Reinventando el parque O'Higgins

portada

La intendenta Rubilar, Eliseo Salazar y la ministra Kantor en el parque O'Higgins (Foto: Rudy Muñoz).

El sábado 26 de enero, el tradicional espacio de Santiago recibirá la tercera fecha de la Fórmula E. Chile otra vez alberga la competencia de autos eléctricos, pero espera no repetir las molestias a los vecinos de febrero pasado. Pauline Kantor, ministra del Deporte; Karla Rubilar, intendenta metropolitana; y el ex piloto Eliseo Salazar entregan claves, cambios y medidas de la carrera en un recorrido con La Tercera a pie de trazado.




Es un día normal en Santiago. Un sábado común en el parque O'Higgins, que recibe a miles de personas que buscan recrearse, hacer deporte, entrar a Fantasilandia o pasear a sus mascotas. Algunos hacen asados, otros se forman en una larga fila para entrar al Movistar Arena. Los autos estacionados copan la zona donde cada septiembre marchan las fuerzas armadas y la tribuna oficial está cercada para que no entre     n los curiosos. El escenario se distancia, en parte, de lo que se vivirá en otro sábado, el 26 de enero próximo, en el mismo lugar. Los autos eléctricos correrán por 45 minutos en un circuito de 2,4 kilómetros que comenzará a tener vida desde noviembre.

A pesar de todo el público que hay, la ministra del Deporte, Pauline Kantor; la intendenta de Santiago, Karla Rubilar; y el ex piloto y uno de los mayores impulsores de la Fórmula E en Chile, Eliseo Salazar, se dan un tiempo para analizar con La Tercera el trayecto y las modificaciones que habrán en el parque que albergará la tercera fecha del campeonato mundial de autos eléctricos, en 2019. Una nueva edición en la que se espera menor congestión que la que hubo en la carrera que se tomó el centro de Santiago a principios de 2018. Un circuito urbano que sale de la calle para internarse en uno de los lugares de eventos más grandes del país con el único fin de interrumpir lo menos posible el curso normal de la ciudad.

El recorrido inicia frente a la tribuna oficial. De ahí saldrá un puente peatonal que unirá el lugar donde habitualmente se ubican las autoridades con la zona de pits, donde estarán los equipos de los pilotos, el área mecánica, los autos antes de iniciar la competencia y de donde saldrán las instrucciones a los corredores. Este sistema de infraestructura será igual que en febrero, solo que ahora habrá menos lugares que conectar. Desde aquí se podrá llegar, además, al sector de público.

[caption id="attachment_361321" align="alignnone" width="900"]

La explanada del parque O'higgins albergará la recta principal, la zona de pits y de público (Foto: Patricio Fuentes).[/caption]

Al observar el actual escenario del parque O'Higgins son evidentes las fallas en el pavimento, donde correrán autos a más de 200 kilómetros por hora y un bache puede ser, incluso, fatal. De hecho, en la explanada es donde están las mayores fallas estructurales. Sin embargo, ahí también aparece la primera solución: se pavimentará nuevamente el sector. Todo el recorrido tendrá una nueva carpeta dejando un circuito de lujo y renovado. "Es una estructura que quedará. Una inversión para la Fórmula E pero que va a quedar para que los vecinos usen el parque", explica la intendenta Rubilar.

La ministra Kantor le complementa. "Esto llegó para quedarse. En noviembre se hace el estudio técnico para ver el pavimento y cómo se hará el recarpeteo". Pese a las molestias que estas modificaciones podrían causar en un circuito totalmente callejero, las autoridades indican que ni siquiera está contemplado cerrar calles. Tal vez disminuir el flujo afuera del parque, pero no algo similar a lo que sucedió en febrero, donde una de las mayores molestias populares fueron las congestiones vehiculares por los trabajos previos. "Hasta fin de año el movimiento alrededor es cien por ciento normal. El recarpeteo se hará por tramos. Nunca se cerrará el parque", asegura Kantor.

[caption id="attachment_361324" align="alignnone" width="900"]

Así está la gran mayoría del pavimento en el parque O'Higgins (Foto: Rudy Muñoz).[/caption]

La importancia de renovar el asfalto en la explanada va de la mano con que ahí está la mayor recta del circuito, es decir, donde se puede alcanzar la máxima velocidad. La partida estará frente a la tribuna oficial. "Desde la línea de largada entras a la primera curva y te metes plenamente en el parque", dice Eliseo Salazar. Hasta 250 kilómetros por hora pueden alcanzar los monoplazas eléctricos en el tramo de mayor distancia sin doblar. Eso, hasta llegar a la primera comba, entrando a la zona verde, rodeada de árboles, donde se concentran las seis primeras curvas. Ningún tronco será talado. Es más, los trabajos se harán solo sobre lugares ya establecidos. No se inventará una nueva calle, se remodelará la existente.

