Berlín elige a su primera alcaldesa y vota a favor de expropiar a grandes inmobiliarias

Franziska Giffey, máxima candidata del SPD a la alcaldía de Berlín, habla durante una conferencia de prensa en la sede del partido en la capital alemana, el lunes. Foto: AP

La candidata socialdemócrata para liderar el próximo gobierno de la ciudad-estado de Berlín, Franziska Giffey, aseguró que respetará el resultado favorable de la consulta para expropiar 240.000 viviendas, aunque reiteró su postura contraria a una medida así.


Los socialdemócratas (SPD) ganaron las elecciones regionales para dirigir el gobierno estatal de Berlín, según los resultados provisionales del lunes, lo que significa que su candidata, Franziska Giffey, se convertirá en la primera mujer alcaldesa de la capital alemana.

Giffey, de 43 años, que hasta ahora era ministra de Familia en el gobierno nacional de la canciller Angela Merkel, sustituirá a Michael Mueller, del SPD, al frente de la alcaldía, después de que éste decidiera no volver a presentarse.

El SPD obtuvo un 21,4%, por delante de los Verdes (18,9%) y de la CDU (18,1%). En cuarta posición se ubicó La Izquierda poscomunista (Die Linke), con el 14 %, mientras la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) logró el 8,0 % de apoyos, y los liberales del FDP, el 7,1 %.

El candidato del SPD a canciller, Olaf Scholz, junto a Franziska Giffey asisten a una reunión de los líderes del partido en Berlín, el lunes. Foto: Reuters

El SPD -que lleva 20 años al mando de la capital alemana- parece dispuesto a continuar su actual coalición en el municipio con los Verdes y Die Linke. Sin embargo, Giffey indicó en la radio pública regional RBB, que iba a entablar conversaciones con los Verdes, pero también con la CDU, para constituir una mayoría estable para dirigir la capital.

“Es una de las ciudades más atractivas y grandes del mundo. Y tenemos todo el potencial para que en la década de 2020 Berlín se convierta en una de las sedes más importantes de Europa para los negocios, la tecnología, la cultura y la creatividad, y que podemos hacerlo de manera social y democrática”, dijo la nueva alcaldesa de Berlín.

Giffey, que en su día fue considerada como una de las candidatas a liderar el SPD a nivel nacional, dejó su cargo de ministra en mayo, tras un escándalo en torno a un supuesto plagio en su tesis doctoral.

Consulta contra inmobiliarias

En una consulta no vinculante, paralela a las elecciones regionales del domingo, la mayoría de los casi 2,5 millones de berlineses con derecho a voto a la Cámara de Diputados regional, se pronunció a favor de expropiar a las grandes inmobiliarias, en el referéndum convocado por la iniciativa ciudadana “Expropiar Deutsche Wohnen & Co”.

Así, el 56,4% de los votantes se pronunció a favor (frente a un 39,0% en contra) de que el Senado (Ejecutivo) redacte un proyecto de ley para “socializar más de 240.000 inmuebles” pertenecientes a “grandes empresas inmobiliarias con ánimo de lucro” que posean más de 3.000 viviendas, que pasarían a ser de propiedad pública, informó la Deutsche Welle.

Vista del distrito de Wilmersdorf con edificios de oficinas y departamentos en Berlín, el 7 de septiembre de 2021. Foto: AP

Según la cadena germana, la votación es el resultado de un fuerte descontento por el precio de la vivienda, con un aumento promedio de los arriendos del 85% entre 2007 y 2019, aunque siguen siendo muy inferiores a los de Londres o París.

Al respecto, Giffey aseguró este lunes que respetará el resultado favorable de la consulta para expropiar a grandes inmobiliarias, aunque reiteró su postura contraria a una medida así. La candidata socialdemócrata señaló que ya durante la campaña electoral se pronunció claramente en contra de expropiar o socializar más de 240.000 inmuebles, tal y como propone la iniciativa ciudadana “Expropiar Deutsche Wohnen & Co”, al considerar que “no es el camino correcto para solucionar la cuestión de la vivienda asequible”.

Giffey señaló, no obstante, que ante una consulta con resultado positivo, la obligación es proceder con “responsabilidad y respeto”, es decir, “poner en marcha los pasos que deben darse ahora”. Pese a ello, subrayó, hay que hacer una “evaluación muy, muy importante” acerca de la “legitimidad, la constitucionalidad y la viabilidad económica”, así como de “las consecuencias para la ciudad-estado de Berlín”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La Tercera Noche


A dos años del estallido social que abrió paso al proceso constituyente, la Convención Constitucional inició una nueva etapa oficializando la apertura del debate para una nueva Constitución. El hito se dio en un clima en que se enfrentaron distintas visiones sobre la fecha. En paralelo, los convencionales buscaban, hasta el cierre de esta edición, una fórmula para integrar las siete coordinaciones de las instancias permanentes que ordenarán el debate de contenidos.