Joaquín Niemann está dando el paso a la perfección

Un putt de Niemann en el último BMW Championship.

Admirado primero por su tiro de salida, los segundos golpes se han vuelto su especialidad. Si a eso se suma lo bien que ha sentido y cómo ha avanzado su juego sobre el green, el chileno está llegando a ser el golfista completo que ya asomaba.


Así como en todo, los deportistas tienen especialidades. Buenos sacadores, cabeceadores, reboteadores o esprinters, en todas las disciplinas los jugadores son conocidos por obtener ventaja en alguna de las facetas del juego.

Lo mismo pasa en el golf, donde hay grandes tiradores desde el tee de salida, como Bryson DeChambeau o Rory McIlroy, que consiguen que la bola llegue más lejos o en el lugar preciso donde pusieron el ojo; están los segundos pegadores, que son peritos en avanzar hacia los greens, como Tony Finau y Lee Westwood; los buenos para el juego alrededor del green, como Ricky Barnes o Dustin Johnson; y los jugadores de putt, que no fallan en los suaves golpes finales, como Xander Schauffele o Charles Howell III.

También hay golfistas especialistas en salir de cualquier trampa de arena, de jugar desde zonas boscosas, de sortear lomas, en medir distancias, en canchas cortas, en campos largos, en jugar con viento... En fin. Pero los que definen el juego son los del párrafo anterior.

¿De cuál tipo es Joaquín Niemann? Una mezcla de los dos primeros, la verdad. Famoso es el tiro de salida de Joaco, desde el día mismo en que se hizo conocido en Estados Unidos en su primer torneo como profesional y el mundo vio la contorsión única que le daba no solo distancia a su golpe de salida, sino también una precisión envidiable.

Entonces, el talagantino es jugador de tee. No, no necesariamente. Una mirada más experta entre los especialistas en Estados Unidos ha descubierto que el chileno es destacable también en los segundos tiros. Pese a su nombre, no es necesariamente el que viene después del primero, sino que todos aquellos que se dan desde los fairways. Son los que dan confianza también.

Niemann, en la tercera ronda del pasado US Open, saliendo de una trampa de arena. (AP Photo/Charles Krupa)

“Joaco es súper completo, su fuerte ha sido siempre el juego largo, lo que hace de tee a green, sus salidas, sus segundos tiros y eso lo hace ser tan sólido. Y ahora que está mejorando con el putter y el juego alrededor del green los resultados son aún mejores. Pero Joaquín es un jugador muy sólido por su swing, por su consistencia”, explica Eduardo Miquel, entrenador del golfista.

Por eso es complicado determinar cuáles son los campos que más favorecen al chileno. Al principio, se pensó que canchas largas, donde avanzaba más con su tiro de salida, serían de su gusto, pero el asunto es que recorridos más técnicos también le permiten al nacional brillar con una buena estrategia. A veces el tamaño de los greens puede favorecerlo o complicar a sus rivales y sacar ventaja ahí. Quienes descubren cómo derrotar a las dificultades de la cancha son los que triunfan.

Los números en golf muchas veces son complicados de comprender, pero ratifican lo que ocurre con Niemann. La estadística más completa es el SG, que no es más que saber cuanta ventaja consigue respecto de sus rivales un jugador en un aspecto específico del juego. Allí, en los últimos 12 meses, Niemann está 20º en putt; 23º en salidas desde el tee; 50º con el juego de tee a green; y en lugares secundarios en approachs y alrededor del green. Pero en el promedio de todos los elementos, el chileno es 15º, es decir, en el conjunto es donde más destaca.

El nuevo número 44 del mundo es el cuarto pegador más largo y décimo en su promedio de score, que son 69,032 golpes por ronda.

Todo lo anterior no quiere decir que el número uno de Chile sea malo sobre el green. Si así fuera no hubiese asomado la nariz en el PGA Tour, el circuito más exigente del mundo. Pero sí sabe el jugador que es el elemento que lo separa de conseguir la perfección en su juego. Tras sus buenos golpes y el sexto puesto en la CJ Cup así lo manifestaba: “Me siento muy bien, estoy pegándole muy bien a la pelota y jugando excelente sobre el green”, dijo contento.

“Yo comparto esa visión. Está sólido en todo aspecto, ha mejorado mucho el juego en el green, así que sin duda, estaba contento”, agrega Miquel, quien viajará a Houston para entrenar y acompañar a Niemann en ese torneo (5 al 8 de noviembre), en la semana previa al Masters.

Joaquín Niemann se presentará esta semana el Zozo Championship, el certamen que se juega en Japón, pero que esta temporada, por la burbuja del Coronavirus, se disputará en el Sherwood Country Club, en Thousand Oaks, California, campeonato que el año pasado (en Asia) ganó Tiger Woods y que reparte 8 millones de dólares en premios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.