Ellen Page: “Admiro a los actores que usan su plataforma y sus privilegios para crear un mundo mejor”

La actriz estrenó su primera cinta como directora en el Festival de Toronto. Foto: Netflix

Voz permanente en temas como el cambio climático y el matrimonio homosexual, la actriz habla con Culto del nuevo ciclo de The Umbrella Academy y de su debut como directora en un documental.


La Tierra como la conocemos colapsa en 2019, pero también en 1963. En ambos casos toda la humanidad desaparece en un instante. Así lo plantea en sus dos temporadas The Umbrella Academy, la elogiada serie de Netflix que le dio una refrescante vuelta a los superhéroes y las familias disfuncionales a comienzos del año pasado.

Filmado antes de la pandemia, su segundo ciclo trae de regreso un apocalipsis en pantalla. Vuelven sus protagonistas -los incorregibles hermanos Hargreeves, reunidos tras la muerte de un padre que les dio una infancia traumática-, la historia retrocede más de medio siglo, pero puede que lo más decisivo sea el contexto que recibe los nuevos capítulos.

Ellen Page (33), que encarna a Vanya Hargreeves, probablemente la figura más compleja de la serie, analiza en entrevista con Culto las resonancias de una trama como esa en las condiciones actuales. “Miramos lo que está sucediendo en el mundo, el impacto de la crisis climática, las proyecciones en términos de lo que sucederá mucho antes de lo previsto originalmente. Es abrumador. Las personas más marginadas y el mundo se están viendo afectados por la crisis climática”, asegura al teléfono.

Los hermanos Hargreeves en el segundo ciclo. Foto: Christos Kalohoridis/Netflix © 2020

Luego, entre risas, se detiene en la simple diversión que puede generar un programa como este, quizás uno de los títulos más ágiles y satisfactorios del catálogo del servicio de streaming: “Creo que las personas por alguna razón están interesadas en ver estas historias en este momento, tal vez solo porque se ven reflejadas en algún nivel, pero también porque se les ofrece un escape”.

Voz permanente en temas como el matrimonio igualitario y el cambio climático, la nominada al Oscar por Juno parece una perfecta elección a la cabeza de la producción de Netflix basada en los premiados cómics de Gerard Way (My Chemical Romance) y Gabriel Bá. Su rol vive una drástica evolución en la primera temporada y experimenta nuevos giros en el segundo ciclo estrenado ayer, en el que, cuenta, Vanya alcanza por primera vez mayor seguridad en sí misma y tiene una relación con una mujer.

“Creo que muchas personas probablemente se vinculan con la historia de Vanya, en términos de superar luchas, obstáculos, y trabajar y realmente comenzar a encontrar tu camino y hallar tu voz”, dice en torno a su última aventura en el mundo de los superhéroes, que en los nuevos episodios añade como telón de fondo la lucha por los derechos civiles en Dallas, la muerte de John F. Kennedy y la Guerra Fría, contribuyendo a hacer del segundo ciclo uno tan entretenido como político.

La actriz como Vanya en The Umbrella Academy. Foto: Christos Kalohoridis/Netflix © 2020

-¿Cuán diferente sintió esta temporada en comparación con la primera, en la que Vanya no sabía sobre sus poderes?

-Esta temporada es muy diferente en muchos aspectos, Vanya es distinta a la última vez que la vimos. Obviamente, al final de la primera liberó mucha energía (se ríe) y en esta temporada es más ligera, ha sido capaz de conectarse con su emoción, tiene un mejor control sobre su poder, puede conectarse con las personas por primera vez de una manera real. Realizar ese viaje fue increíble como actor. Y dado que tiene lugar en los años 60, se abordan ciertos temas, los derechos civiles ocupan una gran parte de la temporada, así como el trato a las personas LGBTQ.

Sobre cómo la serie se expande notablemente a abordar nuevas aristas además de proporcionar una montaña rusa de diversión, la estrella de El origen es contundente: “La representación es crucial”.

Una actriz política

Hoy Ellen Page observa con tranquilidad el encierro (“he sido muy afortunada durante un par de años estando muy ocupada, encontré un momento para pasar un tiempo en casa”), pero el trabajo cosechado la mantiene activa.

