La Serena pide ser de cuarta categoría

Los granates se inscribieron en el último escalón del estatuto que regula las transferencias de jugadores. Sólo recibirán o pagarán US$ 2 mil por año de formación.


En La Serena bajaron de categoría de manera voluntaria. No es que el cuadro Granate haya dejado de pertenecer al fútbol profesional por los malos resultados, ni menos que un error administrativo hipotecara su futuro en la Primera B. La dirigencia granate, que hoy está comandada por Cristián Contador, solicitó a la ANFP que la institución nortina fuese inscrita en la cuarta categoría del estatuto que regula la transferencia de jugadores. La solicitud tiene directa relación con los derechos de formación que recibe y paga un club al traspasar o adquirir a un jugador.

Según establece el reglamento, las asociaciones clasifican a sus clubes en un máximo de cuatro categorías, de acuerdo con sus inversiones financieras en la formación de futbolistas. Los costos corresponden a la suma requerida para formar a un jugador durante un año. Varía de US$ 50 mil hasta US$ 2 mil, y consideran desde los 12 años hasta el primer contrato profesional.

El cuadro Granate, junto a Barnechea, fueron los únicos elencos profesionales que quisieron bajar de categoría. En caso de transferir o comprar un futbolista, solo cancelarán o recibirán US$ 2 mil por año de formación.

Esto facilitaría el ingreso de juveniles a un menor costo, como ocurrió con Zacarías López, arquero representado por Fernando Felicevich y que hoy milita en la Cuarta Región, a préstamo desde Deportivo Municipal de Perú, que también está en la categoría más baja que otorga la FIFA.

En Chile, la realidad del resto de las instituciones es opuesta, porque optan por resguardarse de los agentes que pueden levantarle a sus jóvenes promesas. Por ende, se registran en la categoría 2. En esta, se asegura un pago de US$ 30 mil. Desde la ANFP confirman la solicitud de La Serena y Barnechea: “Es efectivo. La Serena y Barnechea lo pidieron y ya son de cuarta categoría en materia de transferencia de jugadores”, ratifican desde Quilín. Los papayeros fueron consultados por La Tercera, pero optaron por el silencio. No contestaron llamadas ni mensajes de texto. Por su parte, los huaicocheros negaron el hecho.

A esto, se le suma que La Serena sumó al joven boliviano John García, quien con apenas 18 años llegó a préstamo desde Huachipato. El volante explica su arribo: “Me vine porque sabía que iba a tener oportunidad de jugar más minutos y la puedo pelear más”. Luis Marcoleta, DT granate, cuenta cómo se dio su llegada: “Me lo presentaron en videos los dirigentes. Me gustó y quizás juega el fin de semana”.

Seguir leyendo