Marco Antonio Figueroa: “Ya estoy limpio de toda la mierda que me tiraron en Chile”

Confrontacional, directo y sin miedo. El entrenador, que dirigió en Cobreloa, la UC y la U, confiesa sus deseos de reinsertarse en el fútbol, luego de estar alejado por más de dos años. De paso, critica a los técnicos extranjeros que dirigen en Chile.


A Marco Antonio Figueroa (56 años) no le gusta dar entrevistas. El polémico entrenador lleva más de dos años radicado en México, luego de dirigir a San Marcos de Arica, en 2016. Está dolido con Chile. Y no lo esconde, en su estilo siempre confrontacional: “No me gusta dar entrevistas. ¿De qué quieres hablar? ¿Para qué soy bueno aparte del fútbol?”, dice, de entrada.

La llamada dura cerca de 20 minutos. Fantasma, quien tuvo paso por la UC, la U y Cobreloa, entre otros elencos, responde todo con sinceridad y con un llamativo tono mexicano. A ratos, además, pierde la paciencia.

¿En qué está, Marco Antonio?

Estoy en casa esperando por si sale algo. Recién el mes pasado empecé a mover todo para volver a dirigir.

¿Por qué lleva tanto tiempo sin dirigir?

No se me había antojado después de todo el maltrato que recibí en Chile. En mi paso por Cobreloa, por la U, por todos los equipos de Chile. El castigo de 12 fechas que recibí en Cobreloa fue injusto (N. de la R.: fue suspendido por tomar un micrófono ambiente de la transmisión y acusar de “ratas” a los dirigentes de Ñublense, en el partido que marcó el descenso de Cobreloa en 2015). Me obligaron a retirarme un poco del fútbol. Empecé a hablar con mi agente para que viera algo.

¿Salió molesto de Chile?

Salí muy decepcionado de Chile. Me aburrí de toda la mierda que recibí en Chile de parte los periodistas, de alguna gente en particular. Siento que fueron y son injustos con los técnicos nacionales. Yo veo algunos equipos grandes en los que dirigí y hay técnicos con peor campaña que la mía, o que otros técnicos chilenos y no son capaces de hacerlos mierda. A los chilenos los revientan.

¿A qué técnico se refiere?

Hay varios, pero no te voy a dar nombres.

¿Se siente más mexicano que chileno?

Esta es mi tierra, México es mi tierra, no Chile. Si quieres trabajar, te preguntan en qué quieres trabajar. No hablo solo de trabajo en el fútbol. En este momento tengo un programa social con el Gobierno. En esto me estoy entreteniendo harto. No es algo profesional, pero es muy reconfortante ayudar a la juventud.

¿Hace cuánto no viene a Chile?

Hace dos años no voy a Chile. Tampoco me interesa ir. Extraño a mi mamá, a mis hermanos, a mis hijos que están estudiando allá, pero del resto nada.

¿Ha variado su estilo de juego en estos años?

No concibo el fútbol si no juegas a ganar. Yo nunca he jugado a especular. Nunca he jugado a meter once jugadores atrás. Por eso estoy decepcionado con algunos directivos chilenos que llevan y llevan técnicos argentinos sin saber su trayectoria. Contratan hasta al chofer de Bielsa y al jardinero lo tienen en la mira. Ahí tienes el último que llegó a Everton (Javier Torrente).

¿Le molesta que todo lo exitoso se relacione a Bielsa?

Me da lo mismo ya. Si quieren llevar 18 técnicos argentinos a Chile, que los lleven. Veo mucho fútbol de Chile en internet, porque tengo varios amigos jugando y dirigiendo, y la verdad es que le hace falta una dinámica impresionante. Es cosa de ver algunos chilenos que han venido a México.

¿A qué futbolistas chilenos se refiere?

Trajeron a Toselli al Atlas, igual que a Henríquez, y los mandaron de vuelta de inmediato. ¿Por qué crees tú? ¿Por buenos? A los del Necaxa les va bien. Víctor Dávila anda muy bien, igual que Allende. Son chavos dinámicos para el fútbol de acá. El otro que anda por acá es Octavio Rivero, en Atlas. Yo les dije a mis amigos que no lo contrataran. Con suerte te va a meter un gol por semestre. Acá no es igual a Chile, es muy distinto.