Saliendo de la séptima curva, pasando al lado de la entrada a Fantasilandia, sigue la carrera. Es la zona que pasa por detrás del Movistar Arena y donde, por su longitud, se debe hacer una chicana, es decir, una curva artificial con el único fin de disminuir la velocidad. "La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) no autoriza que en circuitos callejeros haya rectas tan largas", explica Salazar, al tiempo que especifica que los autos reducen hasta 50 kilómetros por hora. "A pesar de que es en curva, técnicamente es una recta porque los pilotos igual van a fondo. Si no frenas, agarras mucho voleo", agrega.

[caption id="attachment_361322" align="alignnone" width="900"]

En el camino está la curva 7, que pasa al lado de Fantasilandia y por atrás del Movistar Arena (Foto: Patricio Fuentes).[/caption]

Tras sortear la chicana (curvas 8,9 y 10) y las pronunciadas vueltas de derecha a izquierda, sigue la recta hasta la undécima curva, casi llegando al final (o inicio) del circuito. Esta es una zona donde el pavimento también está en estado crítico. El recorrido avanza entre aros de básquetbol y más árboles que adornan el panorama.

Terminando de pasar por la parte de atrás del Movistar Arena, asoma la curva 12. Da paso a la que Eliseo Salazar tilda como la zona más complicada de la pista. También es donde se pueden producir la mayor cantidad de adelantamientos, donde se concentra la emoción para los espectadores, ya que los autos llegan desde una recta larga donde deben bajar la velocidad al doblar. Es ahí donde el frenaje es más pronunciado. A ese tramo se le llama horquilla (curvas 12, 13 y 14) y la explanada hace espacio para que tres trayectos de la pista estén al lado del otro. "No hay una parte donde el auto disminuya al extremo. Siempre se puede adelantar en cualquier lado, pero en esta zona del circuito es más común", dice el ex piloto.

[caption id="attachment_361325" align="alignnone" width="900"]

La vista actual a la curva 11 del circuito (Foto: Rudy Muñoz).[/caption]

Luego de avanzar por esas curvas se retoma otra vez la recta inicial. Por ahí vuelve a aparecer la zona de pits y donde, después de 37 vueltas, está la meta.

Por otro lado, una de las preocupaciones de las autoridades es que el recinto continúe su funcionamiento a pesar de la carrera, que paralizará parcialmente al parque O'Higgins. Es más, por ser la fecha en verano, las actividades deportivas en la piscina o las escuelas de fútbol en las canchas de pasto sintético seguirán funcionando, incluso el mismo 26 de enero. "Por la fecha no se puede parar. Todos los talleres de verano se mantienen", asegura la ministra Kantor.

Además, a los vecinos que vivan más cerca del recinto se les entregará 25 mil entradas para que el impacto que podría generar la carrera en su calidad de vida sea lo más mínimo posible y tengan un beneficio por la irrupción de los autos eléctricos. Esto será aparte de las personas que también tendrán la posibilidad de comprar su entrada.

Sobre la posibilidad de habilitar calles o lugares aledaños como estacionamientos, aunque Karla Rubilar no se cierra a la posibilidad, siempre y cuando se converse con el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, el llamado que hacen es, como en todo evento masivo, acudir en transporte público. "Vamos a analizar la factibilidad del entorno. En Lollapalooza (festival musical que se realiza en el parque), reforzamos el metro y Transantiago. Si bien tiene impacto en los vecinos, funciona acorde a la ciudad", indica la intendenta. "Se esperan 45 mil personas, la idea es que vengan a pie", complementa la ministra Kantor.

[caption id="attachment_361328" align="alignnone" width="900"]

Pauline Kantor, Eliseo Salazar y Karla Rubilar posan para La Tercera (Foto: Rudy Muñoz).[/caption]

Y aunque la carrera aún no empieza, ya hay planes sobre qué hacer después. Es más, en el recorrido al circuito del parque surgieron dos ideas. Una es empezar el año deportivo en marzo, con una cicletada en el mismo lugar por donde pasarán los monoplazas. Además, para el mismo día de la competencia, se instalará un puesto de karting eléctrico para que niños de entre cinco y ocho años tengan una experiencia de iniciación deportiva. Pauline Kantor fue quien pensó las propuestas y Eliseo Salazar quien inmediatamente las aplaudió, ya que la intención es motivar para que en el futuro los chilenos también corran en Fórmula E. Por ahora, albergar la velocidad, es el primer paso.

Para ver de mejor forma la infografía haz click aquí o sobre la imagen.

Comenta