Marcelo Díaz empieza a resignarse a su ausencia: "Como chileno, quiero que a la Selección le vaya bien"

MARCELO DIAZ GARY MEDEL

El volante de Racing se aferra a la fecha de la convocatoria como única esperanza para estar en un proceso que nunca lo consideró. Revela anécdotas con Mohamed Salah y, como Vidal, el deseo de que alguna vez Messi gane la Copa América.




Marcelo Díaz empieza a resignarse a su ausencia en la Selección para la próxima Copa América. Este fin de semana se conocerá la lista definitiva de convocados por Reinaldo Rueda y el tiempo parece ser el único aliado para una esperanza mínima de estar en el torneo, considerando que el técnico colombiano no lo ha considerado nunca. "Todavía no salió la lista de Chile para la Copa América. Como chileno, quiero que a la Selección le vaya bien", declara el mediocampista de Racing en una entrevista concedida al programa Ataque Futbolero, Radio, en Argentina.

En la nota, también admite que Lionel Messi merece conseguir algún título. "Sería lindo ver a Messi levantar la Copa América", sostiene, en una posición que también había manifestado Arturo Vidal. Ninguno, eso sí, quiere que se trate de la versión que se disputará en Brasil.

Díaz elogia a Eduardo Coudet, su entrenador en la Academia. "El 'Chacho' Coudet es buena gente y un muy buen entrenador que envía un mensaje claro a sus futbolistas", destaca.

El amigo de Salah

También recuerda la época en que coincidió con el egipcio Mohamed Salah, estrella del Liverpool, en el Basilea. "Con Mohamed Salah me llevaba muy bien en el Basilea porque llegamos juntos club en 2012. Yo veía que tenía grandes condiciones futbolísticas, pero jamás imaginé que iba a llegar a ser la clase de jugador que es hoy", declaró. Y reveló una situación relacionada con las profundas convicciones religiosas del delantero. "Una vez el técnico de Basel amenazó a Salah que si no comía o tomaba agua por el Ramadán, no iba a jugar", desclasificó.

Finalmente, se refirió a lo que le dejó su paso por Alemania, donde defendió al Hamburgo. ""El modelo de fútbol en Alemania es como la NBA en cuanto a la organización. A mí me sirvió para aprender de la cultura alemana y su idioma. La pasé muy bien", dijo.

Comenta