El diccionario de la Fórmula E

Formula E Santiago ePrix

Algunos términos y conceptos para entender mejor la temporada 2018-2019 de la competencia eléctrica, que mañana hace escala en Santiago.


Circuito callejero: Una de las grandes señas de identidad de la categoría eléctrica es que no se disputa en autódromos convencionales sino en trazados urbanos, idealmente en el centro de las ciudades que albergan el E-Prix. La irregularidad inherente a estos pavimentos pone a prueba la habilidad de los pilotos.

Shakedown: Reconocimiento de pista de los pilotos previo a las prácticas libres y a la clasificación. Generalmente se realiza el día anterior a la carrera y representa la primera toma de contacto real de los participantes con el circuito callejero. Esta sesión, de velocidad reducida (110 kw) sirve para familiarizarse con el trazado y verificar los sistemas electrónicos de los autos.

Entrenamientos libres: Dos prácticas de 45 y 30 minutos, respectivamente, que abren la jornada de la carrera. Aunque los cronos no computan para la clasificación, los pilotos pueden rodar por primera vez en sus monoplazas al máximo de potencia.

Clasificación: Determina el orden en la grilla de salida y se disputa, al igual que los entrenamientos libres, el mismo día de la carrera. Los pilotos se dividen en cuatro grupos  en busca de los seis mejores tiempos que dan acceso a la Super Pole.

Super Pole: Los seis pilotos más rápidos en las tandas de clasificación disponen de seis minutos cada uno para lograr su mejor registro. La largada se realiza en orden inverso en función de los tiempos de clasificación, quedándose el más veloz con la Pole Position.

Pole position: Al igual que ocurre en la Fórmula 1, alude al piloto más rápido en las clasificaciones y el que ocupa la primera posición en la grilla.  Conquistar la Pole position en Fórmula E significa también adjudicarse tres puntos adicionales en la general.

Grilla: Del mismo modo que sucede en otras pruebas de motor, designa el orden que ocupa cada piloto en el momento de producirse la largada.

Vuelta rápida: El piloto capaz de completar la vuelta más veloz al circuito de un E-Prix es gratificado en la clasificación de la Fórmula E con una unidad. Con ello, la organización fomenta la competitividad de los pilotos durante toda la prueba tengan o no la posibilidad de terminar la carrera en la zona de puntos.

Pit lane: También conocida como calle de boxes, es la pista asfaltada que conecta el circuito con el Pit stop. Hasta la presente temporada, los pilotos de la Fórmula E realizaban la parada obligatoria en pits para cambiar de auto. Ahora, tras diseñar una nueva batería y sistema de carga, los monoplazas disponen de una autonomía energética que les permite evitar dicha parada.

FanBoost: Uno de los grandes atractivos introducidos para favorecer la participación de los espectadores  y aumentar la sensación de interactividad. A través de las redes sociales, los fanáticos pueden votar a qué piloto regalar un impulso de potencia extra durante un lapso de cinco segundos durante la segunda mitad de la carrera. Las votaciones para elegir a los cinco beneficiados se abren seis días antes de cada carrera y terminan minutos después de la largada.

E-Prix: Así es como se denominan los Grandes Premios de la Fórmula E. Desde esta temporada, la carrera del E-Prix tiene una duración de 45 minutos más una última vuelta adicional que comienza cuando con el tiempo ya cumplido el líder cruza la línea de meta.

E-Village: Es una especie de fan zone recreativa anexa al circuito que ofrece una gran oferta de entretención, alimentación, hidratación y actividades relacionadas con la competencia.

Emotion Club: Exclusiva zona VIP reservada para seguir con todas las comodidades la carrera. Es también una suerte de alfombra roja por la que desfilan las personalidades, los auspiciadores y los embajadores de la competencia.

Gen2: Es el nuevo modelo de monoplaza, la segunda generación, que ha debutado esta temporada en la Fórmula E. Su potencia máxima es de 250 kw, lo que le permite alcanzar una velocidad punta de 280 km/h. Estos bólidos son capaces de acelerar de 0 a 100 en apenas 2,8 segundos. Todos los monoplazas son idénticos desde el punto de vista aerodinámico.

Halo: Dispositivo de seguridad concebido para proteger la cabeza del piloto, que también debuta esta temporada. Incorpora unas luces LED que determina la función que ha activado el piloto.

LED: La nuevas luces LED hiperactivas en el halo son otra de las novedades. Lucirán de color azul  cuando el bólido haya activado el modo ataque y de color magenta cuando el piloto esté haciendo uso del FanBoost.

Attack Mode: Conocido también como HyperBoost, es la gran atracción de la presente temporada. Esta función permite a los pilotos  disponer de un extra de potencia de 25kw durante cuatro minutos. Para ello deben cruzar la zona de activación, situada fuera del trazado ideal de la pista, perdiendo al hacerlo un tiempo que podrán recuperar después con el impulso energético. El halo de los monoplazas encenderá LEDs de color azul cuando los pilotos estén haciendo uso del modo de ataque. Similar al DRS de la F1, pero mucho más explosivo, fue concebido para hacer más impredecible la carrera.

Double-header: Aunque generalmente los E-Prix se disputan un solo día para evitar interferir demasiado en la normal actividad de las ciudades anfitrionas, algunas fechas cuentan con double-header o sesiones dobles de acción.

Comenta