Cambios en el Segundo Piso: Salió Directora de Programación, Magdalena Díaz prepara viaje y entra excolaborador de Blumel

Magdalena Díaz, jefa de gabinete de Piñera. FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO


Una serie de cambios han ido ocurriendo y se avecinan al interior del equipo de asesores de Sebastián Piñera, los que pueblan el mítico segundo piso de La Moneda. Desde el 18 de octubre a la fecha se han sucedido los movimientos en ese lugar -partiendo por los tres jefes de prensa del Presidente que han pasado por ahí desde que estalló la crisis-, y a un año de ello, estos continúan.

A principios de la semana pasada se concretó la salida de la directora de Programación de la Presidencia, María José Torrealba. La profesora en Educación Física con un máster en Gestión Económica de Entidades Deportivas de la Universidad de Barcelona terminó su relación laboral con La Moneda luego de estar varias semanas fuera del trabajo con una licencia por razones personales. En el Palacio de Gobierno aseguran que tras su salida no sólo habría estado ese motivo, sino también las diferencias explícitas con otros asesores de Piñera, específicamente con Prensa. Parte de ello habría ocasionado que durante septiembre realizaran talleres de trabajo en equipo y risoterapia en La Moneda.

Mientras en el corazón del Ejecutivo algunas voces plantean que la hija del alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, fue despedida, desde el equipo del Presidente afirman que ésta renunció. “Mi camino en la Dirección de Programación ha llegado al final de su ciclo”, dijo “Cote” en un mensaje que envió por Whatsapp a varios jefes de gabinete la semana pasada.

Hasta hoy no hay un reemplazo ya nombrado de Torrealba -cuestión que debe determinar la jefa de gabinete de Piñera, Magdalena Díaz. Sin embargo, el nombre que más suena es la extesorera de la UDI Pía Margarit, quien fue parte del equipo organizador de la COP25 que lideró -infructuosamente- el ingeniero civil Cristián Varela. Margarit hoy se desempeña en la Municipalidad de Colina que lidera el también UDI Mario Olavarría.

La otra salida que se viene es la de la propia jefa de gabinete de Piñera, Magdalena Díaz. Será durante todo el mes de enero próximo, cuando viaje junto a su marido Felipe Contreras-Haye, vicepresidente de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), y sus dos hijos a EE.UU., donde espera retomar un proyecto familiar que se vio truncado con la llegada de la pandemia a ese país.

En efecto, a fines de febrero de 2020, Díaz -quien mantiene una relación muy estrecha en términos personales y profesionales con el Mandatario y cuya influencia ha ido creciendo con el tiempo- se trasladó con toda su familia a Davie, una ciudad del estado de Florida, con la idea de quedarse por 60 días. Sin embargo, debió volver en marzo, luego de que el virus se expandiera por EE.UU., retomando sus funciones como brazo derecho de Piñera a mediados de abril.

Como esa vez, la trabajadora social, hija del amigo del Mandatario y embajador Pedro Pablo Díaz, podría ser reemplazada por Josefina Movillo, una joven abogada que trabaja junto a ella. De todas formas, no es algo que se haya zanjado al día de hoy.

Entra un excolaborador de Blumel

La última incorporación al grupo más estrecho de asesores fue la de Andrés Sotomayor Morales, abogado titulado de la Universidad Católica y con un máster en Derecho de la Universidad de Georgetown, quien llegó a formar parte del equipo que dirige el exministro Cristián Larroulet.

Sotomayor -que comparte oficina con el abogado Benjamín Salas- no es un desconocido para las altas esferas de Gobierno. Durante los cuatro años de la primera administración de Sebastián Piñera fue asesor legislativo de Larroulet mientras fue titular de la Segpres, y luego coordinador legislativo del ministerio.

Tras salir del gobierno, se empleó como asociado senior del estudio de abogados Porzio, Ríos, García y Asociados, cargo que mantuvo hasta noviembre de 2019, cuando entró al gobierno en el estratégico cargo de jefe de asesores del Ministerio del Interior con Gonzalo Blumel. Con éste tienen una gran cercanía personal y profesional, la que construyeron desde que ambos trabajaron para la Segpres de Larroulet, con quien ambos también son cercanos. De hecho, fue Sotomayor quien condujo el auto en el que Blumel salió de La Moneda tras el cambio de gabinete del 28 de julio.

Sotomayor entró a colaborar en un reservado trabajo que también realiza el consejero del CDE y abogado Sebastián Soto -otro excolaborador de Larroulet en Piñera parte I- y que tiene que ver con nutrir de contenidos constitucionales al Presidente, y adelantar la definición de posturas clave para el debate constitucional. En Palacio afirman que por ello se ha transformado en uno de los cercanos al Mandatario.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.