Tercera PM
Presenta:

La animada cumbre de la familia Piñera-Chadwick en La Moneda para festejar los 103 años de su tío obispo

Hermanos, primos e hijos se reunieron ayer en el palacio para compartir un almuerzo en honor a Bernardino. Una cita en la que, según confirmaron desde Presidencia, el mandatario pagó personalmente todos los gastos.


Oficialmente, Bernardino Piñera Carvallo es el obispo de mayor edad del mundo. El próximo 22 de septiembre cumplirá nada menos que 103 años. Un hito que ameritaba una celebración acorde a la ocasión: nada menos que un almuerzo familiar en el palacio de La Moneda, encabezado por su sobrino, el presidente Sebastián Piñera.

El sacerdote llegó ayer miércoles a la sede de gobierno, y luego cruzó los patios caminando lentamente, con el apoyo de Piñera y de su esposa, Cecilia Morel. Entre otras cosas, fue ahí que el presidente bromeó con las naranjas del Patio de los Naranjos, diciendo que “a veces colgamos naranjas para que se vea más bonito”.

Bernardino Piñera, quien es arzobispo emérito de La Serena, ingresó a continuación al comedor donde lo esperaban más miembros de su familia. De acuerdo a una foto que posteó el propio mandatario en Instagram, en la cita estaban sus hermanos Pablo y Magdalena y su hijo Sebastián. Hubo, eso sí, dos ausentes de la cita: el ex ministro José Piñera y el cantante Miguel “Negro” Piñera.

Pero además, estaba presente otra rama de la familia: los Chadwick Piñera, también sobrinos de Bernardino, con la presencia de dos primos del mandatario: el ministro del Interior, Andrés Chadwick -cuyo tercer nombre es, precisamente, Bernardino-, y el actual presidente de Enel, Herman Chadwick.

El almuerzo para los 12 invitados constó de tártaro frio con lechuga de entrada, salmon con salsa de albahaca de fondo, pavlova con frutos rojos y manjar de postre, agua y bebida.

La distendida cita, de cerca de una hora de duración, tuvo momentos emotivos, como cuando los presentes le cantaron el “cumpleaños feliz” a Bernardino y luego le entregaron regalos, a lo que el sacerdote -que este año además conmemora las seis décadas de su ordenación como obispo- respondió con un sentido discurso agradeciendo la instancia y recalcando la importancia de que la familia estuviera unida.

Desde La Moneda, además, se hizo hincapié en un punto: que el evento fue costeado de su bolsillo por Sebastián Piñera, al tratarse de una actividad familiar.

Seguir leyendo