primeras impresiones de las protestas masivas generadas por el alza del metro, que revelaron un profundo descontento social.

"Llegué tarde la noche del miércoles durante el toque de queda, tomé un taxi y fue extraño pasar por esta autopista sin nada de tráfico. En las calles vi ciertas huellas de las protestas, algunos daños y cosas por el estilo. fue tarde", cuenta Sacco, quien al día siguiente se trasladó hacia Plaza Italia para presenciar por sí mismo las protestas callejeras. "Estoy muy feliz de estar en Chile. Realmente estoy aquí para aprender, no tengo una opinión formada todavía, excepto obviamente lo que he visto de la gente en las calle, gente que quiere un cambio dramático del modelo. Sentí la alegría de las personas por la posibilidad de un cambio y eso es muy emocionante. Estuve también en una asamblea con gente que está tratando de dar con ideas para el cambio de la constitución. Eso es realmente grandioso, ver gente intentando hacer cambios desde abajo", agrega.

El Presidente Piñera calificó de guerra lo que está sucediendo y usted ha sido testigo de varios conflictos bélicos ¿Qué opina?

Esto no es una guerra. Obviamente ese es un lenguaje muy provocativo, y muy desafortunado. Claramente la mayoría de la gente está comprometida de una forma pacífica, tratando de ir con sus propias ideas, porque sienten que es necesario y a veces presionando hasta el extremo de la ley.

Se quedará una semana más en Santiago ¿Cuáles son sus planes ahora?

Espero que el festival de ilustración pueda realizarse y por mi parte solamente intentaré mantener mis ojos y oídos abiertos y hablar con la gente para saber qué es lo que está pasando en Chile. Me interesa sobre todo saber lo que pasa en cuanto a la situación económica y por eso me reuniré con economistas. Pero además quiero hablar con cuanta gente pueda hacerlo.

¿Por qué le interesa el tema económico? ¿Le gustaría escribir y dibujar sobre esto en el futuro?

Estoy muy interesado en la historia de Chile, ya que la situación económica y política de hoy está enraizada en lo que Pinochet hizo. Allende obviamente tenía ideas muy diferentes ideas sobre cómo abordar el tema económico y eso cambió dramáticamente bajo Pinochet. Fue entonces que Chile adoptó un modelo que nació en Chicago y que se ha exportado a otros lugares alrededor del mundo. Conocer esa historia para mí es muy importante. Me gustaría escribir sobre Chile y Latinoamérica, pero es algo que tengo que ver, tengo mucho que aprender aún.

Narrar en primera persona

Tras realizar su primera obra gráfica sobre Palestina, Joe Sacco se dirigió a Gorazde, zona de seguridad designada por la ONU. El escritor destinó un año a documentar y recolectar testimonios e información. Terminó en 1995, justo al final del conflicto. Cinco años después publicó Gorazde: zona segura, representación gráfica del sufrimiento de una comunidad sitiada en Bosnia-Herzegovina que fue premiada con el Guggenheim Fellowship. En 2001 recibió el el Premio Will Eisner, o el "Oscar del cómic", a la mejor novela gráfica original, mientras la crítica especializada lo comparaba con Art Spiegelman, autor ganador del Premio Pulitzer por Maus.

[caption id="attachment_105467" align="alignnone" width="2048"]

Del libro sobre el conflicto en Palestina de Joe Sacco.[/caption]

Sin escatimar en la violencia, pero alejado del sensacionalismo, Joe Sacco ha tenido la habilidad de relatar temas delicados desde el punto de vista de un testigo que quiere entender qué está pasando. Su atención a los detalles y minuciosidad hace de la novela gráfica un mecanismo que consigue transmitir la realidad detrás de los testimonios. A sus 59 años, su interés ha transitado del conflicto humano, que lo convirtió en corresponsal de guerra hace 20 años atrás, a la discusión sobre el cambio climático y la resultante crisis humanitaria.

¿Cuál es la diferencia entre sus trabajos de periodista y escritor gráfico?

La diferencia es que el reporteo puede tomar semanas y meses, pero el dibujo toma años. Es un proceso completamente distinto. Existe una gran diferencia entre estar en una situación viva, respirando, viviendo y luego hablando con personas hasta terminar aislado en mi casa trabajando. Yo me cambio a mí mismo para poder dibujar. De todas formas, siempre he envidiado a los periodistas que pueden escribir y pasar de historia en historia, avanzando hacia otras que les interesen. A diferencia de mi caso, donde puedo pasar años en un relato en particular.

¿Cómo la narración gráfica lo ayudan a comunicarse con las víctimas de conflictos?

