Lo que faltaba: Colo Colo no registró a tiempo el contrato de Gaete

El club no cumplió el plazo de 10 días que establece la ANFP y está obligado ahora a firmar un nuevo acuerdo con el jugador, si quiere contar con sus servicios. Además, Santa Cruz no ha presentado el finiquito del volante ni ha firmado el documento de transferencia, que sí rubricaron los albos.


La historia de Juan Carlos Gaete en Colo Colo todavía tiene nuevos capítulos que ofrecer. A fines de diciembre parecía ir todo bien. El delantero confesaba que su sueño era llegar al Cacique e incluso resaltaba que “no le interesaba” fichar en la U, ante una supuesta oferta.

Pero todo cambió, el exjugador de Cobresal adujo problemas personales para restarse de la pretemporada del Cacique ante la atónita mirada de todo el medio. El desarraigo, los afectos y el entorno aparecieron como causales de esta drástica determinación, mientras los albos ponían al psicólogo José Mena a acompañar al futbolista de 21 años.

En paralelo, hay otra situación que complica. Si bien Colo Colo y Gaete firmaron el contrato de trabajo que lo liga por los próximos cuatro años a cambio de US$ 350 mil por su pase, este ya no fue registrado en la ANFP, pues ya pasaron los 10 días para realizar este trámite. ¿El motivo? Si bien en Blanco y Negro tenían el finiquito de Cobresal, su último club, faltaba el de Santa Cruz, equipo dueño de su carta y que pertenece a Cristián Ogalde, quien también es el representante del jugador. El agente se había comprometido a realizar esta diligencia. No obstante, el club de la Sexta Región no ha presentado el finiquito en Quilín y tampoco le ha comunicado formalmente a ByN si el volante firmó ese documento.

Pero eso no es todo, ya que ByN sí firmó el contrato de transferencia, el cual quedó en poder de Ogalde para ser firmado. Sin embargo, este no ha llegado de vuelta a Pedreros ni a Quilín. De modo que todo el papeleo realizado quedó sin efecto. E, incluso, el jugador podría negociar tranquilamente con otro club. De cierta forma, sin ese documento firmado por ambos clubes, la operación es inexistente.

Por lo mismo, ByN tampoco ha pagado la cifra pedida por el atacante. Ni un peso, según aseguran en Macul. Así, para permanecer en el club deberá firmar un nuevo vínculo, que en el Cacique confían que sea bajo los mismos términos acordados previamente.

De hecho, en estos momentos, según le aseguran a La Tercera desde la concesionaria, las autoridades del conjunto blanco están buscando una solución para este conflicto.

 

 

 

Seguir leyendo