Clarence Acuña: de vigoroso mundialista a funcionario de la Conmebol

El ex mediocampista de la Selección. con la que jugó el Mundial de Francia 1998, vuelca su experiencia en la cancha y la que ha adquirido en las aulas en el programa Evolución Educación, una plataforma en la que la confederación ofrece cursos en línea.




En octubre, mientras en Chile se desarrollaba con mayor intensidad el estallido social, Clarence Acuña daba un paso clave en su carrera. Y en su vida. El exmediocampista, mundialista con la Selección en Francia 1998 y quien vistió las camisetas de O’Higgins, Universidad de Chile, Rosario Central y el Newcastle, entre otras, se instalaba en una oficina de la Conmebol. Había llegado a Luque para volcar su experiencia en la cancha y al borde de ella, como ayudante de José Luis Sierra, en el programa Evolución Educación, la flamante plataforma educacional que la entidad que preside Alejandro Domínguez lanzó para la especialización de quienes estén interesados en interiorizarse en diversos aspectos relacionados con el desarrollo del fútbol y del negocio en torno a él.

“Llegué porque una vez en conversación con Gonzalo Belloso, con quien fuimos compañeros, me sugirió trabajar acá, por el currículo que tenía. Había de trabajar con terminado con José Luis (Sierra) y me contacté con él. Me llamaron después de la Copa América del año pasado. Estuve tres meses. Habían llamado 30 personas. Quedaron tres. Tuve que venir a Paraguay a entrevistarme con directores. En octubre me contratan como responsable técnico y ahora soy gerente técnico del área de Desarrollo”, explica a La Tercera respecto de su nuevo rol en el balompié sudamericano.

“Estoy feliz. Toda la vida he estado en el fútbol, llegar a un cargo importante es algo magnífico. Se valora más afuera que en casa. Hay un respeto increíble. No todos tienen la posibilidad de hacer lo que hice. Todo ese bagaje acá se reconoce. He pasado por todas las áreas. Soy la persona que tiene experiencia, junto con Gonzalo. Tuvimos camarín, vivencias. Eso ayuda”, sostiene.

El plan

Acuña destaca que su rol cubre un amplio espectro. “El programa es bien amplio. Yo me encargo del desarrollo de las federaciones, en fútbol desde la Sub 20 hacia abajo, femenino, sala, playa, capacitaciones e infraestructuras. Hablo con todas las federaciones. Tengo una agenda full. Integro la Comisión Técnica Docente, que se encarga de la licencia pro para los técnicos y del reconocimiento de esas licencias a nivel mundial. Y ahora en la plataforma Evolución Educación”, especifica.

Y cuando habla respecto del programa en el que participa, se entusiasma. “Desde el presidente hacia abajo estamos convencidos de que el deporte es un buen medio de formación. Había que tener algo tangible, algo que la gente que pueda estudiar, leer. Y que pueda ver nuestros ejemplos. Nuestro presidente tiene un discurso sobre lo que hace la Conmebol. Y luego hay gente que hace ese tipo de acción. No existía ese traslado a los libros. Se cuenta la historia como contenido y cursos de las experiencias de la Conmebol”, relata. Gestión deportiva, Planificación y Organización de Eventos Deportivos, Estrategia para el Desarrollo del Fútbol Juvenil, o aspectos más operativos como Seguridad en Eventos Deportivos, o Preparación y Mantenimiento del Césped forman parte de la oferta de contenidos. Las propuestas se irán ampliando.

La intención, dice Acuña, es llegar a todos los niveles. “Nos preocupamos del producto completo. Uno de los pilares es profesionalizar a la gente a través del deporte. Era lo que faltaba. Vamos a tener 10 cursos en el aire a octubre. Y en 2021, 20 cursos más”, expone. El valor de los cursos parte en los US$ 100. “No tenemos fines de lucro”, enfatiza. Y destaca el afán amigable y lúdico de los programas.

Felicidad y cautela

El rancagüino dice que en la Conmebol encontró el lugar preciso para desarrollarse. “Yo estoy muy bien donde estoy. Conozco mis virtudes, defectos y aspiraciones. Hoy me siento pleno. Encontré un lugar espectacular. Nunca había trabajado en una empresa tan importante. Reglas claras, transparencia, con aspiración de ser líder. En la plataforma está todo. Hay una claridad increíble. En cada acción nuestra, hay muchos beneficiados. Queremos dar herramientas para que todo el ámbito del fútbol pueda crecer, para que se sepa lo que se hace detrás”, describe.

También dice que su llegada al área tiene que ver con su permanente deseo de perfeccionarse. “Cuando fui gerente técnico de O’Higgins. Roberto Abumhor me instó a estudiar. Saqué diplomados de marketing, de gestión, de sicología y sociología. Tengo el título de entrenador. Y estoy haciendo un curso de coaching. Eso más las experiencias en O’Higgins, y Arabia me han ayudado bastante. Tuve 25 años de estudio informal increíble y cinco años de estudio formal para manejar los conceptos. Me faltaba eso. Viajaba de noche a Santiago a estudiar”, recuerda el exmediocampista. Y el nuevo docente.

Comenta