Asaltan el estadio Monumental de Lima antes de la final de la Copa Libertadores

Monumental de Lima

Foto: Conmebol.

Los delincuentes robaron cientos de equipos tecnológicos que iban a ser utilizados para la transmisión de la definición entre Flamengo y River Plate.




No era todo tan perfecto en la capital de Perú. La noche del miércoles, el estadio Monumental de Lima, que albergará la final única de la Copa Libertadores entre Flamengo y River Plate, fue asaltado por delincuentes, quienes robaron cientos de herramientas tecnológicas que son propiedad de las empresas Backtrack Meneses y Telecomunicaciones y Ares Solutions.

En total fueron 119 radios portátiles, 65 baterías, 90 cordones intercomunicadores, 3 cargadores libres y 35 equipos lavalier (micrófonos y audífonos portátiles).

Todavía no se ha publicado ninguna versión oficial sobre el acto delictual y se desconocen aún a cuánto asciende el monto de las pérdidas.

Justamente ese día el presidente de la Conmebol Alejandro Domínguez había declarado que desde un comienzo debieron elegir Lima, en lugar de Santiago: "Avanzamos en once días lo que nos había costado más de once meses", dijo el dirigente paraguayo. El Ministerio del Deporte reaccionó ante las acusaciones: "Se refería a que no aceptáramos financiarles una fiesta de 40 millones?".

Comenta