Por qué necesitamos un documental en torno a Led Zeppelin

led-zeppelin

Becoming Led Zeppelin se llama el filme que ya está listo y que retratará los años formativos de un grupo intenso e inventivo como pocos, del que precisamente no existen tantos registros, lo que asoma como una deuda que se empieza a saldar con una agrupación sólo un escalón por debajo de The Beatles.



El comunicado de prensa que hace un tiempo anunciaba el documental Becoming Led Zeppelin daba cuenta de una sucesión de hechos tan vertiginosos como irrepetibles: “Este registro traza los viajes de los cuatro integrantes del grupo a través de la escena musical de la década de 1960, su encuentro en el verano de 1968 para un ensayo que cambiará el futuro del rock, y culmina en 1970, cuando su segundo álbum saca a los Beatles de la cima de las listas de éxitos y se convierten en la banda número uno del mundo”.

Pocos grupos pueden narrar una épica parecida: formarse a alta velocidad en los circuitos musicales de Londres, editar dos álbumes que patean con rabia e ingenio el tablero del rock conocido hasta ese entonces, y marcar una nueva era haciendo olvidar a quienes definieron la anterior, imponiendo los shows en grandes estadios, las giras multitudinarias y la música popular como una encarnación mesíanica donde ellos son los nuevos dioses.

Por eso, cualquiera familiarizado con la cultura popular añoraba desde hace décadas un documental sólido y completo acerca de la historia de Led Zeppelin. Hay algunos notables acerca de los grandes clásicos (The Beatles, Bob Dylan, The Stooges, Rush, Metallica), así como también siguen existiendo instituciones que no exhiben en su historial un registro que reporte su existencia de principio a fin, del anonimato al estrellato, más allá de algunos puntuales dedicados a sus conciertos (The Rolling Stones puede ser un buen ejemplo).

led-zeppelin

Y si bien con Zeppelin hace décadas estaba disponible la película The songs remains the same -la que sintetiza su paso de 1973 por el Madison Square Garden neoyorquino, incluyendo momentos de backstage-, aún no estaba presente el proyecto que precisamente encapsulara esos rotundos años formativos, esos salvajes días de gloria y esos sagaces momentos en estudio que empujaron al hard rock en direcciones más sofisticadas y menos elementales.

Hasta ahora. Becoming Led Zeppelin es el documental que, según reportan desde ayer distintos medios especializados, ya está listo, bajo la mano del realizador Bernard McMahon y que servirá como una suerte de festejo tardío para el medio siglo del cuarteto.

En parte, la iniciativa también cumplirá el anhelado sueño de ver a los sobrevivientes juntos otra vez: hay entrevistas actuales con Jimmy Page, Robert Plant y John Paul Jones desmenuzando historias y procesos creativos, así como también diálogos de archivo con el fallecido baterista John Bonham.

“Esta es una película que nadie pensó que podía hacerse”, ha puntualizado McMahon en un comunicado, subrayando la verdad: no es fácil juntar, incluso a distancia, a quienes alguna vez fueron Zeppelin. Robert Plant siempre ha sido el más desconfiado, mientras que Page se muestra como el más entusiasta, dispuesto a abrir el archivo del conjunto incluso hasta lo poco pudoroso; por lo mismo, la reunión no es un mero trámite.

De hecho, tras la disolución en 1980, sólo se ha materializado tres veces: para el evento benéfico Live Aid, de 1985; para la celebración de los 40 años de Atlantic Records en 1988; y para un histórico recital de larga duración en 2007 en Londres (además de la gira de Plant & Page de los 90). Entonces, el nuevo filme ahí guarda otro mérito: ¿será la úlima vez que los tres músicos aparezcan en un proyecto juntos?

Led Zeppelin

“El meteórico ascenso de la banda al estrellato fue rápido y prácticamente indocumentado. A través de una búsqueda intensa en todo el mundo y años de restauración del archivo visual y de audio encontrado, finalmente se puede contar esta historia”, asegura nuevamente el mentor de la idea, recalcando que Becoming Led Zeppelin será precisamente esa travesía a la prehistoria, responder la pregunta de: ¿cómo una agrupación tan gigante, y que ya tenía a un guitarrista reputado y cotizado como Page en los 60, no pudo registrar con más detalle su juventud artística?

“Era el momento adecuado para que contáramos nuestra propia historia por primera vez con nuestras propias palabras”, agregó John Paul Jones en el comunicado difundido ayer, nuevamente deslizando el carácter definitivo del documental. “Y creo que esta película realmente dará vida a esa historia”, remató.

La cinta aún no tiene fecha de estreno, pero de algo hay que estar seguro: Zeppelin siempre será un acorazado dispuesto a inflamar todo a su paso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.