El “Toretto” de Melipilla: el pasado delictual y la obsesión “tuerca” del detenido por el homicidio del sargento Retamal

Yeremy Rodríguez (24).

Yeremy Rodríguez (24) es el principal sospechoso del crimen del sargento Carlos Retamal (40), el mártir 1.229 de Carabineros. Su arresto dejó al descubierto los antecedentes policiales que mantenía desde 2019 y, además, su permanente participación en las denominadas "carreras clandestinas" donde los "guiños" en sus redes sociales a la película "Rápido y Furioso" eran constantes.


Un día después de que el sargento Carlos Retamal (40) fuera brutalmente agredido en una “carrera clandestina”, en San Antonio, con una “gata hidráulica” en el rostro, quedando en riesgo vital y en estado de coma por tres días, el principal imputado en el caso, Yeremy Rodríguez Carvallo (24), compartía en su Facebook un compilado de las carreras de la película Rápido y Furioso. “Un crack”, escribió al colgar el registro en su perfil, haciendo mención al fallecido actor de la zaga, Paul Walker.

Eso fue el lunes 10 de octubre. Al otro día, el martes en la noche, el sargento Retamal fallecía en el hospital de Dipreca, conmocionando a la totalidad de las filas de Carabineros. El general director de la policía uniformada, Ricardo Yáñez, incluso, advirtió sobre la escalada de violencia contra la policía uniformada que no cesa y que “es el momento en que nuestros carabineros, los que arriesgan todos los días la vida, reciban el real respaldo y apoyo que merecen de una institución que sabemos que tiene riesgo, pero que merece el reconocimiento y apoyo de todos los actores para poder trabajar tranquilos y seguros”.

A cuatro días del mortal ataque registrado durante la tarde del domingo 9 de octubre, finalmente la PDI logró la detención en Melipilla del, hasta ahora, único sospechoso. Según las primeras versiones de la policía, el joven de 24 años se había “quebrado” ante los investigadores y reconocido el crimen, tras ser citado a declarar. Sin embargo, desde su defensa descartaron esa versión.

Durante este jueves en la audiencia de formalización, la Fiscalía detalló los antecedentes policiales que registra Rodríguez. El 18 de abril del 2019 fue detenido por el delito de hurto agravado y cinco meses después, nuevamente, sería arrestado por porte ilegal de munición. En julio de 2020, otra vez, enfrentaría a la policía, dado que fue sorprendido quebrantando una cuarentena.

Pero, además, según los antecedentes que maneja el Ministerio Público, el día de la agresión al carabinero, el imputado se movilizada en un vehículo, modelo Nissan V16, que mantenía encargo por robo.

En la audiencia de formalización, además, Osvaldo Ossandón, detalló cómo reaccionaron algunos de los testigos al enterarse del caso. El persecutor leyó algunas declaraciones de personas que estuvieron ese dóa en la carrera, donde, por ejemplo, un testigo señaló que se comunicó con el imputado tras los hechos: “Él me dice que le había pegado al paco (...) Con un fierrazo, que le había lanzado un fierro con el cual sacaba la rueda de repuesto de su auto”.

En otra declaración, leída por el fiscal, el acusado le habría dicho a un testigo: “Hermano, le tiré el fierro”. A su vez, el otro sujeto le habría replicado: “Hermano pa’ qué hací esa hueá”. Luego, Rodríguez habría visto el caso en las noticias. “No hay nada que hacer, tiempo al tiempo”, habría comentado.

El Ministerio Público pidió la prisión preventiva del imputado, a lo que se allanaron los querellantes en la causa -el gobierno y la familia del sargento asesinado-. La petición de esta medida cautelar fue acogida por el tribunal.

“Pikes y más pikes”

El llamado al cual concurrió el sargento Retamal, el domingo en San Antonio, fue para fiscalizar y detener una “carrera clandestina” que, a las 18.22 de la tarde, se realizaba en un camino rural.

Allí participaban entre 50 y 70 personas, todas movilizadas en vehículos arreglados y dotados de motores con ruido, aceleradores potenciados y muchas luces de neón. En este grupo habría estado el imputado, quien -según la querella presentada por la familia del policía fallecido- desde un auto en movimiento golpeó al carabinero con una “gata hidráulica”.

La participación del principal sospechoso del crimen en este tipo de eventos no fue fortuita, dado que es un habitual seguidor de estos eventos prohibidos por ley. Así lo deja ver en sus redes sociales, donde en su Facebook publicó el viernes 7 de octubre un video antiguo donde se le ve grabando una de estas carreras. El registro fue acompañado de la siguiente frase: “Pikes y más pikes, súper buen día el de ayer”.

El viernes, además, compartió un video sobre carreras clandestinas en República Dominicana, acompañado de una frase insultando a Carabineros: “Por el pi.. pacos qls (sic)”.

El miércoles 12 de octubre, en tanto, compartió una publicación de otra persona en la que se hablaba de la muerte del carabinero. La publicación de Hernán Hermosilla, que era acompañada con la foto de un auto, lamentaban “como mundo tuerca” la muerte del sargento Retamal. En el texto además se lee que “ojalá la gente se quite el pensamiento de la cabeza de que somos unos delincuentes, porque no señores, no somos unos DELINCUENTES, somos jóvenes que buscamos la forma de disfrutar de nuestra pasión sin que nos cobren”.

Quién reaccionó a la detención del imputado fue el padre del sargento Retamal, quien solo se limitó señalar que “confío en la justicia, estamos en un Estado de derecho”. Sin embargo, tuvo una dura crítica a la coalición de gobierno, a quienes pidió alejarse de su familia.

“Las señales intelectuales que se han dado de parte de los gobernantes no son las mejores. Resulta que las autoridades un año atrás llamaban a las protestas con un perro emblemático que le llamaban el ‘perro mata pacos’, cuando resulta de que salen publicaciones donde invitan a orinar en un casco militar, entonces se han trastocado valores y esos valores que se han ido trastocando le hace daño a la sociedad”, dijo Juan Carlos Retamal.

Al interior de Carabineros hay cierta preocupación por las señales que deberá dar el mando en los próximos días hacia los efectivos que saldrán a cubrir los desmanes que se esperan para este fin de semana, en conmemoración del tercer aniversario del estallido social. “¿Con qué cara les vamos a decir a los carabineros que salgan a hacer su trabajo, bajo este escenario?”, advierte un general de la policía uniformada. Lo cierto, agrega, deberán salir igual y asumir los riesgos de lo que se prevén serán días complejos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.