Noah Hawley: “No quiero hacer otra temporada de Fargo a menos que piense que es la mejor hasta ahora”

Fargo

El creador de la serie inspirada en el filme homónimo de los hermanos Coen, se refirió a los capítulos finales del cuarto ciclo y a la posibilidad de continuar con la historia de las familias criminales que se enfrentan en Kansas. Si bien, Netflix solo dispone de las primeras tres en su catálogo, DirecTV Go transmitirá el final de la última este mes.



Dos familias criminales situadas en la ciudad de Kansas se enfrentan en una guerra a inicios de la década del 50. Ese es el argumento de la cuarta temporada de Fargo, serie de televisión que en Chile es transmitida por DirecTV Go y Netflix, plataforma de streaming que —hasta el momento— solo dispone de las primeras tres.

El pasado domingo, la obra dirigida por Noah Hawley presentó su último capítulo en el canal FX de Estados Unidos, el segundo después de un receso de cuatro meses en las sesiones de grabación, lo cual fue motivado por las complicaciones asociadas a la pandemia.

Según comenta el director en una entrevista con Variety, el equipo debió adaptar los libretos originales de estos últimos, debido a que tanto el clima como la cantidad de horas de rodaje cambiaron considerablemente en relación a cómo se gestó el resto de la temporada.

“Necesitábamos introducir felizmente los trágicos finales de Otis y Gaetano, además de que Ethelrida triunfara en esa novena hora. Y luego, en la décima, tuvimos que volver a cambiar la dirección de mal en bien, para después caer en mal otra vez. En los preparativos para esa fotografía adicional, revisé ambos guiones y me aseguré de pedirle a la producción que solo filmara las escenas críticas para los episodios”, declara.

Pero junto con ello, ese tercio de año en el que estuvieron inactivos también influyó en el aspecto del elenco. El caso más notorio es el de Rodney L. Jones III, actor de 12 años que interpreta a Satchel Cannon, hijo menor de unos de los clanes.

“En julio, cuando parecía que realmente íbamos a volver, mi primer pensamiento fue que podría haber crecido. Está en esa edad. Así que me enviaron una foto de cómo se veía y claramente lo noté envejecido, pero funcionó de todas formas. El hecho de que dejara a un niño y que después volviera a su hogar casi como un hombre es significativo”, afirma, para después añadir que actores como Chris Rock y Salvatore Esposito perdieron peso, y que “Jason Schwartzman es tan supersticioso que nunca se afeitó el bigote”.

El origen de un mafioso

Uno de los elementos más relevantes de la última temporada de Fargo, es que detalla cómo fue la transformación de Satchel Cannon en Mike Milligan. Después de que su padre Loy Cannon —uno de los mafiosos más respetados de la ciudad— fuese asesinado frente a sus ojos, el destino lo obligó a adquirir una nueva identidad para mantenerse a salvo, la misma con la que años más tarde, situado en la segunda temporada, siguió los pasos de su progenitor.

Fargo

“No tuvo muchas oportunidades en su vida y tuvo que recurrir a las habilidades que aprendió de Rabbi. Él le dijo, ‘no quiero que seas un niño soldado como yo lo fui’, pero no tenía realmente otra opción. En cierto punto, empezó a hacer algún tipo de trabajo y terminó por meterse con la mafia de Kansas, que es en definitiva lo que Ebal creó a partir del negocio de la familia Fadda”, comenta Hawley, para luego seguir con que “la ironía es que se convirtió en empleado de la misma compañía que sacó a su padre del negocio”.

Frente a la posibilidad de publicar una nueva entrega de Fargo, el director confirma que ya está pensando en ello, pero que también tiene planes de dirigir una serie ambientada en tiempos más contemporáneos: “Tengo que poner mucho en mi cabeza y asegurarme de que sea digna de unirse a estas 41 horas. No quiero hacer otra temporada de Fargo a menos que piense que es la mejor hasta ahora”.

Los dos capítulos finales estarán disponibles en Chile a partir del 8 de diciembre y a través de la plataforma DirecTV Go.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.