La ANFP discute la marcha atrás con Wanderers

Mario Oyer

Los caturros recurrieron a la justicia y los clubes comienzan a buscar un arreglo alternativo para el eventual ascenso de los porteños.




El fútbol chileno ya terminó, pero sigue al rojo. La determinación del Consejo de Presidentes de, además de finalizar las competencias, anular los ascensos y descensos, dejó varios heridos. El principal de ellos, Santiago Wanderers, que era líder de la Primera B y se siente ampliamente vilipendiado al verse imposibilitado de subir a la máxima categoría. Por lo mismo, de hecho, la Corporación del club porteño, inició ayer una acción judicial para intentar revertir la medida y buscar, mediante esa vía, una solución para su conflicto.

"Vamos a llegar hasta el final. Si las razones esgrimidas por el Consejo de Presidentes para tomar esta medida fueron con la calculadora y la billetera, nosotros haremos lo mismo, pero con el amor y la pasión que sentimos por Wanderers", dijo Mario Oyer, quien preside la instancia que representa al club de Valparaíso, tras hacer el trámite ante la Corte de Apelaciones de la ciudad puerto. "No podemos descartar nada, incluso el TAS", expresó, por su parte, el timonel del club caturro, Rafael González. Y Nicolás Ibáñez, controlador de la institución, hizo un llamado a los aficionados a sumir un rol más activo: "Qué bueno que los hinchas se preocupen. Ojalá tomaran el control del club, aprovechando las oportunidades de participación que se les ha dado", aseguró.

Pero en la ANFP no quieren que la situación llegue a la justicia. Por lo mismo, ahora se abren a revertir su propia determinación. Así comenzó a decretarse ayer, en una reunión en la que participaron la cúpula directiva de la Asociación y nueve elencos de la primera categoría (la U, la UC, Colo Colo, Unión Española, Audax Italiano, Palestino, Huachipato, O'Higgins y Coquimbo).

"Nos reunimos para analizar una situación que perjudica a varios", dijo Sebastián Moreno después del encuentro. "Vamos a agotar las instancias de diálogo. Hay que buscar caminos para privilegiar la justicia deportiva", añadió. Al mismo tiempo, el timonel del fútbol chileno se abrió a diversas alternativas: "Tenemos que seguir trabajando para consolidar quiénes eventualmente ascenderán a la Primera División. No se descarta jugar con 18 clubes. Pero para lograr avanzar tenemos que destrabar varias otras situaciones", explicó.

En esas otras situaciones se cuenta el plano financiero. "Acá tiene que existir un gesto que incorpore a los clubes que no están en la misma situación económica... Esto no se trata de sentarse y dictaminar cuáles son los clubes que suben o bajan… Hay un criterio por sobre todo de puntaje alcanzado. Hay que encontrar una solución, pero sabemos que cualquier cosa dejará heridos", subrayó.

Nueva reunión

Este miércoles, mientras, se repetirá la reunión de ayer, aunque ahora con la participación de los equipos de la Primera B. La idea es llegar al Consejo del viernes con una propuesta clara y con criterios unificados que permitan una salida expedida del conflicto. "Siempre ha habido disposición de nuestra parte, pero en el último tiempo se ha perdido cuál es la motivación del fútbol chileno… Muchos de los que pedían parar la actividad, ahora piden una resolución justa del campeonato", cerró.

Comenta