Cuando estaba viajando por el Medio Oriente yo trabajaba en un segundo libro enfocado en Gaza. Para el viaje llevé mi primer libro conmigo, Palestina: En La Franja de Gaza, como una forma de explicarle a las personas lo que hacía. Entonces les presentaba mi novela que contenía dibujos de palestinos. Usualmente conversaba con personas que no leían en inglés necesariamente. Entonces si les pasaba un libro escrito sin dibujos probablemente lo hubieran apreciado, pero no lo hubieran entendido porque solo verían un montón de letras grises. En cambio, si les pasas un dibujo ellos pueden abrir el libro e inmediatamente reconocer lo que estaba intentando decir. Ellos pueden decidir por sí mismos si yo estaba capturando sus vidas correctamente.

¿Por qué relata en primera persona las historias?

¿Sabes? Eso fue un accidente. Antes de que me dedicara a los cómics periodísticos yo escribía relatos de caricaturas. En ellos hablo sobre sus propias vidas y reflexiones, entonces fue un punto de partida fácil para contar historias. Yo me estaba dibujando a mí mismo en mis historias y cuando fui al Medio Oriente para escribir Palestina: En La Franja de Gaza, fue como una continuación. Al comienzo no lo vi estrictamente como periodismo, yo lo pensé más como en mis experiencias personales en ese lugar. Fue un traspaso accidental desde mis otros trabajos autobiográficos. Las ventajas de dibujarte a ti mismo es señalarle al lector que esto es mi punto de vista, no es un punto de vista objetivo. No me considero un experto, solo trato de entender qué está pasando. Pero esto me ha ayudado a mostrar ciertas partes de la historia que la mayoría de los periodistas omite. Para Gorazde: zona protegida yo estaba en Bosnilas personas me daban cartas para entregárselas a sus seres queridos porque yo podía viajar a donde ellos no podían. Prefiero mostrar el proceso de ello, enfatizar en sus historias, entonces lo escribo de una manera en que no quede explícito que era yo quien recibía las cartas.

En los últimos años, Joe Sacco ha estado preocupado de otras crisis mundiales como el cambio climático. Su último trabajo, Bitumen or Bust recoge el estrecho vínculo entre la industria del alquitrán y sus efectos medioambientales y será presentado en el encuentro de cómic de La Reina.

¿Por qué escogió este trabajo para traer a Chile?

Quería traer una historia completa para esta exhibición, no solo fragmentos y piezas, para que si alguien quisiera leerla pudiera hacerlo de principio a fin. Además, es uno de mis trabajos más recientes y es sobre el cambio climático, tema a que todos nos debiese interesar. En mi opinión es algo que debe trascender a la política.

[caption id="attachment_105470" align="alignnone" width="2424"]

De su novela gráfica Gorazde que en 1996 ganó el American Book.[/caption]

¿Por qué debiera trascender la política?

Nos estamos dirigiendo a un tiempo peligroso. No es solo que el clima esté cambiando, son los ecosistemas, las personas, los animales y las plantas los que van a sufrir. ¿Quién sabe a dónde nos conducirá? Podría convertirse en un colapso total. Tú no puedes mirar lo que está pasando con las grandes cantidades de migración que se están movilizando desde el hemisferio sur al norte sin ver también el contexto que lo envuelve que es el cambio climático. Los recursos se volverán limitados, habrá guerras por el agua. Entonces no es solo que: "Oh sí, tendremos temperaturas más altas entonces deberíamos tener un mejor aire acondicionado". Otras cosas van a pasar y eso me preocupa.

Dentro de esa discusión se ha mencionado el término apartheid para manifestar que podría existir un nuevo tipo de segregación, ¿cuál es su opinión?

Que es absolutamente real. Muchas personas piensan que toda la humanidad va a morir por el cambio climático. eso podría ser cierto. Si no llegara a serlo, creo que puedes apostar de que habrá una gran cantidad de personas que quedará desprotegida mientras otros se protegen a sí mismos, porque tendrán los recursos para ello. Estoy preocupado porque va a acentuar las diferencias entre el norte y el sur, y entre clases sociales. Dentro de Norteamérica van a existir grupos que mantendrán su acceso a los recursos que están acostumbrados, ellos serán los que estén en la red de suministro eléctrico. Mientras el resto de nosotros podríamos no estar ahí. Creo que podría haber una élite que sobreviva, la humanidad que quede en pie, pero esa podría ser la equivocada. Quizás, quede lo peor de nosotros (se ríe). Esa es mi preocupación.

Comenta