Ninguno funciona, pero tres reabrirán en agosto: la criticada renovación de la administración de 10 ascensores en Valparaíso

El ascensor Cordillera. Foto: Dedvi Missene

La decisión fue tomada pese a que el Consejo Regional y los vecinos eran partidarios de que otra entidad asumiera la administración. Los aparatos fueron adquiridos por el Estado para su rehabilitación hace una década, pero a la fecha las obras que están a cargo del MOP siguen en desarrollo. El ministro Juan Carlos García estima que a fin de año se licitarán dos proyectos de refacción más.


Mañana el gobernador regional de Valparaíso, Rodrigo Mundaca, oficializará la renovación por cinco años más de la administración de diez ascensores estatales a manos del municipio representado por su alcalde, Jorge Sharp, mediante la firma de la prórroga del comodato vigente desde 2021.

Se trata de los elevadores Espíritu Santo, Concepción, Cordillera, Artillería, Florida, Mariposas, Monjas, Larraín, Villaseca y el terreno del desaparecido ascensor Santo Domingo, los cuales fueron comprados por el Estado en 2012 para su recuperación. Sin embargo, a la fecha ninguno se encuentra en funcionamiento.

Los tres primeros retomarán su funcionamiento el 30 de agosto, según comprometió en mayo el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, promesa que reafirmó ayer tras asegurar que “estamos trabajando en la recuperación de los ascensores Cordillera, Concepción y Espíritu Santo, manteniendo las fechas comprometidas para que estén en operación en el mes de agosto”.

El secretario de Estado agregó que la firma del comodato entre el Gore y el municipio “nos permitirá seguir avanzando en nuevos proyectos. Es un documento fundamental para que podamos retomar la recuperación de los ascensores Villaseca y Monjas, que está a medio curso su recuperación, de manera que a final de año podamos iniciar el proceso de licitación para terminar las obras y asimismo pueda retomar los proyectos de diseño y licitación de obras de los otros ascensores que son parte del conjunto de nueve ascensores del Gore que están en manos del Ministerio de Obras Públicas para su recuperación”.

En la actualidad, solo están activos cinco elevadores municipales: Barón, Polanco, Reina Victoria, El Peral y San Agustín.

El alcalde Sharp señaló que “todos los ascensores que hoy funcionan son administrados por el municipio. El desafío que hemos acordado con un grupo de juntas de vecinos es crear una corporación municipal, donde diferentes actorías académicas, técnicas y de la economía local de la comuna puedan ser parte de la administración y gestión de la red de ascensores de Valparaíso”.

Asimismo, el jefe comunal dijo que “además de los tres que se reabrirán en el segundo semestre, creemos fundamental ampliar esta red gestionando la apertura de los que actualmente se encuentran en obras o en proceso de licitación. Para el futuro es importante contar con el compromiso del MOP y del Ministerio de Transportes, a través del subsidio que otros medios de transporte público reciben en distintas partes de Chile, porque hay que entender que los ascensores para Valparaíso, más que un servicio turístico, son un medio de transporte que movilizan a miles de porteñas y porteños”.

Por su parte, César Andrade, vocero de la Agrupación de Usuarios de Ascensores de Valparaíso (Ascenval), comentó que “no había otra opción, porque el comodato vence en septiembre de este año (...) se entregan tres ascensores en agosto, entonces, si no se renovaba, no había quién los administrara. Porque el Gore tampoco tiene una entidad que los administre. Ahora, el gobernador (Mundaca) ha mencionado que se creó un comodato mucho más estricto, y eso es algo lo que tenemos que ver. Solo se nos mencionó eso: que era mucho más exigente para que los administre el municipio”.

Mientras, el consejero regional Manuel Millones criticó que “la renovación del comodato de los ascensores al municipio porteño de parte del señor gobernador (Rodrigo Mundaca) fue una decisión inconsulta con el Consejo Regional (Core), pese a haber sido parte de un largo debate a fin del año pasado, donde mayoritariamente, incluyendo al gobernador Mundaca, éramos partidarios de buscar otra entidad pública que asumiera su administración, dada la mala experiencia con la municipalidad que los tiene bajo su tutela desde el 2012 y a la fecha no hay un plan de gestión que asegure la sustentabilidad financiera de la red de ascensores”.

Millones, que preside la Comisión de Ordenamiento Territorial y Transportes del Core, añadió que “no obstante lo anterior, ahora el municipio debe asumir los gastos operacionales de todo el sistema y los nuevos recursos que se demanden cuando estén en pleno funcionamiento”, compromiso que considera “clave” para la recuperación de los ascensores cuyos proyectos aún han comenzado -Artillería, Florida, Mariposas, Larraín y Santo Domingo- y para los cuales “se está pidiendo una reevaluación”.

En mayo, vecinos de Valparaíso entregaron una carta al gobernador regional solicitando que EFE administrara los ascensores, apelando al retraso en su puesta en marcha, lo que perjudica su calidad de vida. En respuesta, Mundaca señaló a La Estrella de Valparaíso que “nos entregaron una carta con la posibilidad de que sea Merval el que asuma la administración de los ascensores. No hemos pensado en desprendernos de la propiedad de los ascensores, porque no es una facultad solo del gobernador, sino que del Consejo Regional y, por tanto, nos parece interesante lo que nos han planteado. Abre el espacio de discusión y me he comprometido a gestionar una reunión con el ministro de Obras Públicas a objeto de que conozca la postura de los vecinos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.