Messi y CR7 buscan su última medalla

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo juegan su último Mundial.

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, los dos mejores futbolistas del último tiempo, juegan su último Mundial.

Los dos mejores futbolistas del siglo van por su gran hazaña. La Pulga y el Bicho lideran a sus países en Qatar con nuevas generaciones que quieren darles el último empujón.



Lionel Messi y Cristiano Ronaldo viven días especiales. Los dos astros del siglo XXI juegan su último Mundial. Ambos son, naturalmente, los líderes de sus selecciones. Argentina, luego de un comienzo dubitativo, ya está en los cuartos de final.

Portugal, por su parte, avanzó a octavos como líder en su zona, con dudas al caer por 2-1 frente a Corea del Sur. Su pase a la ronda de los ocho mejores se lo juegan el martes 6 de diciembre, frente a Suiza.

Los capitanes son los representantes de una generación. Hace casi dos décadas que siempre lideran los rankings. Sin embargo, su luz comienza a brillar con menor intensidad. Dentro del campo, comienzan a ceder el protagonismo. En el caso del luso es más evidente, por el bajo rendimiento que ha exhibido.

El nombre más representativo que los amenaza es el de Kylian Mbappé, quien, con solo 23 años, está muy cerca de los registros de la Pulga y el Bicho en lo que a citas planetarias respecta. Sin ir más lejos, el francés acumula siete conquistas en Copas del Mundo —cuatro en Rusia 2018 y tres, hasta ahora, en Qatar 2022—, en tan solo diez cotejos.

Lionel Messi celebra tras la victoria de Argentina sobre Australia. Foto: AP/Petr David Josek

En la fase grupal, Messi anotó dos tantos. Pero, a diferencia de otras selecciones argentinas, los de Scaloni no basan su juego exclusivamente en lo que pueda hacer la zurda del 10. La “Messidependencia” queda en el pasado. “Este es un grupo que juegue quien juegue no se siente. Al que le toca entrar sabe que hacer y entra preparado. Ahí está la fortaleza”, declaró el futbolista del PSG tras derrotar a Polonia.

En esa línea, el capitán transandino reconoció que no estaba conforme con su actuar frente a los europeos. “Tengo bronca por haber errado el penal, pero el equipo no se cayó y salió fortalecido de ese error mío”, dijo.

Al final, la savia nueva le dio vida a Argentina. Alexis Mac Allister (23) y Julián Álvarez (22) pudieron batir al golero Szczesny. Así como Enzo Fernández (21) fue quien sentenció el encuentro ante México. Ante Australia, la Pulga volvió a brillar abriendo la cuenta y, luego, Álvarez aumentó. Llegó a su partido 1.000 en el profesionalismo.

Cristiano Ronaldo celebra, atrás suyo un lienzo de Lionel Messi. Foto: AP/Darko Bandic

Por su parte, el formado en el Sporting de Lisboa intentaba no distraerse con el ruido por su salida de Manchester. Su gran objetivo era la redención en el torneo de los mejores. Por ello, el gol, de penal, ante Ghana significaba mucho para sus aspiraciones. Se convirtió en el único futbolista capaz de marcar en cinco Mundiales.

“Estoy muy feliz por este récord. Es motivo de gran orgullo”, aseveró el lusitano. Claro que, en pocos días, pasaría del orgullo a la frustración. En la brega entre Portugal y Uruguay ocurrió una de las jugadas controversiales de la primera fase. Un centro de Bruno Fernandes para Cristiano Ronaldo se cuela en el pórtico de Sergio Rochet y los lusos abren la cuenta. A efectos de la FIFA, gol del volante. Para CR7, una acción que aún da vueltas. El atacante insiste en que la toco. De haber llegado a rozarla, la conquista lo dejaba como el máximo anotador de Portugal en las Copas del Mundo, junto a Eusebio, con nueve. Este viernes, luego de ser sustituido frente a Corea del Sur, se retiró protestando.

No es casualidad que el rol de ambos sea distinto al de ocasiones anteriores. Pero tampoco que quieran vivir en Qatar su última gran hazaña. El ex Real Madrid maneja una millonaria oferta del Al-Nassr de Arabia Saudita. Messi estaría siendo tentado desde la MLS. Dos ligas de escaso nivel competitivo.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.