Machete sobre Caputto

Martín Lasarte, en su paso por el El Deportivo de La Tercera hace dos meses.

Tras sumar solo cuatro puntos de los últimos 18, la U decidió prescindir de su entrenador y activar de inmediato el plan Lasarte, que ya estuvo en la banca azul entre 2014 y 2015.




Hasta que se acabó la era de Hernán Caputto en la U. Este viernes, en reunión de directorio, Azul Azul definió que el entrenador no seguirá al mando del primer equipo para la segunda rueda del torneo.

Luego de haberle dado un espaldarazo apenas la semana pasada, la derrota ante la U. de Conce pudo más y terminó por sacar de su cargo al hombre que dejó la Sub 17 de Chile para hacerse cargo de las inferiores azules, donde apenas duró poco más de un mes.

Luego de 30 partidos dirigidos y un 44,4% de rendimiento, el ex técnico de la Baby Roja dice adiós tras haber dirigido su último partido el jueves, en el que perdió con el Campanil. Desde ese día ya se venía fraguando la salida de un DT que se va dolido del CDA.

El técnico se sintió poco respaldado en las últimas semanas. Ni siquiera sintió el apoyo de Sergio Vargas, con quien tiene más cercanía. Superman no sacó la voz para darle estabilidad a un proceso. Caputto, además, sentía que no se le valoraron las oportunidades que dio a jóvenes promesas del club, uno de los grandes déficits de la concesionaria.

Encima, el ex técnico de la Sub 17 empezó a ganarse el desamor de los referentes, a los que desplazó del equipo en diversos momentos, como Osvaldo González y Matías Rodríguez, con quien tuvo un encontrón tras sacarlo de la titularidad y, por consiguiente, quitarle la jineta de capitán. El jueves, ante la U de Concepción, Gonzalo Espinoza también salió visiblemente molesto tras ser reemplazado.

Por eso la reunión de directorio, pactada desde antes de la derrota en Concepción para ver temas presupuestarios, parecía solo una formalidad cuando se llegara a hablar del tema Caputto. Sin embargo, la mesa estuvo dividida. No todos quisieron su salida inmediata, aunque, según dicen desde el club, no por temas deportivos, sino que porque mantener a Caputto significaba más económico.

Ni siquiera fueron peso suficiente las razones que la semana pasada habían hecho que el directorio le diera continuidad a su trabajo para intentar revertir la situación, como lo eran la llegada de refuerzos, además de la recuperación de lesionados y que varios jugadores retomaran su nivel.

Al cierre de esta edición, la U aún no oficializaba la salida de Caputto, quien, según cuentan en la cúpula del CDA, ni siquiera volverá a su antiguo cargo como jefe de las series juveniles. Algunos querían convencerlo de que sí lo hiciera.

Como sea, aunque no lo anunció aún, Azul Azul terminó por decidir que Caputto no va más. Y de inmediato activó el plan Lasarte, el favorito de la mayoría. Tanto así que, según cuentan desde la mesa directiva, el charrúa estaba afinando desde anteayer su cuerpo técnico. Su conocimiento del club y del medio lo hicieron tomar rápidamente la delantera. El charrúa, al ser consultado por La Tercera al mediodía, desconoció cualquier tipo de acercamiento para volver a un club donde ya estuvo entre 2014 y 2015 y desde que se fue siempre se mantuvo en contacto con dirigentes azules. En su círculo aseguran que también tiene ofertas en su natal Uruguay.

Su nombre, dicen en el CDA, pretenden oficializarlo en las próximas horas y la idea del directorio es que apenas resuelto el papeleo sanitario de entrada a Chile por el coronavirus se ponga a trabajar de cara a la segunda rueda del torneo nacional, donde no tendrá la misión de pelear el título, pero sí de no pasar penurias con el descenso y clasificar a un torneo internacional, idealmente la Libertadores.

Así empiezan a quedar atrás los otros nombres analizados por Azul Azul, como los de José Luis Sierra (favorito aún del presidente Cristián Aubert), Rafael Dudamel (descartado por su precio) y Daniel Garnero (el favorito de Sergio Vargas, que insistió por esa opción).

Catorce meses después de haber asumido como interino, la era de Caputto en la U llega así a su fin. Al DT lo condenó el retorno tras el receso por la fecha FIFA de octubre, donde de los últimos seis partidos apenas ganó uno y empató otro, con un exiguo 22% de rendimiento. La temporada pasada dejó al equipo en posición de descenso, aunque finalmente por secretaría, se decretó que todos los clubes conservaran la categoría.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.