El cierre de filas del PPD con el gobierno (y con Jackson) tras la remoción de la exseremi Patricia Hidalgo

En una declaración pública -tras una reunión de directiva-, el partido optó por no respaldar a la exautoridad de Desarrollo Social y así cerrar un flanco con el gobierno a raíz de la remoción de la militante de la seremía. Incluso, la líder de la colectividad, Natalia Piergentili, sostuvo ayer una reunión con el ministro Giorgio Jackson para abordar la situación.


Si bien había más puntos en tabla -como las tratativas constitucionales-, la remoción de la exseremi de Desarrollo Social de la RM y militante PPD Patricia Hidalgo se tomó gran parte de la reunión de mesa directiva de dicha colectividad de ayer lunes por la noche.

Y es que la salida de Hidalgo de la secretaría regional no ha estado exenta de revuelo. Mientras la exautoridad acusó presiones “indebidas” para votar de cierta manera proyectos y así alinearse con la postura del gobierno, un comunicado de Desarrollo Social reveló que su salida -en lo formal- se debió a motivos de “pérdida de confianza”, sumado a un hecho puntual: que la militante PPD no habría denunciado un caso de presunta violación en un centro de atención a personas en situación de calle.

Una acusación que la exseremi niega y que estima que implicará iniciar -según señaló ayer Hidalgo a La Tercera PM- acciones legales contra el ministro Giorgio Jackson. “Estoy con mi abogado evaluando acciones porque él dañó mi honra”, reiteró ayer en T13, las que además se ampliarían a otros personeros de gobierno, como a la vocera Camila Vallejo. Su abogado será Marcelo Castillo.

Sin embargo, el PPD ha optado por tomar distancia de la arremetida de Hidalgo tras dejar el cargo. “La designación de los cargos de exclusiva confianza solo le corresponde su remoción a la autoridad que lo nomina (...). Reconocemos la trayectoria política de la militante Patricia Hidalgo. No obstante, su proceder no se condice con el comportamiento que todos los militantes PPD deben tener en el ejercicio de los cargos y funciones públicas, sobre todo al dejar de ejercer el mismo”, se lee en la declaración de la mesa nacional, quienes se distancian del actuar de Hidalgo y le restan respaldo a la militante.

¿Pero qué ocurrió en la cita partidaria? La convocatoria de cada lunes -señalan presentes- partió con la presidenta de la tienda, Natalia Piergentili, detallando que durante la tarde del lunes sostuvo una reunión con el ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson. Conocedores de ese intercambio, explican que el encuentro tuvo la intención de poner todos los antecedentes sobre la mesa antes de la instancia interna del PPD. De todas formas, en esta pasada -y pese a que implica la remoción de una militante-, Piergentili ha estado alineada con el gobierno.

De hecho, y tras finalizar la reunión por acuerdo constitucional en el ex Congreso, la líder PPD dio su respaldo a Jackson -con quien ha tenido desencuentros durante el curso del gobierno- ante una eventual amenaza de acusación constitucional por parte de republicanos debido a este y otros temas relativos a su cartera. “Aquí hay un problema, estamos recabando los antecedentes, que es lo que me corresponde a mí, como presidenta de un partido, de modo de poder tener -tanto para la militancia como para la opinión pública- una posición absolutamente fundada (...). Que este tipo de cosas sean utilizadas para acusaciones constitucionales, me parece que no es estar entendiendo las prioridades del país”, señaló.

Jackson habría reiterado que los WhatsApp que reveló Hidalgo con autoridades como la subsecretaria de Servicios Sociales, Francisca Perales; o la delegada presidencial de la RM, Constanza Martínez, carecen de “contexto” más que el revelado por la exautoridad y que no se le había instruido directamente cómo votar determinados proyectos -como la planta de tratamiento de agua en Quilicura, o el Mall Vivo de Ñuñoa-, sino que estuviera presente en las sesiones de comisión de evaluación ambiental como el resto de las autoridades regionales. Cuenta de ello es que en más de una ocasión no votó alineada con las pretensiones de gobierno.

También se habría aclarado que en el caso de supuesta violación, el primer reporte se habría hecho a funcionarios de la seremi metropolitana de Desarrollo Social, por lo que correspondía que el hecho fuera denunciado desde esa repartición.

Sobre ese último punto, Hidalgo afirmó ayer una versión distinta. Aseguró que fue notificada por una de las trabajadoras de la seremía, quien le dijo que “se estaba activando la red a nivel ministerial”, pues la residencia donde habrían ocurrido los hechos dependía directamente del ministerio. La exautoridad aseguró tomar conocimiento de los antecedentes cuando ya había denuncia respecto al caso, dado que los antecedentes habrían sido reportados al “nivel central”.

La declaración en el PPD fue consensuada de forma unánime, pese a que algunas voces más cercanas a Hidalgo -como el primer vicepresidente, Marco Antonio Núñez- salieron en su defensa durante el curso de la reunión de mesa. Conocedores de la estrategia adoptada por el partido, afirman que se optó por una “versión tajante, con el fin de cerrar el flanco con el gobierno y no escalar más el conflicto”.

Más dura fue la declaración del comunal Ñuñoa de la colectividad -del cual es parte Hidalgo, como exconcejal de la comuna-, quienes emplazaron a la mesa nacional a que, “en aras de no perjudicar la imagen partidaria, invitamos a la Dirección Nacional a analizar, estudiar minuciosamente y recomendar a las mejores personas para ocupar un cargo, tanto en capacidades, competencias, habilidades y sobre todo con códigos de ética y visión política, para evitar situaciones similares en el futuro”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.