Cobresal castiga la torpeza de Colo Colo y gana en la agonía

Cobresal

Foto: Agencia Uno.

El cuadro nortino se impone por 2-1, con dos tantos de Reynero. El Cacique no supo aguantar la ventaja y terminó sucumbiendo ante la altura y sus descuidos en defensa.




COBRESAL 2 - COLO COLO 1

COBRESAL: L. Requena; M. Filla, A. Coronel (39', F. Ragusa), R. González, M. Jorquera; S. Silva, C. Mesías; R. Gamarra (64', F. Reynero), M. Cañete, J. Gaete; S. Varas (46', A. Murialdo) .

COLO COLO: B. Cortés; O. Opazo, J. Barroso, J. M. Insaurralde, R. De la Fuente; C. Fuentes, C. Carmona; M. Bolados, L. Valencia (86', L. Arriagada), B. Vejar (74', M. Fernández); J. Parraguez. DT: M. Salas.

Goles: 0-1, 66', Valencia anota de tiro libre desde 30 metros; 1-1, 68', Reynero define bajo tras recibir un pase de Murialdo; 2-1, 90+3', Reynero marca con un potente derechazo que deja parado a Cortés.

Árbitro: Nicolás Gamboa. Amonestó a Varas, González, Ragusa(C); Fernández (CC) .

Incidencia: 18', Valencia falla un penal cobrado por el VAR por mano de González.

Estadio Monumental. Asistieron 7.000 personas, aprox.

En cursivas, jugadores juveniles.

Cobresal vence a Colo Colo por 2-1. En la última jugada del partido, cuando el empate parecía firmado. Un castigo para la visita y un premio para los locales, que supieron aprovechar los yerros defensivos que deben dejar muy preocupada a la banca del cuadro popular.

Mario Salas se guardó la apuesta del juvenil en cancha. En desmedro de Provoste, juntó en la mitad de la cancha a Carmona y Fuentes. Una señal evidente de que el técnico no quería zozobras en el norte, de su respeto por la visita a El Salvador. Por como se dio el primer tiempo, el diagnóstico del Comandante no fue errado: un partido muy estrecho, discutido en la zona de volantes y con pocos espacios para los delanteros.

El VAR jugó para el Cacique a los 16', cuando cobró un penal de monitor por mano de González. Leo Valencia, sin embargo, no pudo vencer al portero Requena. No hubo ninguna más clara, hasta que Insaurralde estrelló su cabezazo en el travesaño, en los descuentos del primer tiempo. El desarrollo del juego impidió que la emoción se instalara en las áreas. Con las bandas clausuradas, las únicas luces de buen fútbol corrían por cuenta de Cañete y Valencia, los armadores de ambos equipos.

El asunto fue muy distinto en el segundo tiempo. La carga física se notó. Las marcas se soltaron y los espacios se abrieron. El 10 de Colo Colo comenzó a ser protagonista y Bolados, totalmente desaparecido en el primer tiempo, tuvo más contacto con la pelota. Una falta sobre el extremo derecho, quien se escapó por el centro del campo, provocó el tiro libre que Valencia firmó con un derechazo hermoso. Inatajable. El 0-1 parecía justo, el problema para los albos es que duró nada, porque dos minutos después, Felipe Reynero decretó la paridad en una desinteligencia defensiva de la visita.

El gol le dolió al Cacique y empinó a Cobresal. Salas movió las piezas, mandó a la cancha a Matías Fernández y logró recuperar el control del balón. Las jugadas de peligro, eso sí, se esfumaron. Jugadores vencidos por el cansancio, el miedo a no perder, el empate esta firmado.

Nadie le avisó a Reynero, sin embargo. Quien con viveza se metió a espaldas de un estático Opazo y en los descuentos sacó un derechazo que definió el triunfo para Cobresal. Tenía razón Mario Salas. No era fácil la visita a El Salvador. Pero dan igual los recaudos, cuando el equipo pavea en defensa. Solo por eso, Colo Colo, merecidamente, se regresa sin puntos desde el norte.

Comenta