Crisis por coronavirus: ¿El Chernobyl de China?

APTOPIX_China_Outbreak_34865.jpg-d1b7e

Xi Jinping en su primera aparición pública con mascarilla en Beijing. Foto: AP

Columnistas de importantes medios han comenzado a trazar paralelos entre la crisis del nuevo coronavirus en China y el manejo del desastre nuclear por la Unión Soviética en 1986.




Las comparaciones comienzan a repetirse. Los principales medios extranjeros, especialmente a través de sus columnas de opinión, están aludiendo a los supuestos paralelos entre la crisis del nuevo coronavirus en China y el manejo del desastre nuclear de Chernobyl por la Unión Soviética en 1986.

En un artículo titulado "¿El Chernobyl de China? El brote de coronavirus conduce a una metáfora intencionada", el diario The Washington Post destaca, por ejemplo, que "algunos analistas ven los riesgos globales que plantea el brote, alimentados en parte por los errores iniciales y el secreto de los funcionarios chinos, e invocan una metáfora intencionada: el desastre de 1986 en la planta nuclear de Chernobyl en la Unión Soviética". En el ese sentido, el periódico señala que ese accidente "expuso las fallas del opaco y autocrático sistema soviético, que al principio trató de suprimir el conocimiento del incidente". Y agrega: "El desastre aceleró los intentos de reformas de Mikhail Gorbachev y es visto, en retrospectiva, como un preámbulo del colapso de la Unión Soviética".

Para Tom Rogan, columnista del periódico The Washington Examiner, "las verdades compartidas de Chernobyl y el coronavirus son claras (…) Existen grandes e inquietantes similitudes entre el manejo del coronavirus por el Partido Comunista Chino y el manejo del desastre nuclear de Chernobyl por la Unión Soviética".

[caption id="attachment_1007459" align="alignnone" width="600"]

(Foto: Reuters) Voluntarios con trajes protectores desinfectan una estación de trenes en Changsha, en la provincia china de Hunan.[/caption]

"En ambos casos, los regímenes comunistas esperaron demasiado para admitir que tenían un problema, colocando la ilusión del control y la estabilidad del gobierno por delante de la preservación de la vida humana. Esto hizo que los riesgos y el número de muertes aumentaran innecesariamente. En ambos casos, la falta de transparencia aumentó el riesgo para todo el mundo. En ambos casos, el alto liderazgo se ocultó de asumir la responsabilidad", afirma Rogan.

Jamil Anderlini, editor de Asia en el Financial Times, en tanto, considera que el Presidente Xi Jinping "enfrenta el momento Chernobyl de China". "Si el virus puede ser contenido en las próximas semanas, entonces todavía es posible que Xi salga relativamente ileso después de culpar a los funcionarios provinciales de la crisis. Habiendo cerrado franjas de la economía para contener el brote, incluso podría abogar por una mayor vigilancia y control de la sociedad china", escribe. "Pero si el virus no puede ser contenido rápidamente, este podría ser el momento Chernobyl de China, cuando las mentiras y los absurdos de la autocracia quedan al descubierto para que todos lo vean", advierte.

Comparaciones "tentadoras, pero equivocadas"

En una columna publicada en el diario británico The Times, Peter Frankopan, profesor de historia global en la Universidad de Oxford, se muestra más cauto. Bajo el título "Coronavirus: ¿el momento Chernobyl de China?", el académico señala en su artículo que "por ahora, uno sería valiente al hacer predicciones de un cambio social y político radical en China como resultado del coronavirus, similar al desatado en la Unión Soviética después del desastre de Chernobyl en 1986". A su juicio, "mucho depende de cuánto tiempo se tarde en contener la enfermedad y cuáles son las implicaciones más amplias".

En cambio, la columnista de la agencia Bloomberg, Clara Ferreira Marques, cuestiona las comparaciones con Chernobyl, argumentando que la Unión Soviética se encontraba en un estado mucho más frágil económica y políticamente que la China de Xi cuando se enfrentó a estas conmociones en el sistema. "Las comparaciones entre el manejo del coronavirus por parte de Beijing y la respuesta soviética al peor desastre nuclear del mundo son tentadoras, pero equivocadas", escribe.

[caption id="attachment_829996" align="alignnone" width="600"]

Imagen de la serie Chernobyl de HBO.[/caption]

"La mayor diferencia (…) está en el simbolismo", afirma Marques. "Chernobyl golpeó la esencia misma del estado soviético, un sistema completo construido sobre un mito de gran poderío militar y económico (…) También estropeó la idea de que una apertura limitada sería suficiente. Moscú se vio obligado a admitir su problema debido a las lecturas radiactivas en Suecia: Beijing al menos ha entregado su propio mensaje", argumenta. Y concluye: "Chernobyl debería ser una advertencia. Simplemente no espere la versión de Perestroika de Beijing en el corto plazo".

Al margen del debate, el portal Quartz informó que los ciudadanos de China han empezado a referirse al coronavirus utilizando el nombre en clave "Chernobyl" para eludir la censura del gobierno, impuesta para evitar una fuga de información sobre los efectos de la enfermedad. Asimismo, asegura este medio, el gobierno bloqueó la página de la miniserie de HBO en Douban, una de las más populares en ese país para ver ficción.

Con todo, una cita del protagonista de la serie Chernobyl, Valery Legasov, se ha viralizado en la popular aplicación de mensajería china WeChat.  "¿Cuál es el costo de las mentiras? No es que los confundamos con la verdad ", dice la frase, citada por Quartz. "El verdadero peligro es que si escuchamos suficientes mentiras, ya no reconocemos la verdad en absoluto".

Comenta