La Vuelta a Burgos 2020 inicia el retorno del ciclismo

Así lucían antes de largar los corredores de la Vuelta a Burgos. Foto: Ayuntamiento de Burgos.

En una día marcada por los accidentes y las precauciones por la pandemia, comenzó en España el World Tour de la UCI. El austríaco Felix Grossschartner (3h 4′21″) ganó la primera etapa.




La Vuelta a Burgos comenzó como la más esperada del ciclismo internacional. Hoy se disputó la primera etapa de la cita World Tour, dando inicio a una nueva normalidad para este deporte. La jornada acabó con un ascenso al Mirador del Castillo burgalés, y debió realizarse siguiendo estrictas medidas de seguridad e higiene. El austríaco Felix Grossschartner (3h 4′21″) fue el ganador.

El lunes estuvo marcado por los fuertes vientos que azotaron al pelotón. Tan duros que provocaron dos duras caídas. A 54 kilómetros de la meta, cuando el pelotón rodaba veloz, el colombiano Sebastián Henao y el holandés Gijs Leemreize cayeron contra la cuneta. Ambos abandonaron, pero el europeo sufrió además la pérdida de un dedo, según comunicó su equipo.

Desde antes de largar, el escenario se apreciaba evidentemente distinto, pues todos los deportistas portaban cubrebocas, que se quitaron solo justo antes de correr. La prueba ha estado cargada de estrictas medidas de seguridad. De hecho, dos corredores del equipo Israel debieron abandonar la competencia por precaución, tras estar en contacto con un compañero infectado.

El podio lo completó el portugués Joao Almeida (Quick Step) y el español Alejandro Valverde (Movistar), ambos a 8 segundos de Grosschartner.

Mañana, se disputará una etapa de 168 kilómetros, que unirá a Castrojeriz con Villadiego. Será la segunda de cinco etapas de una a Vuelta a Burgos en pandemia, que ha mostrado expectación desde que se anunció.  

Comenta