División por estados, un intenso calendario y premios millonarios: guía para entender el fútbol brasileño, la nueva casa de Arturo Vidal

El domingo, Corinthians y Flamengo disputaron el clásico brasileño. FOTO: REUTERS/Carla Carniel

El gigante sudamericano rueda en torno a un balón durante todo el año, dándole representatividad a todas sus unidades federales. El país que acogerá al King no solo tiene el Brasileirao, sino que también a los torneos estaduales y a la Copa de Brasil, que le entrega al campeón un jugoso cheque de, aproximadamente, 11 millones de dólares.



Apenas pisó Río de Janeiro, Arturo Vidal revolucionó la “Ciudad Maravillosa”. Su incorporación al Flamengo significa uno de los importantes golpes del mercado en Brasil, que se está acostumbrando a repatriar a estrellas desde Europa. El seleccionado nacional tendrá como compañeros, por ejemplo, al portero Diego Alves, al zaguero David Luiz, al lateral Filipe Luís y al delantero Gabriel Barbosa (Gabigol). Por razones obvias, los fanáticos chilenos comenzarán a familiarizarse más con lo que sucede en el balompié del gigante sudamericano, que dista bastante con lo que ocurre en la élite del Viejo Continente, ya que su fixture se ordena en año calendario.

La siguiente es una guía para entender el fútbol en Brasil, país que tiene actividad incesante. Eso sí, en 2022 tendrá un final anticipado, considerando el Mundial de Qatar en noviembre.

El Brasileirao

La máxima categoría del fútbol brasileño, que recibió el honor de ser considerada la mejor liga del mundo según la Federación Internacional de Historia y Estadísticas (IFFHS, por sus siglas en inglés), comenzó este año en el mes de abril, después de los campeonatos estaduales. Son 20 equipos en total y su formato es simple: se enfrentan en partidos de ida y vuelta, todos contra todos. Al final de las 38 fechas, el club con más puntos es el campeón. En el caso de empate en puntos entre los dos primeros del torneo, para efecto de la clasificación final, el primer criterio de definición es la mayor cantidad de victorias.

La liga brasileña, así como la argentina, es la que entrega más cupos para las competencias internacionales. Los cuatro primeros de la tabla acceden a la fase de grupos de la Copa Libertadores, mientras que el quinto y sexto entran en la fase 2 del certamen. Luego, entre el séptimo y el duodécimo clasifican para la Copa Sudamericana. Planteado de otra manera, 12 de 20 equipos tienen acceso a las copas continentales. Por contraparte, los cuatro últimos (del 17° al 20°) descienden a la Serie B, que este año tiene a grandes como Gremio, Cruzeiro y Vasco da Gama.

El campeón del Brasileirao accede a la disputa de la Supercopa, ante el monarca de la Copa de Brasil. Si el vencedor de ambos torneos es el mismo club, la Supercopa será entre el primero y el segundo de la liga, según se indica en las bases. Los equipos participantes de la edición 2022, divididos por unidad federal, son:

Sao Paulo (5): Corinthians, Palmeiras, Bragantino, Santos y Sao Paulo

Río de Janeiro (3): Botafogo, Flamengo y Fluminense

Minas Gerais (2): América Mineiro y Atlético Mineiro

Rio Grande do Sul (2): Internacional y Juventude

Ceará (2): Ceará y Fortaleza

Goiás (2): Atlético Goianiense y Goiás

Paraná (2): Athletico Paranaense y Coritiba

Mato Grosso (1): Cuiabá

Santa Catarina (1): Avaí

Torneos estaduales

La competencia con la que arranca el año en ese país son los campeonatos estaduales, que son organizados por cada una de las 27 unidades federales del país, diferenciándose del Brasileirao, organizado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). Dicho de otra forma, cada estado dentro del Brasil tiene su propio torneo, que se desarrolla en paralelo durante tres o cuatro meses, antes del inicio de la liga.

Si en total son 27 los certámenes, hay cuatro que se llevan la mayor atención, porque son los estados más grandes y porque se concentran los equipos grandes: Río de Janeiro (Carioca), Sao Paulo (Paulista), Minas Gerais (Mineiro) y Rio Grande do Sul (Gaúcho). Los campeones estatales y, en algunos casos, los subcampeones, clasifican automáticamente a la Copa de Brasil del año siguiente.

La Copa de Brasil

En lo futbolístico, vendría a ser el equivalente a la Copa Chile, aunque en otra dimensión, una muy superior. Este torneo es disputado por 92 equipos, representando a todos los estados del país. Dura entre febrero y noviembre, y el campeón obtiene un cupo para la Copa Libertadores y la Supercopa del año venidero, para chocar con el campeón de la liga. El equipo más campeón de la Copa es el Cruzeiro, con seis estrellas, la última de ellas en 2018. A nivel estadual, el más ganador es Sao Paulo, con 10 campeonatos. Es tan relevante como codiciado en su país, tanto por la tradición como por el jugoso cheque para el que levanta el trofeo.

Premios en dinero

Brasil es una potencia futbolística y económica en el continente. Las diferencias son siderales respecto a las otras ligas de la región. La Copa de Brasil es un ejemplo evidente. Aunque se trate de la segunda competencia en importancia del país, otorga un premio millonario. Para este año, hubo un incremento en la ganancia para el campeón: 60 millones de reales, equivalente (al día de hoy) a poco más de 11 millones de dólares. Mientras que el subcampeón recibe 25 millones de reales (US$ 4,8 millones).

En el caso del Brasileirao, el campeón de 2021 se embolsó, aproximadamente, 33 millones de reales (poco más de 6 millones de dólares). Se trata de una diferencia incontrarrestable con el resto de las ligas de Sudamérica.

TV y streaming

¿Cómo ver los partidos del Brasileirao? Para Latinoamérica, el campeonato de liga es transmitido por ESPN y Star+. Algunos partidos de cada fecha son emitidos por alguna de las señales del canal de cable, mientras que la jornada completa va por streaming. Otra vía de transmisión es el servicio de streaming Fanatiz, que cuenta con los derechos.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.