Show, novelas y destapes: las postales del inicio de la temporada de la NBA

Curry y LeBron ya tuvieron su primer encuentro en la temporada. (Kevork Djansezian/Getty Images/AFP)

Los equipos estelares de la liga de basquetbol más importante del mundo ya comenzaron la batalla por el anillo. Curry explotó desde el arranque y los Lakers siguen sin encontrar el camino. Por otra parte las polémicas de Simmons e Irving siguen sumando capítulos. Todo eso en menos de una semana.


La temporada 75 de la NBA ya está aquí. Tras unos primeros días cargados de duelos entre contendientes y con varías polémicas en que envuelven la liga, el básquetbol norteamericano copa las portadas de los medios de deportes alrededor del globo. Aquí un resumen de lo que dejó la primera semana de uno de los torneos más apasionantes del mundo.

Curry, en modo unánime

Solo bastaron dos encuentros para desatar la Currymanía en la Bahía. El base de Golden State Warrios comenzó la temporada con un nivel bestial, logrando unos impresionantes 25 puntos en el primer cuarto del segundo partido de la temporada, ante los Clippers. El que es hasta el día de hoy el único MVP unánime en la historia de la NBA clavó 9/9 en tiros de campo y 5 triples. Cerró la jornada con 45 puntos y el mundo rendido a sus pies. “¡¡¡Estás enfermo!!!” escribió LeBron James en sus redes tras el show del 30, quien con esos 12 minutos de película logró la cuarta anotación más alta sin fallos en un cuarto de toda la historia de la liga.

Los Lakers no encuentran la fórmula

Es solo el arranque, pero los más críticos ya castigan a los Lakers y su mega equipo. Un balance de 0-8 (entre pretemporada y dos duelos ligueros), sumado la poca química entre la plantilla son los principales problemas de un equipo que a momentos pareciera depender netamente de lo que haga LeBron. La poca claridad de Westbrook en los primeros duelos, sumada a la pelea de Anthony Davis con Dwight Howard en el banquillo mientras eran superados por los Suns, solo suma dolores de cabeza a la franquicia. “En mis 42 años en los Lakers, nunca vi algo así”, escribió Magic Johnson tras el altercado.

Los Bulls sueñan con su nuevo giro

Pocas franquicias se prepararon mejor para esta temporada como los Chicago Bulls. El equipo de Illinois, tuvo una agencia libre gloriosa y sumó a sus filas a DeMar DeRozan, Lonzo Ball y Alex Caruso. Ese tridente, sumado a Lavine y Vucevic prometían un cambio en la franquicia. No para un título, pero sí para volver a playoffs y prender una llama que llevaba varios años apagada. El comienzo no ha podido ser mejor. 2-0 y con grandes actuaciones de sus figuras. Eso sí, ante equipos con pocas aspiraciones durante este año (Detroit y Nueva Orleans).

DeMar DeRozan ya se luce en el United Center. (David Banks-USA TODAY Sports)

Irving y Simmons, de incógnitos en este inicio

Fueron las novelas durante la pretemporada y de seguro lo seguirán siendo por un tiempo. Dos historias distintas, pero con lugares comunes: contratos millonarios y cero minutos en cancha.

El caso de Ben Simmons comenzó cuando los 76ers perdieron ante Atlanta en las semifinales de la Conferencia Este el año pasado. Ese día, la relación entre jugador y franquicia (que lo eligió en el primer pick del draft de 2016) se quebró. Las declaraciones de Embiid y de Doc Rivers provocaron que el nacido en Australia se declarará en rebeldía. No llegó al campamento previo a la pretemporada y recién se sumó al equipo dos semanas después. Tras unos días fue expulsado de un entrenamiento y declaró su incapacidad mental para jugar en Filadelfia. Un problema sin solución cercana, pero que los tiene atados por cuatro años. Un traspaso parece ser la solución, pero los 76ers no quieren regalarlo y las demás franquicias solo ofrecen a la baja.

Lo de Irving por otra parte es una batalla de principios. Ya es de conocimiento público que la estrella de los Nets no se va a vacunar ante el Covid-19, provocando que por reglas de ciertos estados no pueda jugar partidos en esos territorios. El gran problema es que Nueva York es un de ellos, forzando al ex Cleveland a tener que perderse al menos los 41 encuentros que jugarán de locales durante la temporada. Ante la polémica, el GM de los Nets tiró más fuego a la hoguera y apartó a Kyrie del equipo. Hasta ahora el 11 es solo un espejismo en la franquicia de Brooklyn.

Sigue en El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.