Pero Ángelo Henríquez llegó a México desde Europa…

Pero Ángelo ya jugó acá todo lo que ha jugado en su carrera. No mostró más. Mucho empeño, mucha lucha, pero nunca ha sido un goleador. No es llegar y decir que es un goleador. Goleador era Zamorano. Ese es el problema. Allá meten tres goles y ustedes venden humo y los sacan como ídolos. A mí me llamaron de Atlas para preguntarme por Henríquez y no di una buena referencia. El tiempo me dio la razón.

¿Sigue tan confrontacional?

Da lo mismo eso. Da lo mismo si soy confrontacional. Un técnico tiene que jugar bien al fútbol y listo. Yo no vendo humo como los que van a Chile, como varios de los que están en los equipos importantes de Chile. Llevan puros técnicos vende humo. Si no quieren a alguien que les diga las cosas como son, pongan a dirigir a una monja, o a un cura.

Quizás por su personalidad no lo contratan en Chile…

Me da lo mismo si me contratan en Chile. No estoy ni ahí con que digan que soy confrontacional. ¿Sabes por qué? Porque ningún periodista se ha tomado el tiempo de sacar mis números en Chile. Eso es lo más triste, lo más penoso que guardo.

¿Se siente vetado en Chile?

Te vuelvo a repetir, me da lo mismo lo que piensen de mí. Yo no le falté el respeto a nadie. Cuando me castigaron con las 12 fechas en Cobreloa, no le falté el respeto a nadie. Es más, siguen trabajando los mismos responsables de todo lo que yo denuncié. Pero me da lo mismo, porque sé como camina el fútbol chileno… y si siguen así se hundirán. La mejor selección en la historia de Chile no pudo ir al Mundial porque tenían un técnico que no hablaba. En Chile quieren a técnicos sin pasión, pero están equivocados. Sampaoli también los mandó a la mierda y nadie le dijo nada. Yo solo hago mi labor, que es trabajar, y listo.

¿Estuvo cerca de volver a Cobreloa?

Hablé con los directivos, pero les pedí que antes de arreglar, debían ver la situación con Rodrigo Pérez. Soy de los pocos técnicos que no se meten cuando hay otro trabajando. Sé que había que pagarle mucho dinero para que se fuera. Después llegó Kalule y anda muy bien.

¿Le da pena ver a Cobreloa en la Primera B?

Se han hecho mal las cosas. Ese equipo descendió por culpa de personajes como Javier Maureira (extesorero) y Augusto González (expresidente). Yo nunca quise demandar al club, porque es mi equipo en Chile. Me quedaba un año y medio de contrato, yo dije que me pagaran seis meses y seguíamos tan amigos como siempre. Me ofrecieron un mes. Pero ustedes no averiguaron nada. Toda esa mierda que me tiraron mucho tiempo, me la traje a México para sacármela. Ya estoy limpio.

Usted estuvo en la U. ¿Por qué no despegan los azules?

No sé. Le tengo mucho respeto al señor Heller y prefiero no hablar mal de él. Cualquier opinión puede ser mal tomada. Prefiero pasar de esa pregunta.

¿Sigue manteniendo contacto con gente del plantel de la U?

Sí, con Johnny Herrera. Con el Tronco hablamos. Le mando WhatsApp y le escribo por Twitter. Ese es peor que yo, anda metido en más líos. Pero es una gran persona, muy consecuente.

¿Le preocupa el escaso aporte de los juveniles en Chile?

¿Cómo van a sacar jugadores los clubes si estamos llenos de extranjeros dirigiendo? Hay directores deportivos de otra nacionalidad. O si no hay jugadores, se llevan a sus cuates. La Católica sacó al mejor formador que tenían. Colo Colo y la U hace tiempo que están estancados.

¿Le gusta Reinaldo Rueda?

¿Quién? Ah, Reinaldo Rueda. Yo ya di mi opinión y prefiero no hablar más de eso. Me reuní con él en México, pero prefiero no hablar. Respeta mi silencio. Si no leíste lo que dije en su momento es problema tuyo.

Seguir leyendo