Luego de estrenarlo con buenas críticas en el Festival de Toronto en 2019, en marzo arribó a Netflix su debut como directora, el documental There’s something in the water, que realizó en dupla con Ian Daniel y contó con la producción de la escritora Ingrid Waldron, autora del libro que lleva el mismo título. En poco más de una hora el filme profundiza en el “racismo medioambiental” en Canadá y en específico en la localidad de Nueva Escocia, donde Page nació y se crio.

En rol de presentadora -mismo papel que ejercitó dialogando en una viralizada entrevista de Vice con Jair Bolsonaro antes de ser presidente de Brasil-, la actriz se mueve por distintos sectores de la provincia estudiando cómo las comunidades indígenas y negras de la zona están gravemente expuestas a tóxicos y contaminantes de compañías.

Ellen Page junto a una de las activistas del documental. Foto: 2 Weeks Notice

“Esto se enfoca en Nueva Escocia, pero ocurre en todo el país y en todo el mundo. Me sorprendió saber sobre esta historia en el lugar en que crecí, y solo quería ayudar de cualquier manera que pudiera, en cuanto a que soy alguien con una plataforma”, señala.

Reveladora e íntima, la cinta pone en cuestión a empresas y autoridades, como Stephen McNeil, ministro de Nueva Escocia, y Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, aunque el protagonismo absoluto es de un grupo de mujeres que luchan para detener la crisis.

“Específicamente en este documental, se escuchan las voces de estas mujeres, porque necesitan ser escuchadas, deben ser escuchadas, y necesitamos escuchar estas voces que han sido silenciadas por tanto tiempo. Creo que cuanto más aprenda la gente, simplemente pueden ser parte de ayudar a crear un cambio”, apunta.

-El documental expone temas urgentes, pero también es muy personal, se trata de la ciudad donde nació. ¿Cómo describiría esa experiencia?

-Claro. No me propuse hacer un documental. Esto realmente vino de la conexión con Ingrid Waldron y otras defensoras del agua, las Grassroots Grandmothers, y luego discutimos: ¿qué es lo mejor que puedo hacer para ayudar? Así que con Ian (Daniel) fuimos y planeamos esta pequeña filmación, pensando en poner online estas pequeñas piezas. Realmente la experiencia fue conocer a estas mujeres que son tan extraordinarias, y que no deberían tener que sacrificar tanto para seguir haciendo todo lo posible para cuidar su comunidad y el medio ambiente. Eso es brillantemente inspirador. Después de hablar con ellas, dijimos: vaya, este racismo es increíble, y creo que tenemos una película. Obviamente es personal, sí, porque provengo de allí. No aprendí sobre la verdadera historia en la escuela (se ríe), ya sabes, pero es mucho acerca de la realidad de Canadá, la negación de esta, el pasado de su época colonial.

Foto: Netflix

-Usted ha utilizado su plataforma para hablar sobre temas actuales, desde el calentamiento global hasta el matrimonio homosexual. ¿Eso ha tenido costos en su carrera?

-(Piensa) No sé, supongo, si alguien tuvo un problema por algo así, no es mi problema, es su problema. Estoy muy agradecida de ser parte de esta fantástica serie. Estoy agradecida y honrada de tener una plataforma.

-Durante la pandemia, ¿qué ha podido reflexionar sobre el papel de los actores en Hollywood y su impacto en el mundo?

-Oh, Dios mío, no sé... Estamos en esta extraña tradición en la que hacemos este trabajo que, ya sabes, contamos historias que realmente conectan con la gente. Es una plataforma y grado de privilegio que creo absolutamente debe usarse. Las personas no solo pueden conectarse emocionalmente o simplemente divertirse un montón. Realmente admiro a quienes usan su plataforma y privilegios para crear un mundo mejor y trabajan para poner fin al sufrimiento, al innecesario sufrimiento. Entonces, sí, esa es la única razón por la cual, ya sabes... Supongo que esas serían las razones que se me ocurrirían.

Comenta