Gobierno tramita vuelo humanitario para 210 personas varadas en Rapa Nui

Rapa-Nui

Un grupo de 210 personas no ha logrado salir de la isla desde el cierre de fronteras, en marzo de 2020. Algunos son continentales que quedaron sin trabajo y que han tenido dificultades para asumir el alto costo de vida local. En los próximos días debería concretarse un vuelo que los traerá de regreso. “Aunque sea hermosa la isla y un paraíso, al final va siendo una cárcel”, cuenta uno de ellos.




Un grupo de 210 personas se encuentra varado en Rapa Nui, a raíz del cierre de fronteras que rige desde marzo de 2020, cuando el Covid-19 comenzó a expandirse por el país.

Se trata de algunos continentales que quedaron sin trabajo tras el cierre del turismo, residentes que requieren tratamientos médicos particulares, familiares que estaban de visita y personal sanitario que fue derivado al hospital local, entre otros.

También hay quienes necesitan viajar por trámites personales, y un segundo grupo, de casi 160 residentes, que está en el continente y no ha podido retornar a la isla.

¿La razón? Los vuelos comerciales están suspendidos y el único avión disponible es un Latam que transporta mercaderías y que aceptó, a fines de julio, llevar a solo 10 pasajeros -de la isla al continente- y trasladar en su regreso a otros 30.

Ese vuelo sale cada 15 días, dando “prioridad a la gente con problemas de salud o problemas sociales graves, y va quedando abajo la gente que no tiene tanto problema, pero que necesita volver igual. Tenemos gente de verdad atrapada”, dice el delegado presidencial provincial de Rapa Nui, René de la Puente.

Gran parte de quienes intentan salir de la isla trabajaban en el área de servicios, asociados a los 120 mil turistas que cada año llegan a Rapa Nui. Pero cuando la pandemia cerró el aeropuerto, todo se paralizó y han asumido con grandes dificultades el elevado costo de vida de la zona: el kilo de pan está a $ 3.500, cuentan.

“Aunque sea hermosa la isla y un paraíso, al final va siendo una cárcel”, cuenta un extrabajador que hace seis años se instaló en la zona y hoy engrosa la lista de espera para abordar un avión.

Vuelo humanitario

Entre marzo de 2020 y junio de este año, el municipio ha gestionado nueve vuelos para 2.300 personas que viajaron al continente y otras 2.500 personas que retornaron a la isla. Pero solo uno de ellos, explican desde el municipio, fue costeado por el gobierno.

En esta oportunidad, el delegado De la Puente señala que “estamos negociando con Latam para en el corto plazo traer un vuelo masivo, financiado por el Estado”.

La autoridad solicitó al Ministerio del Interior recursos para costearlo, los que estarían disponibles, explica. “Los fondos son de emergencia y están en la antigua intendencia, hay que ejecutarlos”, señala De la Puente, quien detalló que ya se pidió un presupuesto a Latam, que se estima bordeará los $ 70 millones.

Mientras la reapertura de fronteras en el continente está programada para el 1 de octubre, la normalización de los vuelos a Isla de Pascua es incierta. Eso, pues si bien se ha solicitado alcanzar el 80% de la población adulta vacunada para concretar la apertura, esta no supera el 60% y en las últimas semanas se ha estancado.

“Estamos súper entrampados, a pesar de que estamos promocionándolo. Hacemos campañas en las noticias, en las radios. El equipo de vacunadores se mueve por diferentes lugares. Está complicado. Esa es nuestra principal complicación hoy en día”, dice De la Puente.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.