Acuerdo antes del plebiscito: la delicada maniobra interna del PC para responder al llamado de Boric

El comité central del Partido Comunista, encabezado por su presidente, Guillermo Teillier, llegan al Palacio de la Moneda para reunirse con el Presidente de la República.
FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

La directiva del Partido Comunista, encabezada por su presidente, Guillermo Teillier (foto de archivo).

Anoche el Presidente se reunió con los principales dirigentes comunistas en Cerro Castillo. Aunque la cita tenía agenda abierta -de hecho, se habló de economía, seguridad y agenda legislativa-, el tema central fue el llamado a consensuar reformas al nuevo texto Constitucional antes del 4 de septiembre.




“Hemos hablado con franqueza. El Presidente sabe que decimos las cosas mirándonos a la cara y él piensa lo mismo de nosotros. No hay conflicto, en ese sentido”, dijo el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, a la salida de la reunión en la residencia presidencial de Cerro Castillo.

El encuentro convocado por el Presidente Gabriel Boric, comenzó pasadas las 20:30 horas y se prolongó por más de tres horas. Además de Teillier, estaban presentes el secretario general del PC, Lautaro Carmona; el exconvencional Marcos Barraza (quien es parte de la directiva); los senadores Daniel Núñez y Claudia Pascual, y gran parte de la bancada de diputados, que lidera Karol Cariola.

Por parte del gobierno, además del Mandatario, estaba el ministro secretario general de la Presidencia, Giorgio Jackson (RD), y su par de la secretaría General de Gobierno, Camila Vallejo (PC). También estaban otros personeros comunistas en el Ejecutivo como la titular del Trabajo, Jeannette Jara y el subsecretario de FF.AA., Galo Edelstein.

Aunque la conversación tenía agenda abierta -de hecho, se habló de economía, seguridad y agenda legislativa-, el tema central fue el llamado de Boric para construir un acuerdo de posibles reformas al nuevo texto Constitucional antes del plebiscito del 4 de septiembre.

El emplazamiento del Jefe de Estado, sin embargo, desacomodó al PC, que si bien se había abierto a evaluar ajustes a la propuesta que emanó de la Convención Constitucional, había puesto como condición que toda tratativa se hiciera después del referéndum de salida. “Estamos preocupados de avanzar con el Apruebo. Cualquier modificación a la Constitución tiene que ser desde la nueva y después de aprobar, no antes”, sostuvo Teillier a mediados de julio, advirtiendo que cualquier jugada en otro sentido iría “en desmedro del Apruebo”.

No obstante, ayer tras el nuevo giro de Boric, el timonel comunista ratificó la disposición de ser parte de esas conversaciones previas al plebiscito, con otras fuerzas oficialistas.

“No voy a hablar del tema (acuerdo) porque plantear eso por los medios de comunicación puede complicar las conversaciones que sí se están realizando, eso lo puedo decir con toda certeza. Y yo espero que en los próximos días tengamos un resultado mucho más claro respecto de qué temas y en qué sentido vamos a dar esa respuesta al Presidente”, señaló Teillier.

En un mensaje escrito enviado a La Tercera PM, el presidente del PC reiteró que su colectividad “no hablará públicamente sobre temas para no entorpecer el debate y los acuerdos, pero que los partidos estamos trabajando en ello y esperaba que muy pronto llegáramos a buen puerto”.

La cautela y el hermetismo era uno de los pocos temas donde el PC tenía claro cómo proceder frente a esta nueva estrategia para la campaña del Apruebo, que fija una nueva hoja ruta constitucional y busca atraer a sectores moderados e indecisos respecto del texto de la Convención.

No obstante, dirigentes comunistas remarcan que aún no hay acuerdo interno sobre qué temas están abiertos a modificar. Tampoco hay consenso sobre cómo será el procedimiento ni quiénes serán los negociadores técnicos con el gobierno y las otras fuerzas oficialistas. En todo caso, algunos legisladores adelantan que las propuestas serán canalizadas por el mismo Teillier.

Una de las complejidades es que la dirigencia comunista tendrá que hacer una ronda de consultas con sus bases y distintos estamentos para lograr una postura colegiada, ya que la jugada táctica de Boric de abrirse a negociar reformas antes del plebiscito al final dejó sin piso los propios consensos que ya se habían alcanzado en el partido.

Un integrante de la directiva señala que sería “un error debatir por la prensa los temas, pues ello atentaría contra el ánimo de construir una acuerdo... Tenemos que hacer consultas y no vamos a entregar una opinión antes de conversar”.

Otro miembro de la Comisión Política dice que el PC no avalará alteraciones al sistema político y añade que cualquier ajuste debe ser preciso, acotado y bien detallado, con plazos si es necesario, y no dar espacio a generalidades que puedan convertirse en “cheques en blanco” para cirugías mayores a la nueva Constitución.

Volver al programa

Según algunas versiones, en la cita en Cerro Castillo, el Presidente defendió el giro táctico y reiteró que era bueno un acuerdo antes del plebiscito, pues -a su juicio- fortalecía al Apruebo.

Sin embargo, al abrir el encuentro, Boric hizo un gesto especial al PC y remarcó su deseo de ceñirse al programa, demanda que ha sido levantada especialmente por la colectividad, donde creen que es clave retornar a los pilares del proyecto político de Apruebo Dignidad.

“El Presidente hizo una introducción donde nos repitió algo que ya nos ha dicho: que está dispuesto en seguir adelante con el programa, que pase lo que pase el 4 de septiembre esa va a ser su impronta y pide colaboración para eso”, dijo Teillier a la salida del encuentro.

En medio de las trativas, el timonel comunista llegó durante esta jornada a La Moneda y pasó directo a las oficinas de la Segegob.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.