El lugar en Chile del béisbol, el deporte que le quitó a la U el terreno para el estadio

Uno de los jugadores que practican béisbol en Chile (Foto: Fechibeis)

La federación que preside Juan Carlos Barrera agrupa a unos cinco mil cultores, repartidos en distintas regiones del país. La presencia más fuerte está en la región Metropolitana, precisamente donde pretende sentar sus bases.




El béisbol frenó el proyecto más ambicioso de Universidad de Chile. El mismo día en que El Deportivo anunció el sitio que Azul Azul, el gobierno y la municipalidad de Cerrillos negociaban el sitio para albergar la realización inmobiliaria más esperada por el club laico, la federación de ese deporte alzó la voz. Apenas un par de horas tardó en generar la alerta para sostener que el terreno ya estaba comprometido para una obra tan ambiciosa y trascendente como la del club estudiantil: el complejo que albergaría a su actividad y que, de paso, serviría como locación para el desarrollo de la disciplina en los Juegos Panamericanos de 2023.

Casi inmediatamente surgieron, también, los reproches de los fanáticos azules. Principalmente en las redes sociales, varios espetaron que se trataba de un deporte sin raigambre en la cultura nacional y que, desde esa perspectiva, no cabía siquiera la posibilidad de que pusiera en duda el sueño que los laicos han atesorado durante toda su existencia. “No lo juega nadie”, fue el comentario que más se repitió en las redes sociales, de parte de los fanáticos laicos. La afirmación reúne, según afirman en la Fechibeis, una alta dosis de soberbia y otro tanto, igualmente significativo, de desconocimiento. Dicen que las cifras desacreditan tajantemente esa creencia.

Por lo pronto, el presidente del COCH, Miguel Ángel Mujica, ha ratificado el compromiso con la federación beisbolística, lo que significa un fuerte espaldarazo. “Este comodato fue firmado en el mes de noviembre y su proceso ha ido avanzando tal como se tenía estipulado. Ya tenemos incluso el documento protocolizado en la notaría, ese será el terreno donde se construyan las instalaciones de béisbol y sóftbol para los Juegos Panamericanos”, sentenció a El Deportivo.

Un partido de béisbol en Chile. (Foto: Fechibeis)

Un deporte que crece

La entidad que preside Juan Carlos Barrera exhibe con orgullo que unos cinco mil cultores participan en las actividades que organiza, entre el béisbol y el sóftbol, los deportes que están agrupados en la federación. De esa cifra, que parece mínina en relación a los que mueve Universidad de Chile en cada jornada la mayor parte corresponde a jugadores, pero también considera a árbitros, técnicos y anotadores e incluso a los familiares de los deportistas. La organización tampoco es nueva. Su fundación data de 1953. Eso sí, en ella reconocen que la inmigración de ciudadanos provenientes de países con mayor tradición ha significado un fuerte impulso y que ha engrosado considerablemente sus filas. Y que, por cierto, la ha dotado de jugadores de mayor talento. Ese capital humano pretenden traducirlo en favor de las selecciones nacionales.

El béisbol está arraigado en Chile mucho más que antes. Están equivocados cuando dicen que no lo juega nadie. Hoy hay mucha gente que lo practica. Los inmigrantes lo hacen. Han elevado mucho el nivel y me atrevería a decir que le han dado mucha calidad. Ha venido gente que juega en buenas ligas. La mayor parte de la selección femenina venezolana de sóftbol está en Chile, por ejemplo. Estamos por seleccionar a seis jugadoras venezolanas. Entonces, es obvio que el fútbol tiene una gran repercusión, no podemos negarlo, pero también es cierto que el béisbol y el sóftbol han ido creciendo y que se están transformando en deportes importantes”, sostiene Barrera.

Haber abandonado el Estadio Nacional, dice Barrera, le generó perjuicio. “En Santiago había un auge, por decirlo así, pero como nos pidieron el Estadio Nacional, tuvimos que paralizar las escuelas. De eso hace dos años. También nos afectaron el estallido social y la pandemia. Con la ministra Pérez habíamos acordado tener un nuevo terreno para seguir desarrollándonos. Por eso nos molesta lo que está pasando. A mí no me ha llamado nadie de Universidad de Chile. Mujica nos dio certeza de que nadie se podría meter en nuestros terrenos. Me gustaría hablar con el presidente de Azul Azul, pero le voy a decir lo mismo: que velaré por los intereses de mi federación. Somos la más atrasada en cuanto a infraestructura, pensando en los Panamericanos. Nos tenemos donde entrenar en la región que más gente tiene asociada. Las selecciones entrenan en un estadio en Ñuñoa, con el apoyo del gobierno, hay que admitirlo. Lo tuvimos que adecuar. Sirve más para el sóftbol. Pero la realidad es que no hay competencia hace dos años. La gente nos pasa la cuenta a nosotros, como dirigentes”, explica.

Otra acción de béisbol en Chile (Foto: Fechibeis)

Clubes y asociaciones

La orgánica del béisbol en Chile es bastante nutrida. La componen nueve asociaciones regionales, asentadas en Arica, Iquique, Alto Hospicio, Tocopilla, Antofagasta, La Serena, San Antonio, Concepción y Santiago. Cada una organiza sus respectivas competencias. En total, son los 120 clubes inscritos en las respectivas organizaciones de base. El mayor número de escuadras está en la región Metropolitana, con 52, la zona que también detenta la más alta cantidad de jugadores registrados: 1.443. Del resto de las ciudades, San Antonio, con 666 deportistas, es la reúne la cifra mayor. Hay 863 beisbolistas de otros lugares que esperan el reconocimiento federativo a los clubes de los que forman parte. Están localizados en San Bernardo, Talca, Colchagua, Curicó, Rancagua y Concepción.

En resumen, son 156 los clubes y 4.682 los jugadores que participan activamente en la federación, una cantidad con la que le hacen frente al intento de ninguneo. La Fechibeis actúa como el ente articulador y está vinculado, a su vez, con las máximas instancias a nivel nacional, continental y mundial. Forma parte del Comité Olímpico de Chile, de las confederaciones panamericanas de béisbol y sóftbol, de la confederación sudamericana de la especialidad y es reconocida como la federación chilena por la Worldwide Baseball and Softbol Confederation (WBSC).

La reactivación del proyecto Parque Estadio Nacional, con motivo de la organización de los Juegos Panamericanos de 2023, dejó a la Fechibeis sin su complejo más importante. Fue por esa razón que surgió la posibilidad de trasladarse a Cerrillos. Y es por eso, en definitiva, que están dispuestos a defender con todas las herramientas que tengan a la mano, los compromisos que las autoridades gubernamentales suscribieron con ellos.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.